publicidad

Divorcio: esto no se acaba hasta que se acaba

Divorcio: esto no se acaba hasta que se acaba

El desenlace legal es clave, pero, a veces no indica el final, sólo el principio.

soladivorciolead

Por Rose Mary Espinosa | @UnivisionTrends


No basta con firmar el papel. Puede ser un punto de partida o de llegada. Como sea, no es la única vía para divorciarnos por completo de alguien con quien, además, nos unen vínculos sociales, emocionales, económicos, por mencionar algunos de los más frecuentes.

Así los clasifica Marcy Jones en su libro Graceful Divorce Solutions, A Comprehensive and Proactive Guide to Saving you Time, Money, and Your Sanity (Balboa Press, 2014) . ¿Qué otros les vienen a la mente? Yo pensaría en el divorcio intelectual: esa conexión con la agudeza, el humor, el lenguaje, y por supuesto el divorcio sexual, aunque este último quizá podemos incluirlo en el emocional. Ya lo veremos.

La separación es en todo sentido además del legal.
La separación es en todo sentido además del legal.

El divorcio económico

Por lo pronto, comencemos por uno de los más enfadosos: el divorcio económico. ¿Cuántas veces no escuchamos quejas por parte de ambos lados porque uno no es puntual ni responsable o el otro es abusivo y dispendioso? En su guía, la consultora Jones aclara que un divorcio financiero involucra el dinero de cada miembro de la pareja, lo que cada uno tiene y lo que cada quien debe. Ouch.

Por lo mismo, es un proceso detallado y en el que nada debe quedar fuera, por más pereza que nos dé. Tengo amigas que se dedican a recolectar cada nota de lo que consumen a fin de que todo ello se vea reflejado en la pensión e igual tengo amigas que se asesoran para demandar a sus exparejas por el tiempo en que ellas renunciaron a sus trabajos y mermaron sus propios ingresos con tal de apoyarlos a ellos en sus exitosas y fructíferas carreras. A algunas las han mandado por un tubo; otras, todo indica, tienen alguna oportunidad.

publicidad

Yo creo que todos hemos sabido de casos en los que, especialmente los hombres, han preferido cederle todo, o casi todo, a la mujer y a los hijos con tal de que los dejen en paz: la casa, el coche grande y demás. Desde luego hay casos en los que, de alguna manera, se sigue procurando a la expareja, aun cuando no haya hijos de por medio: el ejemplo de una conocida mía a quien su exmarido (ya vuelto a casar y con hijos) le deposita una cantidad mensual que cubre el tratamiento médico que ella necesita. De buena onda, tal parece, aunque, eso sí, por escrito. Así que dejémonos de desidia y, previo a firmar, hagamos listas y cuentas. Si ya firmamos, no le hace, revisemos periódicamente los convenios: ajustes por inflación, incumplimiento de compromisos, you name it. . .
A menudo se nos aconseja que “primero por las buenas”. No obstante, en mi experiencia, la asesoría legal no está peleada con recordarle a la expareja de una forma muy atenta y decente que tiene que pagar esto o que se comprometió a aquello. Una lata, ya sé, pero alguien tiene que hacerlo. Lo ideal sería resolver la cuestión por sí mismos y ahorrarse lo de los abogados. Lo ideal sería que las personas hicieran lo que les toca hacer por su propia voluntad, sin presiones y sin tener encima las fechas límite, pero eso casi no sucede. Les paso el tip de una amiga: cada determinado tiempo envía mensajes de texto y correos electrónicos a su exesposo, como si fuera un mero trámite, como lo haría una institución bancaria. Y así los recibe él, que también es amigo, como incómodas alertas que no obstante hay que atender.

La ruptura económica a veces duele más que cualquier otra...
La ruptura económica a veces duele más que cualquier otra...

El divorcio social

En cuanto al divorcio social, parece fácil, pero también tiene lo suyo, no sólo por la relación con la familia política de cada quien sino por los amigos y amistades en común, las actividades deportivas, culturales y sociales. La autora de la guía nos recomienda tomarnos un tiempo fuera, y me parece algo sensato. Aunque, por otra parte, también entiendo que a muchas personas lo que mejor les funciona es salir y convocar a los amigos a fiestas, reuniones, bares. Cuando me separé, yo hice lo primero: me resguardé, sobre todo porque los niños estaban conmigo y no podía ni quería darme la gran vida. Ese aislamiento me sirvió como una necesaria etapa de introspección; no obstante, recuerdo que las raras veces en que me reunía o me encontraba con alguien, sí me afectaba cuando me decían que habían visto a mi ex, que habían ido aquí o allá. Algunos me recalcaban que eran amigos de ambos, así, como para disculparse. No hard feelings, les decía yo. Sí, cómo no. . .

publicidad

Otro de los consejos válidos de Mercy Jones es dejar claro a la familia, a los amigos y a los colados, que la relación ha terminado. Sí, coincido. Esto hay que hacerlo todas las veces: ya sabemos que hay gente que sigue suspirando por cómo nos veía con la pareja, y no le importa tanto cómo nos sentíamos o lo que realmente sucedió. A veces implica que seamos claros y tajantes, incluso groseros (¡y es que hay cada necio!). Pero también podemos hacernos a la idea y prepararnos para toda la sarta de imprudencias que nos tocará escuchar. Ir tomando aire desde ahora, ser de palo y tener orejas de pescado.

A veces seguir con las mismas amistades que compartieron, es lo más difí...
A veces seguir con las mismas amistades que compartieron, es lo más difícil.

En la siguiente entrega, hablaremos de los otros divorcios: el emocional o también llamado del vínculo invisible, y también de la gran firma, el divorcio legal.

Relacionado
Ilustración Mujer haciendo Yoga
Sí, hago lo que quiero, ¿y qué?
Carta a aquellos que se preocuparon y angustiaron tanto por el paso a las filas del divorcio.
publicidad
publicidad
Silvia está apresurada por su mudanza y Luis no quiere que se vaya del edificio sin antes confesarle que está enamorado de ella, ¿será correspondido?
Durante su show 'All In' en Las Vegas, el boricua fue testigo y ayudó a un hombre a pedirle matrimonio a su novia. El inolvidable momento fue de ensueño para la pareja de enamorados y de mucha sorpresa para Ricky Martin.
El 'bombón asesino' fue invitada a El Gordo y la Flaca y aprovechó nuestras cámaras para mandarle un hermoso mensaje a nuestra flaca a raíz del anuncio de su separación.
Raúl pudo platicar con la madre del boxeador mexicano y no desaprovechó la oportunidad de preguntarle cuál era su opinión sobre la relación entre su hijo y la modelo venezolana.
publicidad