publicidad

Del Hell’s Kitchen al amor a los tacos

Del Hell’s Kitchen al amor a los tacos

Thomas Ortega, el mexicoamericano de Cerritos, California, ha revolucionado los tacos con fusión oriental.

Thomas Ortega

Por Ricardo García


Thomas Ortega, con sus abundantes tatuajes y su aspecto bonachón, parecería un cocinero sin entrenamiento, cuyos inicios se dieron más como un accidente durante el verano mientras cursaba la secundaria.


El joven mexico-americano Ortega quería trabajar en una pizzería italiana, pero no en la caja de cobro, como se lo pedía la vieja cocinera, sino en la cocina. “Sentía una increíble curiosidad por lo que ocurría en los hornos de la cocina”, cuenta. Y fue esa misma señora quien lo inspiró y le hizo inscribirse en la Pasadena Culinary Arts.


Thomas Ortega


De Gordon Ramsay a Cerritos

Tras varios años de estudio y de trabajo arduo en las cocinas de California, apareció en uno de los programas de Gordon Ramsay, Hell’s Kitchen, como un joven juez de reparto, pero también fue uno de los martirizados cocineros que pasan por los sartenes incendiados de ira de Gordon.


Lo demás fue volver a Cerritos, el pueblo al este de Los Ángeles en el que creció, y allí estableció un restaurante que le cambió el ADN a la vida nocturna de la región: su restaurante Amor y Tacos.


Tras muchas mordidas a un taco, los estadounidenses y los mexicanos tratan de averiguar si lo que se pone al interior de una tortilla en los Estados Unidos se puede llamar “taco” o tan sólo “burrito”. Amor y Tacos de Ortega quiso indagar en ese misterio. Así, comenzó a preparar los deliciosos y tradicionales tacos de tinga de pollo y de rajas con crema, pero la exploración fue más allá. Atendiendo a las distintas corrientes que se han avecindado en California, Thomas Ortega quiso llevar al lienzo de la tortilla la experimentación de la fusión con otros ingredientes. Por ejemplo, el Taco Rey Dragón es un delicioso bocado de pato caramelizado, pepino, semillas de sésamo tostado, cilantro y kimchi. Insuperable.


Amor y Tacos


Sueño americano, condimento oriental

Mientras crecía en Cerritos, para Thomas era muy común convivir con hijos de chinos o de coreanos, por lo que los suburbios de LA resultaron desde entonces un crisol de comunidades y tradiciones queriendo abrirse paso en ese “sueño americano”.


Aunque así como ahora juega a fusionar otros ingredientes en las tortillas de Amor y Tacos, siempre regresa a los elementos tradicionales de México, como el mole de 21 ingredientes, con el que deleita a sus visitantes al cocinar croquetas de mole, servidas con queso fresco, cilantro, cebolla morada y crema ácida. 


Por mucho, su Amor y Tacos se ha convertido en el lugar predilecto de los habitantes de Orange County. Saben que no hay que ir muy lejos para encontrar un sabor arriesgado y familiar, sino que tan sólo deben trasladarse al pequeño centro comercial de Southern South y Carmencita Road. Así entre las croquetas de mole, los elotes a la mexicana y las sesiones de DJ invitados de los viernes por la noche, Ortega ha hecho más interesante la vida nocturna fuera del epicentro de Los Ángeles.


publicidad


En el suburbio la gente busca algo menos urbano y más confortable y relajado, pero que se aleje de los restaurantes de comida rápida o los bares con mala comida. La comida auténtica del taco y de algunas recetas tradicionales parece haber abanderado una opción de comida confortable y sencilla que está tomando muchos adeptos en California. Como Thomas Ortega, existe toda una oleada de nuevos restauranteros, cocineros y vitivinicultores que comienzan a provocarnos voltear la mirada para indagar qué más se gestará en la costa Oeste. 


publicidad
publicidad
Jenina Morrison, funcionaria de la organización, manifestó que está muy contenta porque Obamacare ha cambiado vidas y continúa. Donald Trump retiró este viernes su proyecto sobre la reforma sanitaria tras no contar con la mayoría en la Cámara de Representantes.
Las pruebas estandarizadas se crearon para que los estudiantes, sin importar en el estado en el que viven, tengan las mismas oportunidades y las preparación adecuada para asistir a la universidad. Quienes critican estos exámenes, dicen que ponen demasiada presión sobre los estudiantes. Los que están a favor de las pruebas, aseguran que ayudan a estudiantes a prepararse.
Rodeadas de aplausos y sonrisas salieron del hospital las dos gemelas que habían pasado los primeros 11 meses de sus vidas unidas por la parte baja de la espalda. En enero de este año, los doctores del hospital de niños Maria Fareri en Nueva York realizaron una complicada operación que duró 21 horas para poderlas separar. La increíble recuperación de ambas pequeñas tiene asombrados a todo el equipo médico y, por supuesto, a los padres.
La sexóloga Myriam Balbela dijo en la sección Tabú que esto se debe a que conocen mejor el cuerpo femenino. También dio algunos consejos para los hombres.
publicidad