publicidad
.

Soñar con otros logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c272bb9bfc7be3.svg

De tanto soñar con hacer el amor con otros, Isadora se volvió adúltera

Soñar con otros

Soñar con otros

En las telenovelas también los personajes animan su vida sexual con fantasías que muchas veces se convierten en obsesiones.

De tanto soñar con hacer el amor con otros, Isadora se volvió adúltera
De tanto soñar con hacer el amor con otros, Isadora se volvió adúltera

La función de la fantasía del "otro" sirve para alivianar la monotonía, para hacer más llevadera una relación que funciona a todo nivel menos el sexual, pero cuando se sueña con un amor del pasado se está manteniendo viva una ilusión. ¿En ese caso, no seria más apropiado llamarla infidelidad?

En las telenovelas la fantasía funciona en tres niveles: la necesaria para funcionar con un compañero sexual insatisfactorio; la que persigue lo imposible, y una variación de ésta en que se busca cambiar al objeto del deseo sexual. Esa es la mas peligrosa.

En Yo Amo a Juan Querendón, a Pastor Gaytán (Pedro Romo) se le cae el peluquín cuando sueña con su Querendón (Eduardo Santamarina), pero para que la fantasía se volviera realidad, Juan tendría que cambiar de orientación sexual. En Código Postal, cuando Patricio (Jose Ron) tenía relaciones sexuales con su novia Joanna (Jessica Cooch), su mente no estaba enfocada en la rubia platinada que tenia en los brazos, sino en su medio hermana Regina (Jery Sandoval). A Patricio le hubiese gustado que Regina no fuese su pariente de sangre para poder vivir su amor, y no seguir con una fantasía incestuosa.

publicidad

En la misma novela, Minerva (Gabriela Goldsmith) tenia relaciones con el que creía su hombre soñado. Ignoraba que él estaba teniendo una fantasía pedófila con la pequeña Venus (Carolina Rincón), hija de Minerva, y de sólo catorce años. Cuando el pedófilo quiso hacer su fantasía realidad, terminó asesinado. Por eso es que muchos sicólogos y consejeros sentimentales opinan que la fantasía, sobre todo la que implica pasiones prohibidas, nunca debe llevarse a la realidad. En cambio, otros consideran que una fantasía puede vivirse, pero siempre en pareja, y entre adultos que la practican por voluntad propia.

La fantasía más común de la telenovela es soñar con, tal como decía la canción de Alejandra Guzmán, "Hacer el amor con otro". En Amar Sin Limites, ambos protagonistas echan mano a esta fantasía cuando tienen sexo. Azul (Karyme Lozano) no quiere perder a Mauricio (René Strickler), el esposo perfecto, el millonario perfecto, el padre perfecto, por eso mientras está con él en la alcoba, sueña con Diego (Valentino Lanus) . Diego, hace el amor con Silvana (Mónika Sánchez) o con Eva (Sabine Moussier), pero su mente y alma están con Azul, que él sabe no le conviene.

Los expertos opinan que la fantasía no debe ser más que un recurso para dar variedad a la relación de pareja, pero que no debe convertirse en el centro de su vida sexual. En las telenovelas, quienes tienen fantasías las llevan al punto de neurosis, puesto que las utilizan para huir de una realidad insoportable y de esa manera pueden vivir un sueño junto a un amante idealizado e inalcanzable. La solución es terminar con esas relaciones, ya que la fantasía más que ayudarlas las hace más gravosas.

publicidad

Vimos un caso, en Destilando Amor cuando Isadora (Martha Julia) intentó echar mano de las fantasías para curar la impotenciade su marido. La gran fantasía de la pobre era creer que podía hacer a Rodrigo (Eduardo Yáñez) enamorarse de ella. Su lingerie no lo despertó, sus comidas afrodisíacas lo intoxicaron, y su poción de bruja provocó un gran sueño en Rodrigo donde casi le hizo el amor a su esposa creyéndola su amante. Al descubrir su error, Rodrigo reaccionó como doncella violentada. Isadora se fue a vivir sus fantasías en la cocina con el hijo del capataz. Después de Hilario (José Luís Resendez), vendrían otros amantes. Isadora consiguió olvidarse de su marido, embarazarse de y enamorarse del padre de su hijo. Por un tiempo, este individuo, Francisco (Julio Camejo) que hoy es su cuñado fue la fantasía con la que Isadora alivianaba su insomnio y su vida estéril. Hoy, Isadora odia a su marido y no tiene reparos en hacer el amor con Francisco en su casa, en encajarle a Rodrigo un hijo producto de su adulterio, y hasta beberse el licor reservado para su marido. A eso la han llevado sus fantasías.

Un ejemplo de fantasía bien empleada lo vimos en La Fea Más Bella. Fernando (Jaime Camil) necesitaba seducir a su asistente para poder manipularla laboralmente. Pero la fealdad de Lety (Angélica Vale) cohibía las hormonas de su patrón. Fernando encontró la solución portando siempre en el bolsillo una foto de Paty Manterola. De esa manera cargaba las baterías antes de besar y acariciar a La Fea. Con el tiempo, Fernando ya no necesitó de la foto puesto que se había enamorado de Lety. Cuando la verdadera Patricia Manterola llegó a Conceptos, su belleza le fue indiferente al Licenciado Mendiola.

publicidad

Muy diferente es el caso del héroe de Yo Amo a Juan Querendón. El Querendón vive en un mundo de fantasías hasta el punto que ya no distingue realidades.

Su pasión obsesiva por su jefa Paula Dávila (Mayrin Villanueva) lo lleva a negar varios hechos.

No ve que Mareli (Florencia Del Saracho), mucho más accesible que Paula, lo quiere. Tampoco Juan acepta que su jefa, desesperadamente enamorada de otro, nunca lo verá a él más que como un criado de confianza.

Mientras Paula cena con su César-Luís (Alexis Ayala), su patrón-amante y la esposa de este, Juan la espera dando rienda suelta a sus sueños en los que su jefa es su esposa.

Cuando ésta regresa llorando y le suplica que la lleve lejos, él sigue en su terca fantasía y no ve que ella sufre por un amor despechado. Incluso cuando hacen el amor, El Querendón no entiende que es el alcohol y no la pasión la que llevan a Paula a cumplir con sus sueños eróticos y que probablemente ella esté soñando que hace el amor con César Luis.

publicidad
publicidad
Inculcarles a nuestros hijos el amor por la lectura desde que son pequeños hará que no sólo sean más inteligentes, sino que también les brindará herramientas para afrontar su brillante futuro.
Hoy conocimos a Daliyah, quien se acaba de hacer famosa por haber leído más de 1000 libros a su corta edad de 4 años. Su papá Miguel nos contó cómo comenzó el amor de su hija por la lectura.
El médico forense determinó que la causa de la muerte, ocurrida la semana pasada, fue un golpe en la cabeza. La niña estuvo varios días en estado crítico, y murió por la gravedad de su condición. El caso sigue en investigación.
El perro, de raza pastor alemán, presuntamente atacó al infante mientras dormía. Los padres del pequeño solo notaron el infortunado hecho a la mañana siguiente.
publicidad