publicidad

Alejandra Espinoza quiere bebé para el 2014

Alejandra Espinoza quiere bebé para el 2014

Como todos en estas fechas, la guapa conductora de El Gordo y la Flaca está ansiosa de que llegue el 2014 para hacer realidad sus sueños.

Un año está por terminarse y viene otro que seguramente será mucho mejor para todos porque es una oportunidad para comenzar de nuevo y realizar todos los planes y metas. Para la guapa Alejandra Espinoza, este fue un año lleno de satisfacciones y nos confiesa que tiene muchos deseos para el que está por llegar.

La hermosa conductora de El Gordo y la Flaca tuvo un 2013 del que está muy agradecida. A inicios de este año, sus padres le auguraron un gran año, lleno de éxitos y bendiciones, cosa que se hizo realidad para la mexicana quien desde el inicio de año, estuvo acompañada del éxito.

Un deseo muy esperado

Apenas había empezado el 2013 y Alejandra lo comenzaba como ganadora del premio a la mejor presentadora en Premios TVyNovelas de ese año, lo cual significa un gran logro para la reina de belleza. La conductora opina que a partir de esa fecha, todo ha sido trabajo y éxito para ella.

Gracias a tantas bendiciones, la presentadora se siente muy agradecida con sus padres, con su trabajo y con su esposo, tanto que no se le ocurrió que más pedir a Santa Claus pues ella ya tiene todo lo que necesita en su vida.

Pero, ¿cuáles son los propósitos de la guapa conductora para el año que se aproxima? Alejandra sólo tiene un deseo para cumplir en el 2014, algo que quiere impacientemente y ese es, ¡embarazarse cuanto antes! Tener un hijo el año que viene es la próxima misión que tiene la reina de belleza se propobne. ¿Cuál es tu deseo para este 2014?

publicidad


publicidad
publicidad
Aureliano Salgado sorprendió a la presentadora en el último minuto del noticiero, pero quedó pendiente la mordida de la torta.
La compañía de vestidos de novia Alfred Angelo cerró sus puertas repentinamente, dejando a cientos de mujeres en la incertidumbre. Sin embargo, utilizando las redes sociales muchas mujeres se han solidarizado, para que brindar una solución a las que pronto van al altar.
Tras el cierre repentino de las tiendas, la compañía se disculpó con sus clientes e indicó que pueden ponerse en contacto para conocer el estado de sus órdenes. Muchas novias podrían recibir sus vestidos.
Sarah Cummins aprovechó el alquiler del salón y la comida, de unos 30,000 dólares, e invitó a 170 personas sin hogar.
publicidad