publicidad

Cómo combinar la labor de madre con la vida profesional. Mira estos consejos

Cómo combinar la labor de madre con la vida profesional. Mira estos consejos

No cabe duda que lo que cuenta no es la cantidad de horas que estés con tu hijo, sino la calidad de ese tiempo.

"Lo que cuenta no es la cantidad de horas que estés con tu hijo, sino la calidad". Con esa frase, Marilyn Fuentes, una colombiana de 37 años, no dudó en quedarse más tarde en su oficina, hacer horas extra y lograr un ascenso. Pero un día llegó a casa y se dio cuenta que algo no andaba bien: Fernando, de dos años, le decía "mamá" a la niñera.¿Este es el costo de ser una mujer que produce? "Trabajar de más puede generar distintos males como estrés, angustia y hasta adicción al trabajo", explicó Laura Cáldiz, especialista en terapia familiar. Pero el síntoma que aparece más rápido es el desequilibrio en el hogar.

publicidad

Para la experta, el principal problema es que la mujer, que finalmente logra incorporarse a la fuerza laboral a mediados del siglo XX, duplica en realidad su jornada de trabajo porque sigue realizando las tareas del hogar. "Y esto le resta cantidad y calidad a la vida familiar", concluye.

"Es verdad", sostiene Marilyn. "Lo que tardé mucho en darme cuenta es que yo llegaba a mi casa y me ponía a cocinar, lavar, bañar a Fernando. El día se evaporaba. Estaba en mi hogar pero seguía de alguna forma en el mundo del trabajo", cuenta.

Una reciente publicación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) llamada Working Time Around the World da cuenta justamente de que las personas en general trabajan más tiempo del que debieran, una de cada seis supera las 48 horas semanales.

Algunos consejos que te pueden ayudar a equilibrar tu vida profesional con la laboral son:

En primer lugar tu familia. Establecer horarios específicos para disfrutar de la vida familiar.Aprende a decir no. Poner límites a la jornada de trabajo dentro y fuera de la casa.En casa todos ayudan. Repartir responsabilidades entre los distintos miembros de la familia.No te presiones. Eliminar la palabra obligación de ciertas cuestiones domésticas.Disfruten juntos. Prometer leerle un cuento a tus niños cuando llegues a casa. Asegúrate de cumplirlo.Entender los signos. Es bueno detectar cómo se desencadenó el estrés.Identifícalos. Enumera esas actividades o esos momentos que desencadenaron el estrés. Cómo reaccionas. Estudia cómo reaccionas a este estrés. Delega. Si no puedes, entonces prioriza cuáles son las actividades fundamentales del día. El resto se puede hacer en otro momento. Y si puedes delegar... ¡mejor!Vive un poco. Lo mejor para aliviar el estrés es encontrar momentos para ti misma. Haz gimnasia, charla con una amiga, sal a pasear.¿Nada funciona? Ha llegado el momento de pedir apoyo a un psicólogo. Estos profesionales te ayudarán a manejar el estrés y las conductas no saludables. A la larga, no sirve tanto dedicarse a los niños si tu salud termina afectada. Ellos necesitan a su mamá sana y salva.

publicidad


publicidad
publicidad
Una nueva decisión de la Corte Suprema de California otorga al estado el poder de hacerse cargo de los menores considerados rebeldes, inclusive si los padres no cometieron un delito.
Argueta llegó hasta Irak como voluntario, para poder ver de cerca las consecuencias del conflicto. Asegura que lo más fuerte ver los cuerpos de las personas que mueren y escuchar las historias de niños que sufren día a día.
En un distrito escolar en Texas propone, como medida disciplinaria, que los maestros puedan golpear a los estudiantes con pequeñas tablas de madera. Los padres tendrían que aprobar o rechazar la propuesta.
Los jóvenes quieren verse a la moda y lucir looks con estilo en esta temporada. Martha Gil de Montes presenta varias opciones cómodas, que incluso pueden utilizar durante otras estaciones del año.
publicidad