publicidad

Pasta de colores

Pasta de colores

Si te gusta la pasta, no dejes de leer esta nota para así aprender a prepararla de con tus colores preferidos.

Para darle color a la pasta, puedes usar estos ingredientes:

Tomates secos para la pasta rosada.

Espinaca para la pasta verde.

La tinta de calamar para dar el color negro.

Si usas harina integral en la preparación de la pasta, ésta tomará un color café.

Mira la receta que te ofrece Sandra Muñoz, chef del restaurante Caffé Ponte Vecchio, para preparar pasta rosada.

Ingredientes (para 4 personas):

5 onzas de tomate seco.

5 huevos.

2 libras de harina.

1/2 litro de agua.

Preparación: En una olla pon el agua y hierve los tomates 15 minutos. Deja enfriar y tritúralos. Añade los huevos y la harina. Bate hasta formar una bola de masa. Pon en una mesa y estira con las manos.

Una vez que has hecho la base de la pasta y se le da el color deseado, puedes escoger entre hacer pasta plana o pasta rellena.

Teniendo la masa estirada, córtala en 4 pedazos y usa un rodillo para aplanar cada pedazo. Cuando tengas los pedazos de masa largos y delgados, debes cortarlos.

La pasta plana se corta con una máquina especial. Esta máquina tiene un disco para cada tipo de pasta (fettucini, linguine, papardella, etcétera)

Si no tienes la máquina, después de estirar bien la masa con un rodillo, enróllala desde dos de los extremos hasta el centro y con un cuchillo haz cortes dependiendo del ancho que quieras tu pasta. Desenrolla cada tirita y pon en un recipiente con semolina para que no se pegue.

Otras pastas planas:

publicidad

Espagueti: Es una pasta redonda.

Penne: Tubos de 5 centímetros de longitud aproximadamente. Sus puntas son cortadas en forma diagonal.

Cabello de ángel: Es un espagueti redondo y muy delgado.

La pasta rellena se elabora a mano. Después de tener la pasta estirada, usa un cortador de pasta para darle la forma deseada.

El cortador se llama molde para pasta y lo puedes conseguir en cualquier almacén donde vendan cosas de cocina.

Luego rellena con tus ingredientes preferidos y haz las combinaciones que más te gustes.

Una buena alternativa es combinar los ravioles y los agnolottis. O, ¿qué tal un plato de tortellinis y mezzalunas?

Los ñoquis se catalogan dentro de las pastas rellenas. Aprende a prepararlos con la receta que comparte la chef Sandra Muñoz.

Ingredientes (para 1 libra):

4 papas.

1 cucharada de harina.

3 huevos.

5 onzas de queso parmesano.

1 cuchardita de nuez moscada.

Sal y pimienta a gusto.

publicidad

Preparación: Cocina las papas y déjalas enfriar. Pásalas por un triturador. Añade el huevo, el queso, la nuez moscada, la pimienta y la sal. Pon un poco de harina en la mesa donde vas a preparar los ñoquis. Moldea a mano tiras finas y corta con una espátula. "Los argentinos, para darle forma, usan un tenedor presionando los bordes de cada ñoqui", cuenta Sandra.

Almacenando la pasta

Después de elaborada, la pasta se almacena con harina de maíz (semolina). Esta harina tiene varias funciones:

Evita que la pasta se pegue.

La conserva.

La mantiene fresca.

"Con una buena refrigeración la pasta plana puede durar hasta 5 días y la pasta rellena hasta 3. La pasta rellena la puedes congelar para proteger su relleno de alguna contaminación, la plana no se debe congelar", dice J.C.

publicidad
publicidad
Para conmemorar el Día de la Independencia de Honduras, ¡qué mejor que una catracha para consentirnos con los mejores platillos típicos de su tierra! Y así fue como Satcha Pretto nos enseñó a preparar estas "enchiladas".
Descubre junto a la hermosa Fernanda Kelly como surgió uno de los aderezos para ensaladas más famosos del mundo, aprende cuales son los ingredientes originales.
La comida no se desperdicia, mucho menos después de que se vive una tragedia donde los alimentos puedes escasear. Por eso el Chef Jesús nos dio estas maravillosas recetas para aprovechar al 100% esas latas guardadas en la alacena.
El físico de la cantante es una inspiración para muchas y cuando viene a la comida no falla en darse sus gustos. ¿Cuál es su secreto?
publicidad