publicidad

Historias de cartón

Historias de cartón

Las 'cartoneras' de Argentina tienen un oficio que les hace pasar la vida pasa por la basura para sobrevivir.

Visitar un basural o depósito de basura en la Argentina puede ser un desafío moral. Cuando los camiones llegan con la basura, un regimiento de personas aguarda en silencio el precioso material que los ayudará a llegar a fin de mes con unos pesos en el bolsillo. No son sólo adultos. Muchos niños están empeñados a esta tarea, demasiados según dicen organizaciones como UNICEF y el sentido común. Otros tantos, prefieren buscar basura valiosa por las calles de las ciudades. Pasa en Buenos Aires, Capital de Argentina, pero también en provincias (Estados) más pequeños como Mendoza y Córdoba. Son, en muchos casos, personas que tenían un oficio. Eran mozos, empleadas domésticas y hasta vendedores. Las historias abundan dentro del mundo de la basura.Laura Pereyra ya debe rondar los 37 años. Con hijos, con todos sus familiares solían recorrer un gran basural cerca de la ciudad de Mendoza. Ella cargaba lo que podía con tal de alimentar a sus niños. Y nada detenía su paso por el suelo hediondo de materiales ya podridos. Ni sus pequeños, ni siquiera los embarazos. Había que comer y eso era lo único que importaba.Alejados de esa realidad, pero también insertos están los integrantes de una familia, quienes pidieron el anonimato (es que recolectar basura en la Argentina tiene sus peligros). Ellos llegan todas las noches a la Avenida San Martín, de Mendoza con su camioneta lista para recuperar el cartón y, si se puede, el plástico que es más valioso. Los adultos comandan a los tres pequeños quienes juegan entre bolsas de basura. Necesitan la mayor cantidad de manos posibles para subsistir y eso incluye a los pequeños.UNICEF en el 2005 junto a la Oficina Internacional para las Migraciones hizo un informe de los niños que recolectan basura en Buenos Aires y otras provincias de Argentina. Descubrieron que la mitad de los cartoneros de Buenos Aires (se estima que son 50 mil) son menores de 18 años. Cartonear, o recolectar basura, se presentó como una de las principales causas por las cuales los menores de 10 años abandonan la escuela.Los que no, se quedan dormidos en el medio de las clases. Lo peor dentro de este panorama es el impacto en la salud de los pequeños. Es que la basura en Argentina no está divida por materiales y a veces, aunque es raro, aparecen en los basurales hasta elementos patológicos como jeringas. ¿Imaginas el daño de esto en el cuerpo de un niño? A este contacto se le suma la desnutrición.

publicidad

Decían que en Buenos Aires, sólo en Capital Federal y alrededores, había 50 mil cartoneros. La cantidad a nivel nacional aumentaba significativamente. Fueron seres que rondaron las calles del país luego de la caída de De La Rúa, el 20 de diciembre del 2001. Luego se sucedieron 4 presidentes en tan sólo once días.Semejante panorama institucional y político desembocó en la desesperación y el despido de miles de argentinos que perdieron sus puestos laborales. Personas que antes eran mozos, empleados, mucamas y hasta chóferes. Todos salieron a la calle como un ejército nocturno en busca de algo que salvara a su familia de la pobreza.Y lo encontraron. La clave fue la basura. En el 2002 ganaban algo de 10 a 15 pesos por jornada laboral (algo de 3 dólares a 5). Si bien en un principio recogían más que nada el cartón, de ahí su nombre, luego comenzaron a vender principalmente el plástico. Incluso se les puso una línea especial de trenes para trasladar a esta fuerza laboral, que luego fue suspendida y por la cual hay reclamos hoy en día. El diario argentino Página 12 detalló que la recolección de basura movía anualmente algo de 80 millones de pesos. Casi 26 millones de dólares que quedaban en manos de los cartoneros. Pero la basura daba más ganancias aún. Los materiales que llegaban a diferentes empresas sextuplican este ingreso que recibían los cartoneros.

publicidad

Con la estabilización del panorama político y social argentino la cantidad de cartoneros comenzó a descender en las calles de las ciudades argentinas. Un número que ahora, con la nueva crisis de este país a la que se suma la inflación y el descontento de sectores como el agropecuario, promete aumentar significativamente. Esta industria fue inspiración de películas, libros, cuentos y hasta un arte innovador. Un artista holandés Matthijs de Bruijne, quien estaba en la Argentina en el 2002, ideó un sistema para vender los sueños de los cartoneros y algunos objetos interesantes vía online. Algunas de las cosas ofertadas: un reloj despertador Alemán, cartas, un encendedor de cuero, tallados, collares, cajas, adornos y todos esos objetos interesantes que aparecieron en la basura (gran parte de estos curiosos elementos fue vendida).El mundo cartonero también apareció en novelas argentinas y en diarios y revistas. Incluso ellos mismos crearon, algunos persisten, medios de comunicación alternativos y hasta páginas webs que cuentan sus realidades en diferentes puntos del país.Como Historia de Cartoneros donde, entre otras cosas, se le pide a la gente que tenga cuidado a la hora de tirar su basura. Ellos lo detallan: "envuelve en papel todo material cortante, vidrios, latas, etcétera. Cuídame, no soy reciclable".Un ejército que noche a noche debe enfrentarse con algunos policías que le sacan lo recolectado, con la inseguridad, con el frío y el calor, con la incertidumbre de un país que nunca termina de estabilizarse. Hombres y niños de cartón, made in Argentina.

publicidad


publicidad
publicidad
Quieres saber como aliviar temporalmente el dolor de muela? Aqui Lore nos cuenta en su segmento #LoreTip en #EdicionDigitalDFW
La cantante venezolana asegura que Hanna, su hija, “siempre fue varonil”, y comparte con el Doctor Juan cómo ha sido el proceso para hacer su cambio físico.
La famosa cantante venezolana narró cómo su hija Hanna le dijo que sentía estar en el cuerpo incorrecto y quería un cambio en su vida, razón por la cual cambió su nombre a Xander y toma inhibidores de pubertad.
Quieres saber que debes hacer para quitar la inflamacion de las venas varicosas (várices)? Aqui Lore nos cuenta en #EdicionDigitalDFW
publicidad