publicidad

Nueva recomendación de temperatura para la cocción del cerdo

Nueva recomendación de temperatura para la cocción del cerdo

Si quieres lograr una carne más jugosa, tierna y con mejor sabor toma en cuenta la nueva recomendación de temperatura para la cocción del cerdo.

Para obtener una carne de cerdo jugosa, tierna y sabrosa, puede que sea hora de desechar el consejo de la abuela. Anunciadas hoy, unas pautas nuevas del Departamento de Agricultura estadounidense (USDA) confirman que una cocción a 145 grados Fahrenheit medida en un termómetro de alimentos, seguida de un descanso de tres minutos, es una temperatura de cocción interna final segura para la carne de cerdo.

La nueva temperatura recomendada es unos 15 grados inferior a lo que se recomendaba anteriormente y producirá un producto terminado que tendrá un color más rosado que aquel al que están acostumbrados los que cocinan en casa.

"Nuestra investigación de consumo ha demostrado consistentemente que los estadounidenses tienen una tendencia a cocinar demasiado cortes de cerdo comunes, lo que provoca una experiencia alimenticia inferior al nivel óptimo", afirmó Traci Rodemeyer, directora de Información Porcina de National Pork Board. "Las nuevas pautas ayudarán a que los consumidores disfruten de la carne de cerdo en su temperatura más gustosa, jugosa… y segura".

La recomendación revisada se aplica a cortes enteros de músculo de cerdo tales como lomo, costillas y asado. La carne de cerdo picada, como todo tipo de carne picada, debe cocinarse a 160 grados Fahrenheit. Independientemente del método de cocción o el corte, tanto USDA como National Pork Board recomiendan utilizar un termómetro digital de cocción para asegurar una temperatura final precisa.

publicidad

Temperatura actual para la carne de cerdo

La nueva recomendación refleja avances tanto en la seguridad de los alimentos como en el contenido nutritivo de la carne de cerdo en los últimos años. En promedio, los cortes de carne de cerdo más comunes son un 16% más magros que los de hace 20 años, y la grasa saturada ha disminuido en un 27%. De hecho, el lomo de cerdo hoy es tan magro como el tipo de pollo más magro: pecho de pollo sin piel.

"Al tiempo que los productores de cerdo estadounidenses mejoran las prácticas de alimentación y cría para obtener una carne de cerdo más magra, en conjunto con iniciativas del sector sobre la seguridad de los alimentos, era hora de revisar las pautas para su preparación vigentes entre los consumidores desde hace mucho", afirmó Rodemeyer. La pautas de USDA para la carne de cerdo ahora reflejan los consejos de cocción de otros tipos de carne.

Es más fácil que nunca cocinar como un chef

"Ahora podemos contarles a los cocineros hogareños lo que los profesionales siempre han sabido", puntualizó Johnny Hernández, dueño de La Gloria Street Foods of Mexico y célebre chef de National Pork Board. "Debido a que la carne de cerdo es magra, los consumidores suelen cocinarla de más. Ahora la gente puede cocinar en su casa al igual que los expertos". El sector de los servicios alimenticios ha seguido este estándar de cocción para la carne de cerdo durante cerca de 10 años.

publicidad

Además de la recomendación de usar una temperatura de cocción menor, las pautas de preparación de alimentos de USDA indican lo siguiente:

1. Limpieza: lavarse las manos y lavar las superficies con frecuencia.

2. Separación: no mezclar y contaminar

3. Cocción: a las temperaturas adecuadas

4. Frío: refrigerar rápidamente

Para obtener una carne de cerdo jugosa, tierna y sabrosa, puede que sea hora de desechar el consejo de la abuela. Anunciadas hoy, unas pautas nuevas del Departamento de Agricultura estadounidense (USDA) confirman que una cocción a 145 grados Fahrenheit medida en un termómetro de alimentos, seguida de un descanso de tres minutos, es una temperatura de cocción interna final segura para la carne de cerdo.

La nueva temperatura recomendada es unos 15 grados inferior a lo que se recomendaba anteriormente y producirá un producto terminado que tendrá un color más rosado que aquel al que están acostumbrados los que cocinan en casa.

"Nuestra investigación de consumo ha demostrado consistentemente que los estadounidenses tienen una tendencia a cocinar demasiado cortes de cerdo comunes, lo que provoca una experiencia alimenticia inferior al nivel óptimo", afirmó Traci Rodemeyer, directora de Información Porcina de National Pork Board. "Las nuevas pautas ayudarán a que los consumidores disfruten de la carne de cerdo en su temperatura más gustosa, jugosa… y segura".

La recomendación revisada se aplica a cortes enteros de músculo de cerdo tales como lomo, costillas y asado. La carne de cerdo picada, como todo tipo de carne picada, debe cocinarse a 160 grados Fahrenheit. Independientemente del método de cocción o el corte, tanto USDA como National Pork Board recomiendan utilizar un termómetro digital de cocción para asegurar una temperatura final precisa.

Temperatura actual para la carne de cerdo actual

La nueva recomendación refleja avances tanto en la seguridad de los alimentos como en el contenido nutritivo de la carne de cerdo en los últimos años. En promedio, los cortes de carne de cerdo más comunes son un 16% más magros que los de hace 20 años, y la grasa saturada ha disminuido en un 27%. De hecho, el lomo de cerdo hoy es tan magro como el tipo de pollo más magro: pecho de pollo sin piel.

"Al tiempo que los productores de cerdo estadounidenses mejoran las prácticas de alimentación y cría para obtener una carne de cerdo más magra, en conjunto con iniciativas del sector sobre la seguridad de los alimentos, era hora de revisar las pautas para su preparación vigentes entre los consumidores desde hace mucho", afirmó Rodemeyer. La pautas de USDA para la carne de cerdo ahora reflejan los consejos de cocción de otros tipos de carne.

Es más fácil que nunca cocinar como un chef

"Ahora podemos contarles a los cocineros hogareños lo que los profesionales siempre han sabido", puntualizó Johnny Hernández, dueño de La Gloria Street Foods of Mexico y célebre chef de National Pork Board. "Debido a que la carne de cerdo es magra, los consumidores suelen cocinarla de más. Ahora la gente puede cocinar en su casa al igual que los expertos". El sector de los servicios alimenticios ha seguido este estándar de cocción para la carne de cerdo durante cerca de 10 años.

Además de la recomendación de usar una temperatura de cocción menor, las pautas de preparación de alimentos de USDA indican lo siguiente:

    * Limpieza: lavarse las manos y lavar las superficies con frecuencia

    * Separación: no mezclar y contaminar

    * Cocción: a las temperaturas adecuadas

    * Frío: refrigerar rápidamente


publicidad


publicidad
publicidad
Una experta nos enseñó varias recetas para cocinar este popular alimento, que es rico en vitamina A y C, fibra, cobre y potasio.
El chef Jimmy González comparte una sencilla receta ideal para acompañar su pavo en la cena de este jueves.
El chef Jimmy González nos enseña a preparar este típico platillo de la comida peruana.
La periodista Patricia Hurtado de Mendoza aborda casos de negocios de comida sancionados por autoridades de sanidad. Una pareja en Tallahassee reportó al Departamento de Salud el presunto hallazgo de una rana muerta en vaso con agua pedido en un local de alimentos.
publicidad