publicidad
Para entender los problemas en pareja no es necesaria una maestría en sociología.

Universidad del amor

Universidad del amor

Aunque sea difícil de creer, la mujer puede hacer mucho para que la relación de pareja sea más llevadera.

Para entender los problemas en pareja no es necesaria una maestría en so...
Para entender los problemas en pareja no es necesaria una maestría en sociología.

Joaquín, periodista de 32 años, español, residente en Miami, lleva ocho años felizmente casado, pero no todo ha sido un camino de rosas. Es más, las cosas empezaron a torcerse desde el primer día de matrimonio.Tras celebrar con una estruendosa fiesta, la pareja decidió pasar la noche de bodas en casa, pues entre el sarao y el viaje de novios (el avión salía dos días después), los ahorros no abundaban. Con lo que no contaba la recién casada era con que su esposo se despertaría temprano para jugar las semifinales del torneo de fútbol, en el cual era la estrella. Claro, el enfado de su mujer fue mayúsculo, pero Joaquín argumenta que él tenía sus razones: "Ella quería una gran fiesta y un viaje de novios a un lugar exótico; yo sólo pedía dos horas para jugar al fútbol". A simple vista, no parece que Joaquín cometiera ningún crimen, sobre todo porque el partido era bastante importante.Sin embargo, está dado que nada puede hacer que una mujer entienda que su marido no pase con ella la primera mañana del matrimonio. ¡Absolutamente nada!Curso en diplomacia 101Claramente, para entender los problemas de comunicación entre el hombre y la mujer no son necesarios ni una maestría en sociología ni un doctorado en relaciones conyugales. No. Es necesario algo mucho más difícil de conseguir: hay que tatuarse un tratado en diplomacia en el pecho e invertir grandes dosis de solidaridad para poder aunar nuestros gustos y necesidades con los de esa mujer a la que tanto amamos.Licenciatura en roce Además, debemos partir del conocimiento de que, por naturaleza, el hombre y la mujer están destinados a chocar. Nuestras maneras de expresar lo que sentimos se contraponen constantemente. Es como si, por una extraña razón, un cocotero y una hamaca se atrajeran sexualmente. No tienen nada que ver, seguro que sus filosofías de vida son totalmente diferentes, pues uno anda siempre por las nubes y la otra se arrastra demasiado a ras de suelo. En muchos casos, incluso los principios morales de uno y otra pueden rondar cada uno por un polo. Ahora, eso sí, cuando aprieta el frío y arde la sangre en las venas, el cocotero no puede pensar en otra cosa que no sea su hamaquita y en lo bonita que se ve tirada en la arena, con el sol quemándole la piel. Que digan lo que digan, se atraen.Maestría en compromisoTampoco deberíamos generalizar. Hay parejas que se entienden a las mil maravillas y pueden pasar toda una vida en un paraíso monógamo que muchos otros quisieran. Pero como todo en el mundo, esos pocos casos bien pueden ser la excepción que confirman la regla. Por ejemplo, Raúl, un ingeniero suizo radicado en Nueva York, asegura que la única forma de entenderse en el matrimonio es poniendo un poquito más de nuestra parte. Eso de encontrarse a medio camino es como las misiones de Tom Cruise: imposibles. "Mi mujer es un amor. Nos llevamos muy bien y hemos tenido cuatro años de matrimonio fantásticos, pero cuando se le mete algo en la cabeza, ¡uff!", asegura resignado el ingeniero. "La cuestión es que ella primero dice que quiere alcanzar un acuerdo, y cuando me ha arrastrado hasta ese happy medium, entonces vuelve a su puesto de partida y pelea por llevarme a su cuarto de terreno. ¡Es impresionante! Y lo peor es que casi siempre acabo por acceder a lo que ella diga", confiesa sin pena.Lee más de Revista Siempre Mujer.

Así las cosas, parece claro que no se trata simplemente de charlar y entenderse. No. Para encontrar una solución al eterno problema de comunicación entre el sexo masculino y el femenino, hace falta que uno de los dos dé su brazo a torcer, y muchas veces, aunque no sea popular admitirlo, somos nosotros los que bajamos la cabeza y claudicamos ante ellas.Por eso también es importante que las mujeres entiendan el cerebro del hombre. Muchas veces, lo único que queremos es un poco de comprensión. Hernán, antropólogo, colombiano y en una larga relación con un chica argentina, sabe que hay cosas que simplemente no vale la pena preguntar. "Todas las tardes, mi novia me pide que veamos una novela juntos". "Aunque al principio era reacio, al final me enganché y ahora incluso me gusta. Sin embargo, ella jamás vendría conmigo al museo de antropología. Dice que se aburriría mucho... ¡qué le voy a hacer!". A la vez, Rafa, un panameño que vive en Los Ángeles, dice que todas sus relaciones han fracasado por la falta de comprensión de sus ex novias. "Es muy difícil estar con una persona que no valora lo que haces, lo que te gusta. Eso sí, que no metiera la pata yo porque entonces no contaban para nada todas las cenas, ramos de rosas ni viajes románticos que hubiéramos compartido. ¡No duda un segundo para comenzar a gritarme!", relata frustrado.Doctorado en amor Aunque sea difícil de creer, la mujer puede hacer mucho para que la relación de pareja sea más llevadera. Darle importancia a los intereses del hombre y, sobre todo, lograr entender que tu pareja es humana y que, de vez en cuando, puede cometer un error que deberías perdonar, es primordial. Porque para graduarnos, estamos condenados a entendernos.Mientras, a nosotros los hombres, al menos ya nos queda claro que si tenemos la última palabra, todo irá sobre ruedas; claro, esto siempre y cuando sea para decir: "Lo que tú quieras, mi amorcito lindo".Lee más de Revista Siempre Mujer.

publicidad


publicidad
publicidad
Las dos menores demostraron su precisión y dominio logrando vencer a decenas de niños. Una de ellas representará al estado en Washington durante la gran final del reconocido concurso.
El Memorial Weekend marca el comienzo extraoficial del verano, pero según la Asociación Americana de Automóviles, el número de accidentes automovilísticos de personas entre 16 y 19 años de edad aumenta un 16% en el periodo que comienza este fin de semana. Las autoridades entregaron estas recomendaciones a seguir para evitar este tipo de catástrofes en los jóvenes.
El juego ha tomado fuerza en varios países, y consiste en que mientras uno de ellos recita el abecedario otro le va haciendo daño en la piel. La práctica deja heridas severas y quemaduras en las zonas del cuerpo afectadas.
En este refugio los perros disfrutan sin jaulas ni cadenas, para que aprendan a compartir con otros animales o personas. Este fin de semana estarán las puertas abiertas para que las familias que decidan adoptar, tengan la oportunidad de verlos y escogerlos.
publicidad