publicidad

El reto de mantener a los chicos ocupados en el verano

El reto de mantener a los chicos ocupados en el verano

Cuando los chicos terminan las clases empieza la preocupación y el reto de los padres por encontrar una actividad que los mantenga ocupados durante el verano y a su vez, pueda contribuir con su desarrollo físico e intelectual.

Cuando los chicos terminan las clases empieza la preocupación y el reto de los padres por encontrar una actividad que los mantenga ocupados durante el verano y a su vez, pueda contribuir con su desarrollo físico e intelectual.

En vista de que cada vez son mayores las ocupaciones de los padres, es importante tomarse el tiempo de averiguar las posibles actividades para que los chicos aprovechen el tiempo de forma adecuada.

Para Silvina Belmonte, sicoterapéuta, maestra y experta en temas de educación es prioritario que los chicos tengan una ocupación durante el verano.

“No importa la edad que tengan, desde los más pequeños hasta los más grandes deben estar ocupados”, asegura la experta.  

“Los de menor edad necesitan un espacio fuera de la casa en donde socializar, en donde jugar, o recordar lo aprendido durante la escuela. Para los hijos adolescentes es muy importante porque los padres estamos todo el día trabajando y si dejamos al chico en casa, va a estar más tiempo en la calle y corre el riesgo de hacer cosas con las que no estamos de acuerdo y que pueden hacerle daño”, agrega.

Para quienes tienen hijos adolescentes, de 14 años en adelante, ella sugiere que realicen algún trabajo de medio tiempo o también que busquen actividades como voluntarios de una organización sin ánimo de lucro.

Esto sirve para que encuentren una ocupación, y a la vez, desarrollen el sentido de la responsabilidad.

publicidad

“Lo que no podemos hacer es ver el verano como un espacio vacío. Esto es dejar una puerta abierta a que entren cosas negativas”.

De acuerdo con la experta, la mayoría de ciudades tienen centros comunitarios que ofrecen actividades y programas durante el verano de forma gratuita o en los que solo es necesario un pago mínimo. Lo importante es tomarse el tiempo para averiguar en cada lugar las actividades más sanas y constructivas para los muchachos.

“Tampoco hay que saturarlos con miles de actividades y que luego no tengan espacio para aburrirse porque entonces no van a crear juegos y desarrollar su creatividad”.

Durante las vacaciones también se puede reforzar lo aprendido en la escuela y avanzar en los temas que vendrán en el año escolar siguiente.

Según Silvina, mientras los niños están en casa pueden continuar con las lecturas diarias de libros y realizar juegos que sirvan para reforzar los temas de geografía, historia o ciencias.

“Los tiempos que estamos viviendo son muy acelerados, escuchamos a diario historias de terror de lo que sucede con los chicos que están algunas horas solos y a veces se ponen a navegar por Internet”, concluye la sicoterapéuta quien también es madre de familia.

 

publicidad
publicidad
Durante la jornada se hizo una oración para que se detengan las redadas de Inmigración y que el congreso apruebe una reforma migratoria justa.
Jueces y trabajadores sociales donaron su día libre para agilizar los trámites y reunir a estos pequeños con sus nuevos padres.
De 400 menores que pueden ser adoptados en Los Ángeles, la mayoría son hispanos y el 21% son mayores de 10 años, según reportes. Los trabajadores sociales guían este proceso no tan complicado.
El Museo de los Niños fue el escenario para que 54 menores se encontraran con sus nuevas familias. Al menos 100 infantes en el condado están esperando que los lleven a un hogar permanente.
publicidad