publicidad

Papas con chorizo

Papas con chorizo

La papa es una gran joya que América le dio al mundo. Aprovecha su suave sabor con esta deliciosa receta española.

La papa, en la cocina, se ha instalado en todas las categorías 'sociales'. La verdad es que sería muy difícil, por no decir imposible, imaginar la dieta actual, especialmente la occidental, sin papas.Las papas se prestan a preparaciones 'aristocráticas', como las papas 'soufflées' o infladas o los más finos y cremosos purés, entre los que destaca 'Girardet', creación del magnífico cocinero suizo de ese nombre. En todo el mundo se comen papas fritas, que suelen llamarse 'a la francesa' aunque su denominación original sea 'Pont Neuf', el 'puente nuevo' de París, hoy el más antiguo de los que cruzan el Sena.Van bien con casi todo, desde el caviar a las propias papas, en la tradicional receta de papas 'viudas'. Pero la mejor demostración del triunfo de la papa es que en todas partes existen recetas populares para el tubérculo de origen andino. Son recetas, en general, potentes y pensadas para saciar hambres.En España hay muchas fórmulas populares con las papas como protagonistas o, al menos, como más importante actriz de reparto. Empezaremos con un plato clásico de la Rioja española, tierra de grandes vinos y de muy buenas papas.Las que allí se conocen como 'patatas con chorizo' -en España, salvo en Canarias y buena parte de Andalucía, las papas cambiaron su nombre por el de patata- y que mucha gente llama, sencillamente, 'patatas a la riojana'. El chorizo, como saben, es el más español de los embutidos.Vamos con ellas. Calculen cuatro libras de papas. Lo primero que harán será, claro, pelarlas, lavarlas y trocearlas. Es importante comenzar el corte con el cuchillo, pero terminarlo 'cascando' la papa, terminando el corte con un tirón; de esa manera soltarán mejor su almidón y ligarán mejor el guiso.Piquen bien una cebolla y uno o dos dientes de ajo y sofríanlos en una cazuela con un poco de aceite de oliva. Cuando la cebolla se ablande, añadan un pimiento verde troceado; rehóguenlo un momento y súmenle, a su gusto, bien un pimiento rojo seco o bien un poco de pimentón o páprika. Incorporen a la cazuela las papas y una hoja de laurel, rehóguenlas un poco, dándoles unas vueltas, y cubran todo con agua.A los diez minutos de cocción, añadan una libra de chorizo, en rodajas; es mejor que no esté demasiado curado, más bien que tire a tierno. Salpimienten y dejen cocer hasta que las papas estén en su punto. Comprueben el punto de sal y dejen que el guiso repose unos minutos para que el almidón de las papas ayude a ligar bien el plato. Y eso es todo; por acá solemos acompañarlas con unas 'alegrías' o 'piparras', que no son más que guindillas verdes en vinagre, guindillas que, más que picar, dan un punto muy agradable de amargor. En las copas, claro, un Rioja tinto.

publicidad


publicidad
publicidad
Dos postres, dos chefs, dos recetas y un mismo ingrediente base: pan viejo. Pusimos a competir la receta española de pudín de pan viejo contra la tradicional 'capirotada' mexicana. ¿Quién fue el ganador de esta dulce contienda?
El chef Miguel Ángel Rebolledo reveló el secreto para que el 'roast beef' quede jugoso y cocinado a la perfección, y todo en la comodidad de tu propia cocina. ¡Y después puedes rebanarlo y hacer un sándwich lleno de sabor!
Nuestros expertos Cocineros Latinos nos dejaron maravillados con estos ingeniosos y prácticos artículos de cocina: un 'espiralizador' para piñas, una rueda para picar ajos y una lima para rayar críticos o queso.
Si la noche anterior te fuiste de fiesta y necesitas energía para comenzar el día, no hay nada mejor que este delicioso cóctel mexicano de mariscos, acertadamente llamado 'vuelve a la vida'. Anota la receta de nuestro chef Chile Mayor.
publicidad