publicidad

Cómo hacer que amen la escuela. Que tus hijos estudien por gusto

Cómo hacer que amen la escuela. Que tus hijos estudien por gusto

Aunque a veces los hijos se pongan rebeldes respecto a la escuela, es importante fomentar el amor por la educación.

Una vez que se produce el ingreso a la educación en una escuela, es tarea de los padres seguir acompañando a la institución educativa elegida y a los chicos en el proceso de escolarización, apoyándolos, estimulándolos y evitando que se agoten o se dispersen y sientan así deseos de abandonar.

La familia eligió la escuela y es importante saber si el joven conoció esta decisión y participó en ella, quizá un cambio de escuela solucione los problemas.

Cuando se inicia la escolaridad hay que seguir el vínculo con al escuela aunque sean adolescentes, saber sus horarios, evitar que trasnochen, resaltar la importancia de hábitos de estudio que con frecuencia parece que sólo son relevantes en la escuela primaria y no en la adolescencia y en la universidad. Los padres deben ocuparse de que el joven no falte sin motivo, apoyar la tarea y darle apoyo afectivo.

En general las quejas son las mismas y son sólo excusas para no ir a la escuela: "tengo sueño", "me duele el estómago", "me duele la cabeza", "no hice la tarea"... así como de niños lloraban y hacía capricho, ahora buscan motivos para no ir a la escuela. Esto hay que evitarlo y si ya lo hace intentar cambiar y no permitirlo. A veces están cansados, otras no han cumplido la tarea, otras hay problemas con compañeros o docentes: hay que averiguar qué pasa.

publicidad

Nunca es tarde para poner orden donde no lo hay. Con afecto, mucho diálogo, escuchando al joven pero con firmeza se logran cambios importantes.

También hay miedos: no ser aceptados por el grupo, no rendir en alguna materia, llevarse mal con algún profesor, ser rechazados por alguien del sexo opuesto... o tienen sueño  porque se quedan hasta tarde jugando con la computadora, otros quieren trabajar pensando que tendrán dinero para sus gustos. Muchos pueden ser lo motivos pero, ¿qué pueden hacer los adultos ante estas situaciones?

Es muy importante la comunicación de los adultos con el adolescente para ir sabiendo qué pasa antes de que la situación sea inmanejable. Por ejemplo se puede mantener un diálogo día a día con los jóvenes, hablar con los docentes, conocer los avances, las dificultades y las novedades en la vida de los jóvenes.

En lo posible brindar un buen ambiente familiar y que el joven duerma lo que corresponde y coma bien. Para lograrlo se puede acordar una hora para ir a dormir y una hora para levantarse y así cumplir con las horas de sueño necesarias.

Hay chicos que viajan solos por primera vez porque cambian de escuela y es bueno darle seguridad, acompañarlo y luego controlar los tiempos para saber qué hacen. Lo cual no significa impedirles estar con amigos, pero sí saber dónde están y con quién por su seguridad.

publicidad

Estar al tanto de lo que hacen y poner una rutina mínima ayuda a que se acostumbren a ciertas cosas como preparar su ropa y elementos de estudio sin depender de los padres y así ser menos dependientes.

publicidad
publicidad
Cuando un adolescente comete un delito, sea el que sea, ¿se debe tratarlo legalmente como adulto? ¿O aún se puede juzgar como si fuera un niño? Escucha nuestro debate.
¡Mira cuánto ha evolucionado y avanzado el cuidado de los bebés! Esto nuevos artículos te ayudarán en el día a día del desarrollo de tu pequeñito.
El miembro de la Universidad Louis manifestó que estas instituciones deben ser el centro comunitario de un barrio y brindar oportunidades académicas, sociales y deportivas.
¿Qué lleva a una víctima de abuso sexual a nunca relatar o esperarse para revelar esta experiencia traumática? La psicoterapeuta Amor Antúnez nos explica qué pasa por la cabeza de estas personas.
publicidad