publicidad
Excesos, riesgo, violencia, pereza, pasividad, son actitudes y conductas que se asocian a la adolescencia.

Cómo batallar con los hijos en la 'edad difícil'

Cómo batallar con los hijos en la 'edad difícil'

Hay que mantener la comunicación desde la calma y la escucha activa, intentando lograr consensos y tener paciencia con los adolescentes.

Excesos, riesgo, violencia, pereza, pasividad, son actitudes y conductas...
Excesos, riesgo, violencia, pereza, pasividad, son actitudes y conductas que se asocian a la adolescencia.

Dejar de lado los discursos negativos sobre la adolescencia, tener en cuenta no sólo los defectos sino también las virtudes de los jóvenes, apoyarles aunque sin sobreprotegerlos. Estas son algunas formas de entenderse bien con los hijos en "la edad difícil".

Acoso escolar, fiestas multitudinarias rebosantes de alcohol, peleas entre chicas y chicos a la salida de las discotecas, desmanes callejeros, consumo de drogas en los conciertos musicales, consumismo frívolo…

Estos son algunos de los hechos en los que suelen estar implicados algunos adolescentes, los cuales provocan inquietud social y suelen ser reflejados destacadamente por los medios de comunicación. Así contribuyen a crear y reforzar la imagen de los quinceañeros como una manada de jóvenes poco menos que salvajes y ajenos a todo control y buenas intenciones.

publicidad

Últimamente, también se suele asociar esta etapa de la existencia con el preámbulo de la denominada vida “ni-ni”, es decir, una generación de jóvenes que ‘ni estudian ni trabajan’.

"Excesos, riesgo, violencia, pereza, pasividad…  Estas son todas actitudes y conductas con connotaciones negativas que tienden a asociarse con la adolescencia, abonando su mala imagen social y reforzando la idea de que algunos comportamientos puntuales son generales o mayoritarios", señala María Campos, experta en Programación Neurolingüistica (PNL) y psicoterapeuta.

Pero, según Campos, "las generalizaciones son enemigas de la realidad: también hay muchos jóvenes, que no aparecen en las noticias, y que hacen deportes los fines de semana, van a las bibliotecas, el cine o el teatro, participan en asociaciones juveniles, realizan actividades creativas, y en definitiva llevan una existencia sana y positiva”.

"Huir de las generalizaciones negativas, peyorativas o dramáticas sobre la adolescencia, que muchas veces sólo nos angustian y bloquean a los mayores, es  uno de los requisitos que han de cumplir los padres para mantener un buen entendimiento con nuestros hijos adolescentes”, señala la psicoterapeuta.

Para María Campos, “abrazar el discurso negativo o leyenda negra sobre la adolescencia equivale a situarse en la acera de en frente respecto de nuestros hijos, cuando en realidad los padres han que procurar estar sana y constructivamente al lado de ellos, y nunca enfrentados o alejados de los jóvenes.”

publicidad

“Hacer una parte del todo ayuda muy poco a los padres y a la sociedad a abordar esta etapa evolutiva de manera constructiva, viendo todas las posibilidades educativas que tiene esta edad, en la cual la mayoría de los jóvenes estudian, se enamoran y mantiene relaciones familiares satisfactorias”, asegura.

La adolescencia en 'positivo'

Según Campos, "la gran mayoría de los adolescentes prosigue formándose, creciendo y abordando la vida adulta con incertidumbres y cautelas, pero con una inmensa energía para realizar proyectos. No hay que perder de vista esta realidad positiva, para evitar predisponerse negativamente a la hora de relacionarse con los adolescentes".

Para entenderse bien con los hijos adolescentes, la psicoterapeuta aconseja a los padres evitar los discursos dramáticos y negativos del estilo ‘a ver cuando te haces mayor y dejas de darme disgustos’, o ‘es imposible hablar con adolescentes’ y procurar ver a nuestros hijos como lo que realmente son: seres humanos con sus virtudes y defectos.

"Elogiar las cosas que hacen bien e intentar corregir aquellas que hacen mal, así como mantener la comunicación desde la calma y la escucha activa, intentando lograr consensos”, son otras medidas positivas, según Campos, que recomienda “tener paciencia con los adolescentes, quienes a menudo hablan de forma cortante, airada o a la defensiva, sin aparente necesidad, porque no saben manejar bien sus emociones".

publicidad

También es aconsejable compartir con los adolescentes actividades que sean gratificantes para todos "aunque en apariencia las rechazan, les resultan satisfactorias- y recordar nuestra propia adolescencia, durante la cual también fuimos ‘un poco raritos’, pero después de la cual maduramos.

Según María Campos, hay que evitar sobreproteger a los adolescentes, ya que “tienen que cometer errores para aprender y no podemos evitar que atraviesen conflictos, aunque sí podemos ayudarlos a resolverlos". 

"Apoyarles cuando tengan iniciativas positivas, como tocar un instrumento musical, hacer  un deporte o abordar una actividad artística, les ayudará a acrecer, responsabilizarse y relacionarse, mientras que recordar que buscan autonomía, una imagen propia y están llenos de dudas, ayudará a sus padres a tener paciencia con ellos”, aconseja Campos, quien propone una regla de oro: “Hacerles ver y sentir que siempre estaremos a su lado".

PIES DE FOTO:

1.- Huir de las generalizaciones negativas, peyorativas o dramáticas sobre la adolescencia, que muchas veces sólo nos angustian y bloquean a los mayores, es uno de los requisitos que han de cumplir los padres para mantener un buen entendimiento con nuestros hijos adolescentes.

2.- Hay que mantener la comunicación desde la calma y la escucha activa, intentando lograr consensos, y tener paciencia con los adolescentes, quienes a menudo hablan de forma cortante, airada o a la defensiva, sin aparente necesidad, porque no saben manejar bien sus emociones.

publicidad

3.- Excesos, riesgo, violencia, pereza, pasividad… Son actitudes y conductas con connotaciones negativas que suelen a asociarse a la adolescencia, abonando su mala imagen social y reforzando la idea de que algunos comportamientos puntuales son mayoritarios, cuando en realidad no lo son.

publicidad
publicidad
Descubre el verdadero significado de las conversaciones de tus hijos, sobre todo si utilizan muchas abreviaciones y muchos 'emojis', ¡pueden estar en malos pasos!
Si nuestra pareja alza la voz o utiliza un tono fuerte al hablar, ¿está abusando de nosotros? ¿O todo depende del contexto? Escucha las conclusiones de nuestro apasionado panel.
¿Hasta qué punto podemos hacernos responsables por los errores que cometen nuestros hijos? ¿Tiene algo que ver con la edad o la madurez emocional? Escucha el candente debate que se armó hoy.
La española compartió en las redes sociales las risitas de su pequeña hija Alessandra, quien parece que ya hasta desea cantar como su talentosa mami.
publicidad