publicidad
.

Amor en tiempos de Tinder (7ma cita) logo-noticias.cd3dd216dd56a6bfeef5c...

Amor en tiempos de Tinder (7ma cita)

Amor en tiempos de Tinder (7ma cita)

Este es un viaje de 23 citas a través de Tinder y en esta ocasión tocó hablar sobre las relaciones abiertas, sus ventajas y sus bemoles.

El amor en tiempos de Tinder: séptima cita
Por Damiana Miller*
 
 
“Como actor, su mejor papel ha sido el de periodista”, me confesó hace poco alguien que conoce a Julián, mi séptimo Tinder boy y a Larissa, su mujer. Resulta que este chico vive desde casi ocho años con su novia.
Esta pareja tiene un acuerdo: cada quien puede tener otras parejas sexuales, o incluso enamorarse de alguien más, pero la única condición es que deben usar protección en los encuentros. Y, desde luego, los celos están prohibidos.


 

Él le llamaba libertad, aunque otros le pondrían el título posmoderno de poliamor. Algunos, sin embargo, simplemente lo tacharían de infiel.


 

Cuando salí por primera vez con él, no sabía que tenía pareja; me lo dijo hasta después de nuestro primer encuentro sexual, mientras me vestía para bajar a abrirle la puerta.
 


publicidad


 

Sexo a domicilio


 

Hicimos match un viernes. Yo estaba en una mezcalería con mis amigos. Quizá por eso no me intimidó que me sexteara con familiaridad y que escribiera cosas como que “quería oler mis bragas y lamerme el coño durante horas”. Normalmente me habría hecho la ofendida —lo he hecho con otros match de Tinder a quienes elimino de inmediato—, pero con Julián fue diferente. De alguna manera esa sensación de cinismo y de peligro me parecieron divertidas. Además de que el sujeto en cuestión me parecía bastante guapo.


 

Al día siguiente hicimos una videollamada en Skype. Creo que él quería estar seguro de que fuera como en las fotos. Yo tenía cara de resaca y maquillaje corrido, pero parece que no le importó. A mí me pareció sexy su acento español. Minutos después, estaba afuera de mi casa, como un delivery man de pizza, pero en este caso era una entrega de sexo a domicilio.


 

Nos saludamos con un beso en la mejilla y comenzamos a hablar sobre nuestros trabajos como periodistas. Resulta que un amigo mío había editado un texto suyo y, según Julián, lo había destruido. Pensé en lo sobrado que era, pero me dio un poco igual porque lo más probable es que no lo volviera a ver.


 

En realidad, su charla me parecía innecesaria, pues yo ya sabía por qué estaba en mi casa y cómo iba a acabar todo. Creo que fui yo quien dio el primer paso y lo besé en el cuello. Me dio la impresión de que olía al sexo de otra mujer. Eso me pareció un poco raro, pero luego pensé que quizá era como Michael Fassbender, en Shame, la versión masculina de Nymphomaniac. De hecho, Julián tiene un ligero aire a Fassbender, pero en la versión española. Eso me pareció divertido.


publicidad


 

Cuando terminamos, mientras los dos yacíamos tirados en el piso, dijo:
—Tengo novia. Vivo con ella desde hace siete años.
—¿Por qué no me lo habías dicho antes?
—No sé. No quería que te rehusases a verme por eso. Ustedes las mexicanas son muy conservadoras. Pero ya vi que tú no. Tú eres como Joe, la de Nymphomaniac —se rió.
—¿Ella sabe que estás en Tinder y que te acuestas con otras mujeres?
—Sí. Porque ella también puede hacerlo.
No respondí nada más. 


 

Se fue de mi casa. Yo debía prepararme para una fiesta familiar y ya se me había hecho tarde. 


 
 
Vea también: El amor en tiempos de sex apps

 


 

El juego
 


El lunes, cuando le conté a uno de mis amigos españoles sobre mi última aventura tinderiana, éste sólo puso cara de asco y dijo: “No puede ser que estés viendo a ese cretino”. Luego me contó sobre todos los dramas que había montado en el periódico donde trabajaba y de donde lo echaron por escribir una nota que le habían rechazado en un medio de la competencia. 
 

Aun así seguí viéndolo. Quizá mi adicción al drama fue mayor.


 

Tuvimos citas un poco más tradicionales. Por ejemplo, quedar para beber una cerveza o para comer. Siempre acabábamos en la cama. Eso sí, siempre en la mía, porque nunca me atreví a ir a su casa. La presencia de su novia era algo que me incomodaba.


publicidad


 

Un día, me invitó a la fiesta de una revista en la que escribía. Yo no estaba segura de ir, pero me decidí cuando Pablo, el tinderboy tres, me mandó al carajo por Whatsapp, por enésima vez.


 

“Ya llegué. Estoy afuera. Baja por mí”, escribí. “Sube”, respondió.


 

Al llegar encontré a Némesis, una ex compañera de la universidad que me resulta, y a quien le resulto, muy desagradable.
—¿Qué haces aquí? Tú no colaboras en esta revista.
—Vine con un amigo.
—¿Qué amigo?
—Ese —lo señalé y me retiré.


 

Cuando saludé a Julián, noté la mirada de Némesis sobre nosotros. En pocos minutos, apareció y así, sin más, comenzó a acariciarle la oreja y a preguntarle de qué escribía y si había leído a tal o a cual. Todas las respuestas del wannabe Fassbender español eran: “No”. “No sé”. “No, no lo he leído”. “No, tampoco me suena”.


 

Yo sólo bebía un vaso tras otro de whisky, porque de lo contrario habría ido a arrancarle las manos y la cara a Némesis. 


 

Julián y yo decidimos bajar a fumar un cigarro. Ahí estaba una atractiva columnista de sexo y el director editorial de la revista. 


 

—¿Cómo se conocen? —preguntó.
—De Tinder —contestamos al mismo tiempo y nos reímos.


publicidad


 

Comenzamos a explicarle cómo funcionaba la app y sobre la facilidad para quedar con cualquier persona para tener citas.


 

—¿A él le darías like? —dijo el señor editor y señaló a su acompañante, probablemente un ejecutivo del área comercial. O al menos tenía todo el look de uno.
—No. Está muy " mirrey" —respondí.


 

El señor editor comenzó a carcajearse y dijo: “Me caes muy bien (...) ¿Con cuántos has salido del Tinder?”. En ese entonces llevaba 10 citas. “Si llegas a veinte, te las publico, que sea algo así como "Veinte citas y una canción desesperada”.


 

Esa noche acabé muy borracha. Julián me acompañó a casa. Como mi roomie dormía,  subimos a la azotea del edificio y tuvimos sexo allí, en medio de tinacos y lavaderos, y a la vista de cualquiera. 


 
 
Vea también: ¿Cómo era el amor antes de Tinder?

 


 

El poliamor


 

Hace casi un año que no nos vemos. La última vez nos vimos en una fiesta masiva, yo iba con otro date, pero terminé horas hablando con él. Me regaló La insorportable levedad del ser, de Kundera —uno de mis libros preferidos y que perdí quién sabe dónde—, a cambio de La ciudad y los perros, de Vargas Llosa, que le había prestado meses atrás.


publicidad


 

Seguimos siendo amigos de Facebook. A menudo postea sobre sus actividades con la novia y de sus viajes juntos. Sé que ahora se dedica a dar cursos en un museo. No sé cómo le vaya representando ese papel. Espero que mejor que el de periodista.


 

Hace unos meses, nos escribimos. Me dijo que era feliz y que esperaba que yo también lo fuera. 
—Tengo todo, creo, lo único que me falta es un novio —le dije.
—Deja de creer en esas ridiculeces de la monogamia. Yo tengo al amor de mi vida desde hace siete años y al mismo tiempo la posibilidad de vivir sin ataduras sexuales.


 

Yo aún no entiendo bien lo del poliamor. Creo que los celos y la desconfianza acabarían conmigo y con mis nervios. Quién sabe cómo lo lleve la mujer de Julián. Sólo recuerdo lo que la chica que los conoce me dijo: “Ella sólo acepta lo de la relación abierta por miedo a perderlo (...) Ella ni siquiera se acuesta con otros”.


 
  Vea la entrega anterior de "El amor en tiempos de Tinder".
 
 
 ---
 
 
*Damiana Miller. Como Carrie Bradshaw en la era de Tinder, pero región 4 y sin tacones Manolo Blahnik. Siempre he creído que me pasan cosas como de película de Woody Allen, con música de los noventa de fondo.

publicidad
publicidad
Cameron Dean decidió sorprender a su novia Amber, oficial en una cárcel del condado de Washington, apareciendo 'arrestado' en la prisión para hacerle la gran pregunta. Todo quedó registrado con la cámara corporal de los colegas de su pareja.
La sexóloga Myriam Balbela explica que dialogar de manera erótica estimula a la pareja, pero recomienda no incluir insultos durante la intimidad.
Según un estudio, una familia gasta un promedio de 776 dólares en regalos para estas festividades, de los cuales más del 50% se destina a juguetes.
El hombre paga unos 1,600 dólares del recibo de luz durante esta época. Su afición por arreglar su residencia cada año comenzó hace dos décadas.
Luis García desea formar parte de la celebración más esperada del año, que se volvió viral cuando el padre de la festejada subió un video a Facebook sin configurar los términos de privacidad.
Los carros deben tener la guía del comprador, donde está la información sobre la garantía. Antes de adquirir el vehículo revise cada punto del contrato.
Investigadores contra la crueldad animal SPCA confiscaron a los animales después de una queja y la muerte de otro perro en el mismo lugar de Pleasant Road.
Según la Federación Nacional de Comerciantes, las compras por medio de la web aumentarán este año del 7% al 10% en comparación con el 2015.
Si piensa ausentarse de su casa puede descargar esta app para conectarse con niñeras y cuidadores certificados en Estados Unidos. El servicio de soporte se presta las 24 horas.
La Navidad llegó al Aeropuerto Internacional de la ciudad con la visita de los estudiantes, quienes recibieron regalos y la compañía de porristas de equipos como Los Angeles Kings.
El talento de Univision 19 se reúne con la comunidad en Viva Supermarket para celebrar la gran posada.
Limitar la exposición al mal tiempo, vestir en capas, mantener seco y guardar equipos de emergencia en su auto son algunas recomendaciones.
Expertos recomiendan cambiar o sustituir alimentos, evitar consumir bebidas alcohólicas, mantener una rutina de ejercicio y descansar lo suficiente.
La técnica de enrollar las hojas de capote secas y fermentadas nació en zonas tropicales en los años 1700. Torcer la tripa de la manera adecuada es fundamental para la calidad del producto.
Alumnos de escuela en el condado de Delkalb recogen una gran cantidad de juguetes que serán entregados a niños y niñas huérfanos o sin hogar en el estado.
Al menos 24 grupos de danzas se darán cita a las 10:00 de la mañana en 1700 de la calle San Jacinto para agradecer a ‘La Morenita’ con devoción en medio de múltiples actividades.
Alimentos que estimulan el apetito sexual
En tu propia alacena puede estar el secreto para tener una vida sexual más plena. Descubre qué alimentos no deberían faltar nunca en tu dieta.
Brian, el cubano que nos conquistó el corazón en La Banda
Desde su llegada a La Banda nos conquistó con su humildad y talento. Ahora está a punto de cumplir su sueño en La Banda.
Félix Gabriel cada vez más cerca de cumplir su sueño
El puertorriqueño se ha ganado la admiración de los jueces y de sus compañeros, cada vez que sube al escenario demuestra que además de cantante es un excelente músico.
Garmandy supo aprovechar su second chance en La Banda
El dominicano es la clara descripción de que el que persevera alcanza, pues tras su regreso a La Banda no desaprovechó ni un segundo es demostrar todo el talento que tiene.
publicidad
En fotos: La mirada de los asesinos más crueles del último siglo
Sin importar raza, sexo o condición social, estos criminales llenaron de terror y dolor a la sociedad. Algunos de ellos aún cumplen sus cadenas perpetuas, otros fueron ejecutados y unos pocos se quitaron la vida antes de cumplir condena.
Freddy Mamani, el arquitecto que está llenando Bolivia de locos edificios de lujo
Freddy Mamani se propuso romper las reglas de las facultades de arquitectura y crear un estilo propio que reflejara el orgullo aimara. Ahora es conocido por ser el padre de los edificios de colores y formas llamativas que ya son un signo de identidad y un atractivo turístico en la ciudad más alta de Bolivia.
En fotos: Los cholets, el símbolo de la nueva arquitectura andina de Bolivia
Mira las coloridas mansiones que han poblado en los últimos años las calles de El Alto, en Bolivia. Los llaman cholets y son el símbolo de la burguesía aimara.
Despídete de las manchas en la piel y luce un cutis hermoso
¿Tienes manchas en la piel y no sabes cómo eliminarlas? Aquí te decimos cómo lograr una piel de porcelana y libre de imperfecciones.
El caso de los abuelos asesinados de 159 puñaladas
Este viernes un jurado encontró culpable al segundo acusado del doble homicidio ocurrido en 2010, el cual habría planeado y ejecutado la nieta de las víctimas, quien tenía 14 años de edad.
Evite convertirse en víctima de estafa durante la temporada navideña y de impuestos con estas recomendaciones
Según expertos, 1 de cada 5 personas ha sido timada en Estados Unidos. Las llamadas telefónicas son una modalidad común para estos hurtos.
Fail histórico: este delantero jamás olvidará este 'casi' gol
El delantero griego Thanasis Takidis falló un gol insólito cuando su equipo el Kozani jugaba contra el Vatera durante un partido de ascenso en Grecia. Tras aprovechar un regalo del arquero, Takidis no puede empujar el balón sobre la línea.
Acompañamos a Don Pedro Rivera al restaurante donde cenó por última vez Jenni Rivera antes de morir
Nos fuimos con el padre de ‘la dinastía’ Rivera al restaurante donde su hija cenó antes de dar su último concierto en la Arena Monterrey