publicidad
Un abrazo transmite sosiego, tranquilidad y energía positiva.

El poder de una madre, sus abrazos

El poder de una madre, sus abrazos

Una de las mayores recompensas en la aventura de ser madre se encuentra al fundirnos en un abrazo con nuestros hijos.

Un abrazo transmite sosiego, tranquilidad y energía positiva.
Un abrazo transmite sosiego, tranquilidad y energía positiva.

Una de las mayores recompensas en la aventura de ser madre se encuentra al fundirnos en un abrazo con nuestros hijos, ese dulce momento en que nuestros corazones se alegran y nuestras almas se llenan. Tal vez no te hayas detenido a pensarlo, pero los abrazos están presentes en cada momento de nuestra vida cotidiana. Entérate de por qué son una herramienta fundamental y poderosa en la crianza de tus hijos.

Beneficios para la salud

Sabemos que recibir un abrazo de un ser querido nos reconforta pero... ¿por qué? En los últimos años, la ciencia se ha interesado en el tema. Un equipo de investigación de la Universidad de Carolina del Norte realizó un estudio donde se demostró que los abrazos aumentan el nivel de oxitocina en el cuerpo. La oxitocina es conocida como la “hormona del amor”, cuando estamos bajo sus efectos nos inunda una sensación de tranquilidad y empatía y, además, ayuda a bajar los niveles de ansiedad y estrés. También se comprobó que los abrazos reducen la presión arterial, teniendo menos riesgo de sufrir enfermedades cardíacas. Como ves está comprobado que abrazar, además de hacernos sentir bien, es bueno para la salud.

publicidad

Doce: el número mágico

“Necesitamos 4 abrazos por día para sobrevivir, 8 para mantenernos y 12 para crecer”, Virginia Satir, reconocida terapeuta familiar.

Abrazar es un modo universal (y no verbal) de demostrar afecto. Es una de las expresiones de amor más directa, rápida y fácil de implementar. Cuando abrazas a tus hijos creas un espacio seguro, generando en ellos una sensación de bienestar. Como indica Virginia Satir, es recomendable que nuestros hijos reciban 12 abrazos por día. ¿Parece mucho? Si prestas atención, verás que seguramente ya lo haces más veces por día de las que te das cuenta. Al despertar, antes de ir a la escuela, cuando les preguntas cómo fue su día, antes de dormir... ¡Siempre es buen momento para un abrazo! Al implementar este consejo, estarás construyendo hábitos diarios de conección familiar que los ayudará a crecer felices y plenos.

Incontables beneficios

¿Conoces todos los motivos por los que es importante abrazar a los niños?

En un estudio publicado en el Journal of Epidemiology and Community Health se demostró que abrazar a los bebés reduce sus niveles de ansiedad. La investigación siguió a 500 infantes hasta la adultez, y se pudo ver que aquellos que recibieron mayores sumas de afecto y contacto físico durante la infancia, presentaron menos hostilidad y estrés al crecer.

publicidad

        

Es una manera de elevar la autoestima de los niños y de construir una relación de amor y confianza, logrando así abrir las puertas de la comunicación abierta y sincera.    

Relaja y tranquiliza

Si tu niño se encuentra inquieto, enojado o triste, intenta ponerte a su altura, hacer contacto visual y luego darle un abrazo firme y cariñoso. Verás que se sentirá más tranquilo en seguida. Además, enfrentar esos momentos expresando amor a través de la contención física de un abrazo, funciona como un ejemplo de paciencia y tolerancia para ellos.

publicidad
publicidad
Una ciudad de Estados Unidos podría aprobar una ley en la que los padres de niños que lleven a cabo el bullying vayan a la cárcel. ¿Es esta una medida justa para tomar responsabilidad? ¿O es realmente una ley sin fundamento?
La psicoterapeuta Maribel del Río explicó cuáles son los efectos psicológicos que les quedan a nuestros hijos al disciplinarlos "con mano dura" y con actitudes violentas.
Tiroteos, desastres naturales, política, conflictos mundiales: ¿cómo tocar delicadamente todos estos temas con nuestros hijos? ¿Es mejor darles una versión "light" o contarles la verdad tal como es? Nuestra experta resuelve estas dudas.
Las nuevas generaciones están más que acostumbradas a compartir cada detalle de su vida en las redes sociales, por eso es importante que nosotros como padres les inculquemos que lo viven en la vida real es lo que en verdad importa.
publicidad