publicidad
.

La nueva moda de gummy bears con vodka logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c...

La nueva moda de gummy bears con vodka

La nueva moda de gummy bears con vodka

Los jóvenes sumergen las golosinas en vodka para consumir alcohol de una manera discreta.

Gomitas en forma de oso sumergidas en vodka es la última moda en que los adolescentes están consumiendo alcohol a escondidas. La policía advirtió a los padres que es casi indetectable dicha práctica.

El peligro radica en que el sabor del alcohol se pierde cuando está mezclado con las gomitas y los jóvenes no saben qué tanto alcohol están ingiriendo.

"Los adolescentes están buscando alguna manera de tomar alcohol, por lo que sería genial para ellos si pueden encontrar una manera de hacerlo sin ser atrapados", un joven dijo al canal CBS13.

Así mismo el alcohol se vuelve inodoro y es muy dificil que los padres detecten que sus hijos están consumiendo este tipo de golosinas.

"Ellos estaban comiendo los ositos de goma y sin darse cuenta de lo mucho que se consume y los niños estaban intoxicados en la escuela", dijo una mujer que vio la advertencia de la policía en Facebook.

En la red se encuentran miles de páginas y videos de cómo preparar gomitas con vodka y qué otro tipo de golosinas como gelatinas puedes mezclar. Algunas autoridades locales de Estados Unidos, como en Hollister, han mandado alertas a través de Facebook para que los padres estén alertas, sobre todo en estas fiestas de Halloween.

publicidad
publicidad
Inculcarles a nuestros hijos el amor por la lectura desde que son pequeños hará que no sólo sean más inteligentes, sino que también les brindará herramientas para afrontar su brillante futuro.
Hoy conocimos a Daliyah, quien se acaba de hacer famosa por haber leído más de 1000 libros a su corta edad de 4 años. Su papá Miguel nos contó cómo comenzó el amor de su hija por la lectura.
Una desesperada madre de familia nos envió una carta pidiendo ayuda, ya que su hija adolescente tiene un novio que podría estar maltratándola y abusando de ella.
Llega un momento en la vida en el que los papeles se cambian: los hijos cuidan de los padres cuando envejecen. Pero, ¿qué tanto debemos cambiarles la rutina de vida?
publicidad