publicidad

¿Le digo la verdad?

¿Le digo la verdad?

¿Es mejor una verdad cruel que una mentira “piadosa”?  A veces ¿es mejor ocultar la verdad y seguir siendo felices? ¿Esto, es posible?

Por: Maria Rosa Rivero

Cuántas veces se han hecho esta pregunta sin encontrar respuesta, pero lo cierto es que  tiene muchas...y es difícil encontrar el equilibrio entre lo correcto y  lo más fácil.

Se miente por muchos motivos y ante diferentes situaciones:

-Para causar una mejor impresión en otra persona.

-Para salir de una situación en la que se hizo algo mal  y no se quiere asumir.

-Para engañar a alguien sobre algo y beneficiarse.

Cuando se miente  es por inseguridad o desconfianza en ser aceptados o la incapacidad para afrontar un error. Inseguridad porque se busca tener el poder o el control mediante algo que no es cierto o porque no hay valor para mostrarse tal cual es.  Incapacidad para  afrontar que se ha hecho algo mal es otro motivo frecuente de mentira.

La mentira es una estrategia fácil, que surge  en algunas personas sin pensar, ante la situación, como huída perfecta a  considerarse juzgado, criticado o abandonado.

Llevadas por esa  actitud muchas personas mienten sin advertir el daño que causan o que los resultados de la mentira serán peores que ser sinceros. Muchos creen que como en el momento  salen bien parados, esto va a perdurar, pero la mentira se descubre tarde o temprano y el mentiroso sale más dañado que si hubiera dicho la verdad.

Más allá de que la mentira está cuestionada por la moral y todas las religiones, realmente hace daño tanto al que la dice porque la lleva pendiente y con frecuencia debe armar otras mentiras para sostener la anterior como al que la recibe que también sufre y confía y luego ya sea poco a poco o brutalmente descubre la verdad y pierde la confianza sintiéndose doblemente estafado.

publicidad

Ya sea que se mienta  muy poco o que se sea mentiroso peligroso y nada confiable, es bueno reflexionar por qué se necesita la mentira y se puede ser por un lado tan cobarde  de no afrontar la verdad y por otro tan egoísta de no pensar en el daño  que se causa.

Pensamiento interesante sobre todo cuando se miente a alguien que se ama, y curiosamente las mentiras más frecuentes son a los seres queridos para no perder su afecto.

La mentira requiere simulación,  y es difícil unir  la simulación con el afecto sincero. Piénsalo y  comparte  tus sentimientos cuando has mentido y cómo hubieras podido evitar la mentira. A veces no es tan difícil. A pensar.

publicidad
publicidad
Ya no hay vuelta atrás. Esta semana conoceremos a los dos equipos que llegarán a la final y Giselle no puede con los nervios.
Una presentación que fue maravillosa. Estos dos nunca habían bailado con una estrella del calibre de Víctor Manuelle y ahora tienen una historia para contar.
Los pequeños bailaron al ritmo de 'Sal a bailar', interpretado solo para ellos por Víctor Manuelle.
La amistad que une a los niños los ha hecho crecer y triunfar, por eso su talento brilla en Pequeños Gigantes USA.
publicidad