publicidad
1 de 20
Publicidad

En México se generó una tradición culinaria muy peculiar. Cuando se come la famosa Rosca de Reyes en enero y alguien saca el “niño” de ésta, se convierte en el “padrino” del niño, por lo tanto debe recibir a las visitas el 2 de febrero con atole (bebida a base de máiz, azúcar y canela) y tamales de diferentes sabores.

Por:
Publicado: 25 Jan | 09:08 PM EST
publicidad