publicidad
Ella quiso elegir un disfraz muy mexicano, basado en el cuento de La Llorona, un alma en pena que buscaba a sus hijos.

Llorona, escalofriante cuento

Llorona, escalofriante cuento

Dicen los cronistas que en los túneles y callejones de Guanajuato aún es posible escuchar los lamentos de la Llorona.

Ella quiso elegir un disfraz muy mexicano, basado en el cuento de La Llo...
Ella quiso elegir un disfraz muy mexicano, basado en el cuento de La Llorona, un alma en pena que buscaba a sus hijos.

Las calles subterráneas

GUANAJUATO, México – Dicen que cometió un horrible crimen. Que malos augurios acarrea el escucharla. Que su grito más doliente lo lanza a las 12 de la noche, y a esa hora todo se llena de aflicción y miedo: es la Llorona.

En Guanajuato vivió una mujer muy rica y muy celada por sus padres, quienes no permitían que ningún hombre la cortejara e intentara enamorarla.

Ella, custodiada por su dama de compañía, asistía todos los domingos a misa. Así fue como conoció a un guapo caballero, mientras caminaba por una calle subterránea de la ciudad.

El hombre comenzó a cortejarla, a escondidas se entrevistaba con ella a través de su balcón. Esas visitas tuvieron consecuencias y la señorita resultó embarazada. Para ocultar la deshonra sus padres decidieron enviarla a vivir a Guadalajara.

publicidad

El tiempo pasó y la joven retornó a la casa de sus padres. El joven regresó a buscarla y por las noches volvieron a sus visitas nocturnas, pero nuevamente resultó embarazada. Entonces sus padres amenazaron con expulsarla del hogar si no se deshacía de sus hijos.

Una noche, ella tomó a los dos pequeños y caminaron juntos por la calle subterránea. Llegaron al pie del Convento de San Diego de Alcalá (en el Centro Histórico) y ahí los abandonó.

Invadida por la pena y arrepentida de su acción, la mujer comenzó a llorar e intentó regresar en busca de sus hijos, pero como la calle subterránea era un verdadero laberinto, no recordó el camino de vuelta.

Desde entonces, cuenta la leyenda que el alma de esta mujer deambula en busca de sus hijos.

En la madrugada

Según los cronistas de Guanajuato "se sabe de muchas personas  que  la han escuchado por las calles y callejones de la ciudad, principalmente en las primeras horas de la madrugada".

Él mismo fue testigo de unas de sus tantas apariciones. "Cuando tenía ocho años, caminaba con mi padre por el centro de la ciudad. Cerca del mercado Hidalgo, un señor nos llamó muy asustado y nos pidió que entráramos rápidamente a su casa".

Al cerrar la puerta, recordó, sentimos un aire fuerte que nos envolvió. Escuchamos un lamento lastimero que todavía recuerdo. Luego de diez minutos, el hombre abrió la puerta y se asomó hacia la calle. Ahora sí ya váyanse a casa, nos dijo, pero háganlo rápido si no quieren toparse con la Llorona y se los lleve con ella al otro mundo.

publicidad

Atemoriza a todo México

La Llorona es una de las leyendas más fuertes en México. La mujer fantasma que recorre los caminos en busca de sus hijos es conocida a lo largo y ancho del territorio nacional. Desde Sonora, en el norte, hasta Yucatán, en el sur, no hay pueblo que no posea su propia versión de la leyenda, ni hombre que dude o cuestione su existencia.

Según la investigadora Helena Rivas, del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua, la leyenda de la Llorona surgió en la Colonia. Sin embargo, sus antecedentes son mucho más antiguos. Tanto, que se pierden entre los mitos prehispánicos.

Su origen parece remontarse a los siglos XIV y XV y tiene que ver con la diosa Cihuacóatl. El antropólogo mexicano Miguel León-Portilla, en su libro de crónicas indígenas "Visión de los vencidos", registró los primeros bocetos de esta leyenda.

En él narra que antes de la llegada de los españoles, en la antigua ciudad de Tenochtitlan, capital del Imperio Azteca, muchas veces se oían voces de mujeres que lloraban y gritaban por la noche y decían: "Hijitos míos pues ya tenemos que irnos; hijitos míos ¿a dónde os llevaré?", como un augurio de la venida de los conquistadores.

La Malinche

Por su parte, Bernardino de Sahún en su "Historia general de las cosas de Nueva España" se refiere a esa diosa, la cual aparecía con la imagen de una señora vestida con finos ropajes..."decían que de noche voceaba y bramaba en el aire... Los atavíos con que esta mujer aparecía eran blancos y los cabellos semejaban cuernos en la frente".

publicidad

El cronista Luis Fernando Wahr narra que estos lamentos provienen del alma de la Malinche, que venía del otro mundo a recorrer las calles de las ciudades llorando su pena por haber traicionado a su pueblo, ayudando a los españoles para que lograran la conquista.

Wahr afirma que la Llorona "era unas veces una joven enamorada que había muerto en vísperas de casarse y traía al novio la corona de rosas blancas que no llegó a ceñirse; y otras veces, la viuda que venía a llorar a sus tiernos huérfanos".

En todo el país

También se cuenta que es la esposa muerta en ausencia del marido, a quien venía a traer un beso de despedida que no pudo darle en su agonía. Y que se tornó en la desgraciada mujer, vilmente asesinada por el celoso cónyuge, que se aparecía para lamentar su fin desgraciado y reivindicar su inocencia.

Hay quienes afirman que escucharla acarrea penas y calamidades. Otros, que trae la muerte para quien oye los gritos de esta mujer que cometió un horrible crimen contra sus hijos.

También hay quienes afirman que el lamento de la Llorona dejó de escucharse durante el siglo XIX, pero hay que tener cuidado, pues no son pocos quienes aseguran que su figura todavía puede verse y escucharse en los caminos y calles de distintos pueblos del país.

publicidad
publicidad
Comunidad
Autoridades locales informaron que a partir de este sábado y hasta el cuatro de noviembre se realizarán múltiples eventos y actividades con motivo del Día de muerto, a fin de preservar el patrimonio hispano en la ciudad.
Omar y Argelia hablan de la tendencia en redes sociales de publicar fotos de las pompas de los bebés maquilladas de calabaza para este Halloween. Argelia reta a Omar para que lo haga, pero se lleva una sorpresa.
La cita es el domingo 29 de octubre en el parque Steele Indian School a partir del medio dia y hasta las 6 de la tarde. ¡No te lo pudes perder!
Omar revela la lista de deseos de los niños en Halloween, los dulces quedaron atrás, así que más vale que te prepares con dinero, juguetes o likes.
publicidad