publicidad
1 de 15
Publicidad

Los abrazos ayudan a mantener la temperatura corporal. Sí, en las noches más frías en las que ni una gran frazada ayuda, la mejor manera de calentarse y la más natural es dormir “de cucharita” con tu pareja. Abrazar a tu pareja cuando hace mucho frío tiene como resultado la conservación de la temperatura corporal y que ésta se eleve. No pienses mal, éste es un mecanismo muy empleado en el reino animal que ayuda a la sobrevivencia en los climas más severos.

Publicado: 24 Jan | 12:45 PM EST
publicidad