publicidad

Los colombianos festejan Navidad con muchos juegos

Los colombianos festejan Navidad con muchos juegos

El inicio de las fiestas navideñas en colombia inician la 'Noche de las Velitas', que se lleva a cabo el 7 de Diciembre.

Los últimos días de noviembre, la alegría invade a los colombianos, las calles se llenan de luces y todos se preparan para celebrar la Navidad.  Esta gran fiesta reúne a la familia y a los amigos alrededor del pesebre, en donde se conmemora el nacimiento del Niño Jesús.

El inicio de las fiestas navideñas se hace oficial con la Noche de las Velitas, que se lleva a cabo el 7 de Diciembre, víspera de la fiesta religiosa de la Inmaculada Concepción de María. En esta fecha, las familias se reúnen para encender una gran cantidad de velas o faroles en frente de las casas y, de esta forma, trazar el camino para que la Virgen María bendiga sus hogares.

publicidad

Una de las principales características de las festividades navideñas en Colombia es que para la preparación de la comida, colabora toda la familia, ya sea desde la preparación de los buñuelos, hasta el banquete para la cena, que puede ser, dependiendo cada familia; tamales, ajiaco, sancochos, lechona, pernil de cerdo ahumado y pavo relleno.

Después de cenar se abren los regalos, momento en el que todos se acercan al arbolito y así ir descubriendo que fue lo que dejo para cada quién Papá Noel.

En cuestión de diversión destacan las distintas formas del juego de aguinaldos, la más conocida es el "Tres pies", en el cual si uno está de pié y se descuida, el oponente viene con sigilo y le pone su pié entre los de la otra persona, mientras grita:”¡Tres pies, mis aguinaldos!". Hay que pagarle lo que se haya apostado, generalmente una suma muy pequeña pues es un juego en el que participan también los niños.  Otros de estos juegos son Pajita en boca, A dar y no recibir, Al sí y al no.

publicidad
publicidad
Aureliano Salgado sorprendió a la presentadora en el último minuto del noticiero, pero quedó pendiente la mordida de la torta.
La compañía de vestidos de novia Alfred Angelo cerró sus puertas repentinamente, dejando a cientos de mujeres en la incertidumbre. Sin embargo, utilizando las redes sociales muchas mujeres se han solidarizado, para que brindar una solución a las que pronto van al altar.
Tras el cierre repentino de las tiendas, la compañía se disculpó con sus clientes e indicó que pueden ponerse en contacto para conocer el estado de sus órdenes. Muchas novias podrían recibir sus vestidos.
Sarah Cummins aprovechó el alquiler del salón y la comida, de unos 30,000 dólares, e invitó a 170 personas sin hogar.
publicidad