publicidad

Cómo explicar la muerte a los niños. El amor debe estar sobre todo

Cómo explicar la muerte a los niños. El amor debe estar sobre todo

Explicar qué es la muerte a los niños puede ser un tema difícil de tratar, ¿Cómo se lo digo? ¿Hasta donde digo la verdad?

Explicar qué es la muerte a los niños, ¿Cómo se lo digo? ¿Hasta dónde digo la verdad? ¿Cómo le explico para que no se asuste?

Estas y muchas preguntas más se hacen los adultos cuando tienen que explicar qué es la muerte a un niño.

En general, y como en todas las situaciones, lo mejor es la verdad adecuada a la edad del niño y a su interés por el tema, así como tener en cuenta cuánto saben del asunto a tratar.

Los niños ven la muerte en la televisión, en los cuentos, saben algo sobre ella, pero cuando sucede o la piensan en alguien que conocen o aman es importante sostenerlos con mucho afecto, consuelo y responder a sus preguntas.

De los 5 a 9 años los niños comienzan a darse cuenta de que todas las cosas vivientes mueren, a 9 o 10 años hasta la adolescencia, los chicos empiezan a entender que la muerte es irreversible y que ellos también morirán algún día.

Proteger al niño del dolor con una mentira es no permitir que crezcan o que lo hagan sin aprender a sufrir. Sentir la tristeza y poder hablar de lo que se siente es muy positivo para todos y al niño le brinda la posibilidad de recibir y demandar consuelo y comprensión.

Otro aspecto importante, además de la verdad y el apoyo ante el dolor, es ser simples en la explicación, sencillos, hablamos de sentimientos y es fundamental ser claros pero entrar en detalles. Con frecuencia la dificultad es que los adultos no tienen claro el tema o les asusta y entonces generan lo mismo en los niños, hay que pensar y reflexionar un tiempo antes de encarar la situación para poder vencer los propios miedos que el tema de la muerte, al ser inexplicable, trae para todos.

publicidad

También hay que tener en cuenta que si hay un duelo es mejor no hacer cambios y seguir la rutina para que el niño se sienta más seguro.

Sinteticemos entonces:

1. Pensar en los miedos propios.

2. Dar explicaciones simples y honestas.

3. Responder sus preguntas. Siempre respuestas breves y concretas.

4. Respetar si no quieren escuchar más o se distraen.

Cada niño responde de manera diferente ante la muerte, algunos lloran otros callan, son individuos diferentes y no hay una receta. Es mejor respetarlos a menos que se observe algo que sea extraño y se deba consultar a un experto, en general los niños reaccionan bien y no preguntan por un tiempo hasta que necesitan una explicación más profunda.

publicidad
publicidad
Una ciudad de Estados Unidos podría aprobar una ley en la que los padres de niños que lleven a cabo el bullying vayan a la cárcel. ¿Es esta una medida justa para tomar responsabilidad? ¿O es realmente una ley sin fundamento?
La psicoterapeuta Maribel del Río explicó cuáles son los efectos psicológicos que les quedan a nuestros hijos al disciplinarlos "con mano dura" y con actitudes violentas.
Tiroteos, desastres naturales, política, conflictos mundiales: ¿cómo tocar delicadamente todos estos temas con nuestros hijos? ¿Es mejor darles una versión "light" o contarles la verdad tal como es? Nuestra experta resuelve estas dudas.
Las nuevas generaciones están más que acostumbradas a compartir cada detalle de su vida en las redes sociales, por eso es importante que nosotros como padres les inculquemos que lo viven en la vida real es lo que en verdad importa.
publicidad