publicidad
Alberto Olmedo Estilista

Alberto Olmedo, el estilista de las espadas

Alberto Olmedo, el estilista de las espadas

Cada tipo de pelo necesita una herramienta medieval específica para conseguir un resultado espléndido.

Alberto Olmedo Estilista
Alberto Olmedo Estilista

Por Milagro Urquietale

El español Alberto Olmedo cataloga a su peluquería como transgresiva. En 2004, abrió “Aluche”, en el madrileño barrio de Campamento donde emplea catanas, garras y fuego en las cabezas de sus clientes para lograr resultados que no consigue con una tijera convencional.

“Darle volumen al cabello, eliminar las capas o los cortes marcados, cortar por dentro y por fuera, lo hago con 8 garras, una en cada dedo; así puedes moldear el cabello a tu gusto. Puedes hacer cosas imposibles como quitar remolinos, por ejemplo”, cuenta el estilista de 51 años a Univisión Trends.

Hace unas semanas, Olmedo alcanzó fama mundial luego que su autodidacta técnica se hiciera viral en YouTube, por un video que superó los 100 millones de visitas en apenas 24 horas. “Una de las cosas que a nosotros nos ha asombrado es que al mundo árabe le ha encantado. Países como Dubai, Irán y Argelia, por ejemplo. Es impensable y un honor para mí”.

VENTAJAS DE SUS CORTES

La catana, por ejemplo, da más volumen al cabello -o lo quita- según la inclinación de la espada. “El corte se logra en varias capas, en velos muy finos e imperceptibles”, asegura. Además, con la catana o espada el peluquero realiza a la vez el corte en ambos lados.

publicidad

“La longitud de la catana permite hacerlo. Se coloca el cabello hacia adelante, se desliza la catana hacia abajo con rápidos movimientos y el corte queda geométricamente perfecto”. Por si fuera poco, esta técnica logra que en un cabello alisado no quede marcas del corte, ya que no se realiza de forma recta con tijeras, sino simultáneamente; abarcando toda la melena.

¡Aún hay más! ¿Te atreverías a cortarte el cabello con un soplete a 1300 grados? El peluquero español recomienda esta técnica en cabellos finos y con poco volumen. “Sabía que el fuego daba volumen al cabello porque sufre una dilatación de un 20%, debido al calor. Y así queda el cabello más tupido. Claro, antes lo hacían con cabellos largos, con cerillas o teas. Pero con la cerilla no puedes dirigir las llamas, entonces pensamos en algo más potente. Una llama más corta y que se pudiera dirigir también en cabellos cortos, que es el caso del soplete”. Nos cuenta Olmedo de una herramienta que se carga con gas como si fuera un mechero y que dura 20 minutos encendida.

A esto añade: “al mismo tiempo que vas cortando el cabello con el soplete, lo vas peinando y queda moldeado por uno o dos meses. Además de que crece más fuerte”.

UNA NUEVA ELITE DE PELUQUEROS

publicidad

El éxito del peluquero español ha sido tal que está pensando en abrir una escuela transgresiva en Madrid. “Han empezado a surgir peluqueros diferentes a los del siglo XX, estilistas del futuro al alcance de cualquiera. Mi escuela enseñará nuevas artes como el manejo de espadas, fuego, garras y sables. Lo que a mi equipo y a mí nos tomó años aprender, a otros les tomará un mes”, afirma Alberto Olmedo a Univision Trends.

Si bien el estilista aún no tiene fecha exacta para abrir su escuela, un corte promedio en su peluquería ronda los 30 dólares y las críticas sobre las herramientas de trabajo que usa no se han hecho esperar. “Hay temor y la gente lo critica. Hasta mi equipo lo hizo -al principio- porque no tenía clara la técnica. Eso siempre ocurre. Imagínate que- a principios de siglo- Coco Chanel dijo que las mujeres podían llevar pantalones. Eso en aquella época era un poco más que una herejía. Pero lo puso de moda, la evolución se fue imponiendo. Ahora también con la peluquería".

A lo largo de 11 años, Alberto Olmedo ha ido documentándose de los beneficios de instrumentos medievales para cada corte y tipo de cabello. Las espadas -con 10 pequeñas navajas en ellas- fueron invención propia, dice el estilista. Y los errores son parte del camino y el aprendizaje.

publicidad

“Antes aplicábamos calor en un cabello no debido. Aprendimos que cada cabello y corte es único. Por ejemplo, a un cabello tupido no se le puede aplicar el fuego porque nos queda demasiado grueso y no se puede ni peinar. O aplicar las garras en un cabello fino, nos quedamos sin cabello. En cambio, en un cabello tupido queda espectacular”, aconseja.

Olmedo se perfila como un estilista singular, con técnicas para algunos extravagantes y para otros, revolucionarias. Una moda que traspasa fronteras. ¿Se atrevería a cortarse el cabello con él?

Relacionado
Mujer con estilista
Cómo elegir tu corte de pelo sin dejar de ser realista
Protégete de la maldición del corte Skrillex.
publicidad
publicidad
En promedio, el día de Acción de Gracias es el día en que más se registran incendios en el hogar. Por ello, estos bomberos tomaron la iniciativa de publicar un video que muestra la forma incorrecta de freír un pavo durante el día festivo.
El Congreso mexicano aprobó cuál será el día nacional del tequila en el país, aunque como dicen muchos mexicanos, cualquier día es bueno para brindar.
Entre gritos una mujer se arma de valor, además de una red, para intentar sacar una enorme lagartija del interior del inodoro en el baño de su casa.
Además, les presentamos al primer gato diplomático del mundo y a un hombre que podría ser nombrado padre del año por el gesto que tiene con su hija.
publicidad