publicidad
.

¿Horno convencional o de microondas? logo-noticias.6bcb5218ff723b30f6c27...

Cocinar en horno convencional no es lo mismo que hacerlo en microondas. ¿Cuál elegir?

¿Horno convencional o de microondas?

¿Horno convencional o de microondas?

Existen distintos tipos de horno según la fuente de alimentación que tengan: combustión, radiación o electricidad.

Cocinar en horno convencional no es lo mismo que hacerlo en microondas....
Cocinar en horno convencional no es lo mismo que hacerlo en microondas. ¿Cuál elegir?

Las ventajas

El horno es, básicamente, un compartimento cerrado que genera calor y lo mantiene. Sin embargo, existen distintos tipos de horno según la fuente de alimentación que tengan: la energía utilizada para calentar un horno puede obtenerse por combustión, radiación o por medio de electricidad, pero además existe otro tipo de cocción ¿muy utilizada en la actualidad¿ que se realiza por microondas.

El horno convencional es una versión sofisticada del primitivo fuego "el cual, en ocasiones, se sigue utilizando". En primera instancia se utilizó el fuego solo, más tarde se le construyó un refugio que lo protegiera de las inclemencias climáticas y lo contuviera de esparcirse, luego se agregó un soporte para la comida y así fue evolucionando hasta convertirse en el tipo de horno que hay hoy en la mayoría de las cocinas, con un termostato que indica y controla la temperatura.

publicidad

Por su parte, la invención del horno de microondas fue el efecto colateral de una investigación que realizaba el norteamericano Percy Spencer para la fábrica de radares en la cual trabajaba en 1945: luego de probar un nuevo tubo al vacío llamado magnetrón, notó cómo se había derretido el chocolate gracias a las ondas emitidas por este generador de altas frecuencias. El horno de microondas produce ondas a una frecuencia de aproximadamente 2.45 GHz, que hacen vibrar o rotar las moléculas de agua, lo cual genera calor.

"El horno convencional es básicamente una caja de calor que cocina mediante la circulación de aire caliente y deshidrata la comida, en cambio el microondas envía ondas que calientan el agua", resumió Lourdes Castro, directora de Biltmore Culinary Academy. "Como resultado el microondas es mejor para calentar y recalentar sopas o platos con mucho líquido".

"Generalmente utilizo el microondas para calentar rápidamente algunas sobras de comida, pero no para cocinar", confesó Karla Comer de Clara Maries Authentic Southern Bakery. "Además, con el microondas es difícil sazonar, ya que no sabe igual que condimentar una comida y dejar que se cocine lentamente en el horno". Debido a que la mayor parte de los alimentos contienen un importante porcentaje de agua, pueden ser fácilmente calentados en el horno microondas, pero no es tan simple utilizarlo para cocinar.

publicidad

El microondas cambia el sabor y la textura de la mayoría de los alimentos de manera negativa. Además, calentar comidas en el microondas ofrece sólo un calor temporario, mientras que usar el calor del horno mantiene la comida caliente por mucho más tiempo. Si tu cocina es muy pequeña y sólo puedes optar por uno de los dos, no renuncies al horno convencional: es mucho más versátil y los resultados son altamente superiores. Intenta utilizar el horno tanto como sea posible.

Karla Comer concluyó: "la única contra de utilizar el horno convencional es que el proceso de cocción es mucho más largo".

publicidad
publicidad
Termina ese proceso de desintoxicación total de tu cuerpo con una sopa que te nutra, te caliente, y te reconforte. Escucha cómo prepararla y vive plenamente tu nueva purificación.
Chef Pepín se lució tanto con este exquisito platillo con sabor tropical, ¡que hasta nos dieron ganas de bailar! Aprende a prepararla en un dos por tres.
La chef Yamila Castre explica cómo hacer fácilmente este postre tradicional de varios países latinoamericanos. Con ingredientes caseros puede preparar los alfajores, propiciando un ambiente de colaboración familiar.
Para seguir el "Detox de Enero" que nos propone nuestro Chef Yogui, hoy el menú constó de 6 cenas que podrás fácilmente preparar para irte a dormir sin sentirte muy lleno.
publicidad