publicidad

Sarah Burge, la 'Barbie humana', regaló a su hija de ocho años clases de tubo

Sarah Burge, la 'Barbie humana', regaló a su hija de ocho años clases de tubo

Sarah Burge, conocida como la 'Barbie humana',  regaló a su hija de ocho años clases de 'pole dance, y ahora busca que gane Poppy concurso en EU.

La británica Sarah Burge, conocida como la 'Barbie humana', primero causó revuelo cuando metió a su hija Poppy a clases de 'pole dance'. Y ahora la controversial logró que su hija de ocho años se coronara en el concurso 'Darling Dolls Of America', llevado a cabo en estados Unidos.

¿Estás de acuerdo o en desacuerdo con los concursos  infantiles de belleza? Opina 

De acuerdo al diario The Sun, Sarah Burge gastó más de $23 mil para lograr meter a Poppy en el concurso estadounidense, donde ganó el primer lugar, pese a que los padres de los demás niños estaban inconformes.

"Ella se adueñó de la pasarela y se vió magnífica en sus vestidos de diseñador. Para la sección de talento, ella leyó un poema que escribió ella  misma", dijo la mamá de Poppy.

Sarah ha sido criticada por su manera de educar a sus hijas: a Poppy cuando tenía siete años la metió a clases de 'pole dance' y en su cumpleaños número ocho le regaló un certificado para una cirugía plástica cuando cumpla los dieciecho.

Pero sus otras dos hijas, Charlotte, de 27, y Hannah, de 17, también han recibido el mismo 'apoyo' de su madre para usar bótox y recibir cirugías. 

Burge, de 50 años, vivió hace 20 años un brutal episodio de violencia doméstica que dejó su rostro desfigurado, lo que, cuenta en su sitio web, la motivó a practicarse una necesaria cirugía estética. Desde ese entonces es famosa por las más de 50 cirugías pláticas que se ha realizado en busca de la perfección.

publicidad

 

publicidad
publicidad
Se llegan los dias festivos y seguro necesitaras baterias. Aqui Lore nos dice como alargar la vida de las baterias en #EdicionDigitalDFW.
Después de enterarnos del caso de una madre que disciplinó en extremo a su hijo, quisimos saber hasta dónde se considera regaño y cuando comienza a ser abuso físico.
Atendimos la angustia de una televidente cuyo hijo se avergüenza cada vez que su madre presume sus logros en público. ¿Hacerlo afecta la autoestima del niño? ¿O tenemos el derecho de decir lo que queramos de nuestros hijos?
¿Qué tan necesario es que nuestros hijos pequeños – antes de entrar en la adolescencia – sean dueños de su propio teléfono celular? Los padres de familia de nuestro panel dan sus opiniones a favor y en contra esta medida.
publicidad