publicidad

Cuando el amor se muere

Cuando el amor se muere

Muchas personas se preguntan si se puede seguir una pareja cuando no hay nada en común, ni siquiera reproches.

"Lo quiero como a un hermano", "Ya no lo soporto", "No tenemos nada  en común".

¿Cuántas veces escuchamos estas expresiones con dolor y hasta con resignación o enojo? ¿Habrá que resignarse o luchar por encontrar una manera de convivir sin amor? ¿No es también una especie de resignación? ¿Es mejor separarse?

Muchas personas se preguntan si se puede seguir una pareja cuando no hay nada en común, cuando los proyectos se han terminado y cuando ya no hay ni siquiera algo para reprochar. Sólo silencios o charlas amistosas. ¿Habrá otra vida y se está perdiendo?

Es muy doloroso sentir que lentamente el amor se diluye, que no se tiene qué hablar con el otro, que no hay nada en común y hasta por momentos molesta la presencia de la otra persona y ya la pasión ha desaparecido y no alcanza para cubrir la distancia. Y duele porque hay años compartidos, afectos comunes y una historia que no es suficiente para unir.

Cuando el amor se va nada lo cubre y sólo queda el dolor de seguir sin amor o el dolor de enfrentar un corte e iniciar una nueva vida. Siempre hay dolor pero en un caso hay esperanza.

Con frecuencia esto pasa con los dos miembros de una pareja pero en los casos en que uno de los dos no siente lo mismo cuesta mucho que entienda que es mejor no seguir, que el amor se ha esfumado.

No siempre hay un culpable. A veces cada uno crece de manera distinta o los ideales de cada uno fueron cambiando. La profesión o los problemas hicieron que la distancia se agrandara o bien cuando se unieron este amor era frágil y no resistió tantas presiones como los años traen.

publicidad

Esta situación puede o no ser reconocida por los dos, y si uno no quiere o no puede aceptarlo o afrontarlo es doloroso, pero lo cierto es que si el amor se va nunca le sucede a uno solo, al otro también le pasan cosas aunque no las acepte. El amor del comienzo, los sueños, el brillo que veíamos ha desaparecido y habrá que aceptarlo porque no siempre el trabajo de reconstruir el amor es posible y cuando el amor se va deja un agujero que se transforma en enojo y puede dañar mucho más. A veces aún hay tiempo... a veces la distancia se hizo insalvable.

Si esto sucede... ¿Qué hacer? ¿Pensar en los bienes? ¿Pensar en los amigos y la familia? ¿Quedarse igual, sin sentir nada? ¿O enfrentar, renunciar a algunas comodidades y resistir el enojo de los demás pero rescatar el respeto y el afecto?.

¿Qué opinan? Deja tu comentario abajo.

publicidad
publicidad
Informes preliminares de las autoridades indican que la madre, de 29 años de edad, al parecer acabó con las vidas de su hija y de su bebé en una residencia de Homestead, ciudad en el Condado de Miami-Dade. El padre de los menores, quien estaría divorciado de la supuesta responsable, descubrió la escena. Una maestra llegó a la residencia de la familia después de que de la infanta no asistió a la escuela.
María Antonieta Collins recorrió la institución educativa donde murieron al menos 21 niños y 4 adultos a causa del colapso estructural causado por el sismo. En el lugar también hay presencia de miembros del Ejército y la Marina.
Este martes fue el primer día de trabajo de la perrita, que ayudará a llevarles cariño y motivación a los niños que se recuperan de distintas enfermedades en el Methodist Hospital. Así desempeña su labor.
El hospital Parkland realiza una campaña de revisión a las bolsas de aire de los vehículos y de motivación para el correcto uso de las sillas para niños dentro de los autos, con el fin de evitar incidentes o emergencias.
publicidad