publicidad
MUSICA

Las claves de la música

Las claves de la música

Sea a ritmo de merengue, plena, salsa o son, éste es el mejor medio para inculcar en tus hijos losvalores de la herencia hispana.

MUSICA
MUSICA

Cada vez que el ritmo del tambor y la melodía de la guitarra motivan a un niño en el público a cantar “Somos familia”, a Francisco Cotto se le llena el corazón de alegría. El músico nuyorican, cofundador del grupo musical Hot Peas & Butter, sabe que la música es una herramienta muy valiosa en la crianza de los chicos. “Muchos niños hispanos que crecen en Estados Unidos desafortunadamente pierden el idioma español. Las canciones bilingües ayudan a que preserven el idioma”, afirma Cotto, quien también es padre. “Realmente cualquier cosa que les quiera enseñar a sus hijos se puede hacer mediante la música, porque les encanta a casi todos ellos”.

http://www.univision.com/rdt.dyn?rid=1&trt=49&requrl=http://www.SiempreMujer.com

publicidad

Cotto forma parte de una ola cultural de músicos y educadores que se han dado a la tarea de crear música para los niños con temas hispanos. En los años setenta el músico y educador mexicano José Luis Orozco empezó a popularizar esta modalidad grabando canciones infantiles latinoamericanas. Sus grabaciones, tales como Lírica infantil, ayudaron a preservar esa tradición oral. En ese tiempo no era fácil encontrar una grabación de canciones infantiles en español hecha específicamente para los niños hispanos de este país.

Hoy en día, sin embargo, la música latina infantil en Estados Unidos está en su apogeo. Existen cientos de CDs disponibles. Las canciones infantiles en español o bilingües aparecen en canales de televisión como Nickelodeon, y se encuentran en decenas de libros para niños o incluso grabadas en juguetes, como los muñecos Baby Abuelita, unos abuelos que cantan nanas.

Sean las que han pasado de generación en generación, adaptaciones de éstas u otras educativas bilingües, estas canciones y música ofrecen una rica experiencia cultural que tus hijos te agradecerán por el resto de sus vidas.

Aprendiendo español

Si quieres que tus hijos aprendan a amar el idioma español, comienza desde una temprana edad. “Cuando los niños empiezan a escuchar música desde que son bebés se les queda grabada”, afirma Cecilia Esquivel, educadora y cofundadora de Cantaré, un grupo de música infantil radicado en Washington, D.C. “Más adelante, cuando pasan por el período de querer adaptarse y no quieren hablar español, la música los ayuda a incorporar el español sin que ellos mismos se den cuenta”. Muchos padres usan los CDs de Esquivel y de Cotto para enseñarles el idioma a sus hijos. En la canción “Somos familia” (cuyo vídeo se ha popularizado en YouTube), Cotto y su socio Daniel Lapidus traducen la letra al español:

publicidad

My litttle brother es hermanito.

My little sister es hermanita…

We’re all family.

Somos familia

Todo esto a ritmo de plena, un alegre compás puertorriqueño que entusiasma a chicos y grandes por igual. “La música tiene los componentes del ritmo y la melodía que estimulan otras partes del cerebro. A través de ella los niños aprenden mucho y más rápidamente”, explica Esquivel. “He oído decir a los padres que nuestras canciones los ayudan a mejorar la pronunciación del español”. De hecho, algunas canciones infantiles ayudan a los pequeños a desarrollar el idioma mediante rimas y sonidos. ¿Recuerdas “Los pollitos”?:

Los pollitos dicen,

pío, pío, pío,

cuando tienen hambre,

cuando tienen frío.

La gallina busca

el maíz y el trigo,

les da la comida

y les da abrigo.

Bajo sus dos alas

se están quietecitos,

publicidad

y hasta el otro día

duermen calentitos.

Estas canciones no sólo ayudan a desarrollar el idioma, sino que indirectamente también promueven los valores de la familia mediante los personajes de la gallina y los pollitos. Muchas canciones infantiles transmiten enseñanzas de una manera sutil.

El orgullo cultural

El hijo de Cotto aprendió a distinguir el origen de diferentes ritmos desde que era pequeño. Aprendió que la plena provenía de Puerto Rico, del país de sus abuelos y, que el guaguancó era originario de Cuba, un país hermano. La música le dio la oportunidad a Cotto de introducir la historia, geografía y herencia cultural de su país natal y de otros de Latinoamérica, dándole a su hijo mil razones para sentirse orgulloso de su origen hispano.

Fue precisamente ésta la meta que Esquivel y su socia, Patricia Vergara, se propusieron al fundar Cantaré. “Veíamos que los chicos latinos en las escuelas no tenían suficientes ejemplos positivos hispanos”, dice Esquivel. “Quisimos traer un aspecto favorable de la cultura latina mediante la música para que se sintieran orgullosos de su herencia”. Cuando Cantaré lleva su programa de música latina a los salones de clase, los estudiantes latinos se enorgullecen de compartir su cultura con sus compañeros, incluso cuando no es el estilo musical del país de origen de su familia (pero sí de otro país latinoamericano).

publicidad

La bailaora y maestra de baile flamenco Aurora Reyes tiene una experiencia similar en Nueva York con sus estudiantes. En su estudio Flamenco Latino y en distintas escuelas de la ciudad, Reyes enseña a las chicas a bailar flamenco, mambo y salsa, mostrando las influencias rítmicas de las culturas latinas en el flamenco. “A menudo los padres hispanos traen a sus hijas a estas clases porque buscan algo cercano a sus raíces. Quizás no son de España, pero igual se identifican con el flamenco”, dice Reyes. “Los padres me dicen que las niñas practican mucho y les gusta mostrar lo que aprenden. Además, las ayuda a desarrollar confianza en sí mismas”.

La música, los bailes y las canciones le dan a la familia la oportunidad de fortalecer sus lazos. Cantando, bailando o escuchando música, grandes y chicos pueden compartir y aprender unos de los otros. La canción “Abuelito dime tú” es un buen ejemplo:

Abuelito dime tú,

lo que dice el viento en su canción.

Abuelito dime tú,

por qué llovió, por qué nevó.

Dime por qué, todo blanco es,

dime por qué yo soy tan feliz.

Abuelito, nunca yo de ti me alejaré.

Expande el saber

El mensaje que transmite la música infantil latina amplía la formación de los chicos de una forma divertida. Un buen ejemplo es el Latin Playground Activity Kit (de Putumayo), una experiencia musical y educativa de Latinoamérica que incluye un CD de canciones, folletos, mapas y guías para realizar más de 50 actividades creativas. “A los maestros les gusta porque expone a los niños a la cultura latinoamericana a través de una música diferente a la que suelen escuchar en la radio”, explica Mona Kayhan, directora de Putumayo Kids. “Esta experiencia es muy saludable para toda la familia porque ayuda a ampliar el conocimiento sobre su propia cultura”.

publicidad

Por otra parte, esta música es un vehículo para transmitir valores, costumbres, y ejemplos de vida en general. Temas como “A comer, a comer” enseñan disciplina y modales de una manera alegre y simbólica:

Lavarse las manos,

sentarse a la mesa,

pedir la comida,

así es como se empieza.

A comerse la sopa,

a comerse el arroz,

a comerse la carne,

que mamita preparó.

Si no comes no hay merienda

ni paseos ni diversión.

Si no comes no hay amigos

ni verás televisión.

Mediante la música y las canciones infantiles puedes enseñarles a tus hijos sobre cualquier tema. En “La buena vida”, un programa que Cantaré presenta en las escuelas, los chicos aprenden la importancia de la alimentación sana y el ejercicio. “También traemos el componente de lo importante que es pasar tiempo con la familia y los amigos”, explica Esquivel. “Para que aprendan que el bienestar no es sólo físico, sino también emocional y psicológico”.

Sin duda, la música latina infantil nutre la mente y el bienestar. “Todos salimos ganando, ya que la música nos educa y nos divierte”, dice Cotto.

publicidad

-Por Corazón Tierra

http://www.univision.com/rdt.dyn?rid=2&trt=49&requrl=http://www.SiempreMujer.com

publicidad
publicidad
Descubre el verdadero significado de las conversaciones de tus hijos, sobre todo si utilizan muchas abreviaciones y muchos 'emojis', ¡pueden estar en malos pasos!
Si nuestra pareja alza la voz o utiliza un tono fuerte al hablar, ¿está abusando de nosotros? ¿O todo depende del contexto? Escucha las conclusiones de nuestro apasionado panel.
¿Hasta qué punto podemos hacernos responsables por los errores que cometen nuestros hijos? ¿Tiene algo que ver con la edad o la madurez emocional? Escucha el candente debate que se armó hoy.
La española compartió en las redes sociales las risitas de su pequeña hija Alessandra, quien parece que ya hasta desea cantar como su talentosa mami.
publicidad