publicidad

El mexicano que conquistó al Gordo

El mexicano que conquistó al Gordo

Raúl de Molina se fue hasta Los Ángeles para probar las delicias mexicanas del restaurante Don Chente.

Que si tienes antojo de un molito verde, o un mole oaxqueño; que si tienes antojo de un buen molcajete, el lugar a dónde ir es Don Chente, nada más y nada menos en Los Ángeles.

El restaurante se caractriza por los “molcajetes” piedras talladas muy tradicionales en México que se usan para moler, pero en este caso están rellenos de fajitas con asada picante o si pides el de carnes blancas puedes probar pollo en mole oaxaqueño, fajitas, pechuga poblana, marinada y enmoladas; pero si tu antojo es de cerdo no te pierdas el molcajete de carnitas, con su chile verde y un plato de carne al pastor.

Con Don Chente, el Gordo no usó los huaraches para caminar sino para comer. Sobre una base de masa frita, se coloca la carne que más se te antoje: asada, pechuga al pastor y hasta ¡con huevos!  Las tortas están preparadas al tradicionalísimo estilo del folklore mexicano y puedes encontrar la cubana con jamón y piña y hasta pambazos, tortas de papa con chorizo, lechuga, cebollita y tomate.

Por esto, cada vez que el Gordo visita Los Ángeles no se pierde la oportunidad de visitar el resaturante Don Chente con todos sus manjares.

publicidad
publicidad
No se necesita una cirugía plástica para lucir bien. Mira la técnica que Lili le aplicó a Raúl en pleno show.
Estaba comenzando el show como cualquier otro día cuando de repente se le cae el botón de la ropa a Raúl y tienen que ver cómo reaccionó.
La bella Elizabeth Gutiérrez invitó a Raúl a que probase sus cremas y él ni corto ni perezoso dijo que sí. Mira cómo le fue.
El chef dice que usando cupones de oferta se pueden conseguir excelentes alimentos para la cena. Cuenta qué ingredientes utilizó y cómo los mezclo para lograr una deliciosa y nutritiva cena para cuatro personas.
publicidad