publicidad

Cuando las sábanas provocan peleas...

Cuando las sábanas provocan peleas...

La historia es típica: él no la deja dormir a ella porque se mueve toda la noche y le quita las sábanas y las cobijas. Todo tiene solución.

Compartir una cama no significa que tengan que usar las mismas sábanas, cobertores o comforters.

De hecho la solución más simple es comprar una base king size, y dos colchones single, y de esta manera se pueden usar juegos de sábanas y cobertores single, del mismo diseño, y así cada quien tiene lo suyo y puede dormir en paz.

Sin embargo, para los que piensan que esta forma de tender la cama luce mal en la recámara y que incluso podría parecer ante los hijos o a la ayuda doméstica -aunque el comforter king size lo disimule-, como un signo de distanciamiento entre la pareja, hay otras opciones.

Por ejemplo, recientemente una compañía creó un juego de cama que sólo está dividido a la mitad, pero que está unido hacia el final, de tal forma que cuando se tiende, pasa desapercibido ante la mirada.

Y además de contar con sábanas separadas, facilita el que cada persona tiene su propio comforter, por lo que no hay necesidad de usar cobertores aparte.

"Desde pelearse por la sábana, las diferencias de temperaturas, hasta los problemas de camas ajustables o incluso de dormir con mascotas, estos juegos de cama son una sencilla solución", dice Kevin Robke, fundador de DoubleUps for Beds, la compañía detrás de estos juegos de cama.

De acuerdo a la fundación The Sleep, 73 por ciento de todas las parejas tienen 'competencias' que interrumpen su ciclo de sueño.

publicidad

"Hay parejas compatibles en todos los aspectos, menos a la hora de dormir, y esto puede conducir a problemas mayores. Afortunadamente, estas diferencias se pueden solucionar con un simple cambio en los juegos de sábanas y comforters para cama".

Claro que si el problema, además del arrebato de cobertores, es que uno de los dos ronca... esa es otra historia.

publicidad
publicidad
Se llegan los dias festivos y seguro necesitaras baterias. Aqui Lore nos dice como alargar la vida de las baterias en #EdicionDigitalDFW.
Luis Miguel Cárcamo es el padre del niño al que su madre, Miriam Rebolledo, le habría quemado la mano en una estufa. El hombre, quien permanece en Colombia, dijo estar preocupado porque no ha visto a su hijo. La siquiatra infantil Natacha Padrino explicó maneras de educar y enfatizó en no usar la violencia.
Escoger los programas educativos correctos con base en las vocaciones de los hijos no es tarea fácil, por lo que instituciones de la ciudad llevaron a cabo la exposición de sus programas en el Centro Milander.
El puertorriqueño y estrella de los Astros compartió con los pacientes de este hospital y sus padres. Fue recibido en medio de gritos y aplausos. Correa aseguró que ver la sonrisa en los niños lo motiva para continuar su labor de darle alegría a los que más lo necesitan.
publicidad