publicidad
Mujer haciendo ejercicio

El ejercicio de empoderar a la mujer

El ejercicio de empoderar a la mujer

El culto al físico y a la salud mental son un modo sui generis de vivir el girl power. Aquí una experiencia personal de empoderamiento.

Mujer haciendo ejercicio
Mujer haciendo ejercicio
Por Graciela Miramontes
 


 

Todos encontramos el coraje y la inspiración de distintas maneras y nos podemos llamar afortunados cuando lo logramos proyectar en nuestro propio cuerpo. 


 
En mi caso, la historia interminable por encontrar la manera perfecta de ponerme en forma parecía no tener un buen desenlace: jazz, yoga, spinning, natación, box, pilates, gym… y la lista crecía y crecía a la par con mi flojera para seguirlo intentando. Llegó la adultez y, con ella, las responsabilidades propias de la edad. Si bien seguía viviendo en casa de mis padres, sentía la adrenalina y emoción de recibir mis dos quincenas mes con mes. 

 
Honestamente, nunca estuvo entre mis planes pagar una suscripción a ningún club deportivo, pero por fortuna mi lugar de trabajo tenía la opción de gimnasio ilimitado antes o después de la jornada laboral. Una vez, mi jefe me compartió una frase que, hasta la fecha, llevo bien grabada: “Cuando la gente escucha la palabra gratis, inmediatamente le pierde el interés” y, efectivamente, eso era lo que me había pasado.
 
Poco valoraba el hecho de que mi mamá (con mucho esmero) me llevara a escoger mis zapatos o leotardos de baile, ni mucho menos un curso de verano para no tenerme pegada a la computadora en periodos vacacionales. Ahora tenía la opción real de desfogar todo el estrés de la semana en una actividad que no implicara fiesta ni excesos. Además, incluía entrenador disponible para atender a mis metas y necesidades.


publicidad


 
 
Vea también: 5 hashtags para motivarte hoy
 
 

Empowerment a todo
 


Al principio, comencé por ir tres veces a la semana, pues mi condición física me tiraba a la lona con la mancuerna de 2.5 libras (¡vergonzoso!) y, después, tuve el suficiente empuje para aguantar cuatro y hasta cinco días seguidos.

 
¿En dónde encontré el coraje por dedicarme tiempo para estar sana? Lo tengo muy claro: terapia post break-up. Mientras muchos se entregan a las barras libres, yo me rendí ante la barra con discos, peso muerto y media hora de cardio antes de cada rutina.
 
Me bastó el primer mes para empezar a notar cómo la báscula hacía las paces conmigo y que, por fin, empezaba a notar músculos que ni siquiera sabía que existían: me sentía invencible. Poco a poco fui comprendiendo que lo que había empezado como una “pequeña venganza” contra mi ex, se había transformado en la mejor medicina para encontrar mi estabilidad tanto física como mentalmente. Por fin, la niña perezosa que no duraba más de un mes inscrita en actividades extraescolares había encontrado su verdadero llamado.
 
Me parece difícil creer que soy la única mujer que ha atravesado por esta situación, pues el último año me he podido rodear de muchas otras chicas admirables que han hecho del deporte una de sus grandes prioridades, hecho que gradualmente ha ido impactando positivamente a la sociedad en general.


publicidad

Una foto publicada por Nike Women (@nikewomen) el

 


 

A mediados de este año, me sentí lo suficientemente capaz de inscribirme a una magna clase de ejercicio liderada por Nike Women a través de su plataforma N+TC (Nike Training Club) y debo confesar que nunca me había sentido tan entusiasmada por participar en algo así. No voy a aventurarme a decir el número concreto de mujeres que asistieron ese día, pero lo que sí puedo compartir es que el deporteísmo se ha convertido en la mejor forma de generar complicidad dentro de nuestro género y nos ha brindado más de un escenario para poder volver nuestros sueños realidad.

Una foto publicada por Grace Miramontes (@gracemir) el

 


 

Es fácil encontrar infinidad de grupos en redes sociales que te invitan los fines de semana a correr o a tener sesiones de ejercicio en parques públicos. Se siente lindo saber que nuestro hobby nos ha permitido crear comunidad con quienes encuentran la felicidad haciendo lo mismo que nosotras. Hashtags que se han vuelto virales en Twitter e Instagram, acompañados de historias de personas (como tú y como yo) que transformaron su vida de forma ejemplar.

Una foto publicada por Kayla Itsines (@kayla_itsines) el

 


 

Confieso —sin pena alguna— que me considero una adicta al ejercicio, pues para mí no hay mayor satisfacción que subirle una plaquita más a los aparatos y regresar a mi casa, casi a rastras, luego de una sesión intensa.
 
Ahora, la duela y los pisos de goma también se han convertido en nuestra pasarela y por fin hemos logrado infiltrarnos (por mérito propio) a ese lugar que, por mucho tiempo, se había convertido en el templo del culto a la masculinidad. 
 
Nosotras también somos dueñas de nuestro tiempo, de nuestro cuerpo y del asfalto que recorremos con cada zancada. ¡Somos imparables y bellas!

Una foto publicada por adidas Women (@adidaswomen) el

publicidad
publicidad
Secuestro
Beatriz Huerta aseguró que nada justifica que su hijo haya sido alejado de sus brazos de la noche a la mañana. Pide que se imponga la justicia necesaria contra su expareja, quien es señalado de este rapto por, presuntamente, llevarse al menor a México.
Juego y Lotería
Un boleto del Powerball, que ganó un millón de dólares, fue vendido para el sorteo en una tienda Jewel. El suertudo comprador acertó cinco números.
El argentino le da un golpe bajo a Marjorie de Sousa publicando las primeras imágenes de su hijo Matías y esto podría generar que las cosas entre ellos se pongan aun peor ya que la venezolana le quería dar la exclusiva a una conocida revista.
Cuando comprar boletos de avión al mejor precio? Aqui Lore de Latino Mix 107.9 y 107.1 nos dice.
publicidad