publicidad

Bush indultó a dos pavos

Bush indultó a dos pavos

En la víspera de Thanksgiving, los pavos 'May' y 'Flower' salvaron la pechuga y encabezarán desfile en Disney.

WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, perdonó la vida a dos pavos criados en una granja de Indiana, en un gesto misericordioso que se repite cada año como ceremonia previa a la fiesta de Acción de Gracias, el jueves 22 de noviembre.

"May" y "Flower", los dos ejemplares indultados, de 21 semanas y unos 22 kilos de peso, iniciarán desde hoy un recorrido que les llevará hasta el parque de Disney World, en Orlando, donde encabezarán el Desfile del Día de Acción de Gracias.

Esta es la principal festividad que celebran las familias estadounidenses, que tradicionalmente viajan por todo el país para reunirse con los suyos y poder degustar el plato tradicional, el pavo asado.

Solo en la celebración del próximo jueves se calcula que se consumirán en Estados Unidos unos 45 millones de pavos, y las autoridades calculan que se producirán unos 38,7 millones de desplazamientos.

Desde los tiempos de Harry Truman (1945-1953) existe la tradición de que el mandatario elija a dos ejemplares para salvarlos de su fatal destino, y recientemente la Casa Blanca introdujo un concurso por Internet para que los niños elijan dos nombres para los pavos.

En esta ocasión, los nombres elegidos para las dos aves ha sido "May (Mayo)" y "Flower (Flor)", dos nombres poéticos que, según recalcó Bush, son bien diferentes a los que propuso el vicepresidente Dick Cheney, "Comida" y "Cena".

publicidad

"MayFlower" fue el barco en el que llegaron a mediados del siglo XVII los colonos ingleses que iniciaron la tradición de Acción de Gracias, una celebración con la que agradecieron a los indios nativos su ayuda en las primeras cosechas tras su desembarco.

"Tengo un mensaje para dos amigos con plumas", apuntó el presidente Bush en un mensaje leído en los Jardines Rose, de la Casa Blanca. "No pueden aguantar el calor, de manera que se quedarán fuera de la cocina".

publicidad
publicidad
Aureliano Salgado sorprendió a la presentadora en el último minuto del noticiero, pero quedó pendiente la mordida de la torta.
La compañía de vestidos de novia Alfred Angelo cerró sus puertas repentinamente, dejando a cientos de mujeres en la incertidumbre. Sin embargo, utilizando las redes sociales muchas mujeres se han solidarizado, para que brindar una solución a las que pronto van al altar.
Tras el cierre repentino de las tiendas, la compañía se disculpó con sus clientes e indicó que pueden ponerse en contacto para conocer el estado de sus órdenes. Muchas novias podrían recibir sus vestidos.
Sarah Cummins aprovechó el alquiler del salón y la comida, de unos 30,000 dólares, e invitó a 170 personas sin hogar.
publicidad