publicidad

Los pecados del Gordo en la Dulce Patria

Los pecados del Gordo en la Dulce Patria

Raúl de Molina visitó el restaurante Dulce Patria, de la chef Martha Ortiz Chapa. Ahí se enchiló y probó las alegrías de la cocina mexicana.

Raúl de Molina se enchiló, gozó y se rió en Dulce Patria, uno de los mejores restaurantes de México, a cargo de la chef Martha Ortiz Chapa.

La reunión empezó con las ingeniosas aguas frescas de jamaica y vainilla, con flores y muy aromáticas. Después degustaron un plato de botanas mexicanas con quesadillas de queso con epazote, machaca con queso asaderoy  flor de calabaza con piñón. También estaban los taquitos de chilorio, una preparación muy tradiciónal del norte del país, preparado con carne de cerdo adobada y envuelta en tortillas de harina.

Todo esto lo acompañan con salsas que no sólo lucen coloridas y encantadoras, sino que muestran la variedad de chiles de toda la República, por ejemplo, a una la llaman la "Sultana", en honor a la "sultana del Norte" que es como se le conoce a Monterrey. O tienen la salsa de habanero tatemado, una salsa negra y muy picante con este chile tan característico de Yucatán y la comida maya.

Para cuando llegó el momento favorito del Gordo,  Raúl y la chef Martha ya habían platicado de las mujeres que cocinan, de cómo Martha además de ser la chef del Restaurante Dulce Patria, también se encarga de revisar mil detalles -desde el valet parking, hasta inventar el más sofisticado postre- y cómo es que Ortiz Chapa vive, llora y se alegra en su Dulce Patria, un restaurante que en cada plato cuenta una historia y crea una.

publicidad


publicidad
publicidad
Quizás fue por la lluvia o por las preguntas pero el 'bombón asesino' decidió no seguir con la entrevista que les estaba haciendo Raúl de Molina.
Raúl de Molina estuvo con el ‘bombón asesino’, quien nos habló sobre las acusaciones que sus dos excompañeros sentimentales dieron al Gordo y La Flaca.
El fundador de ‘Yes You Can’ estuvo junto a la televidente Dayana en un restaurante latino y nos enseñó a disfrutar la comida hispana sin aumentar de peso.
El Chef Miguel Rebolledo preparó estos deliciosos bocadillos también conocidos como 'pintxos', los cuales son ideales para compartir mientras vemos un partido o convivimos tomando un buen vino.
publicidad