publicidad
La calvicie es una de las peores cosas que le pueden pasar a un hombre, o al menos así ha sido casi siempre.

10 pasos para llevar una calvicie digna

10 pasos para llevar una calvicie digna

¿De veras es tan terrible perder el pelo? Aquí te podemos cambiar la perspectiva

La calvicie es una de las peores cosas que le pueden pasar a un hombre,...
La calvicie es una de las peores cosas que le pueden pasar a un hombre, o al menos así ha sido casi siempre.

Por Rodrigo Fábregas | @univisiontrends

La calvicie es una de las peores cosas que le pueden pasar a un hombre, o al menos así ha sido casi siempre. Desde que Sansón fue castigado perdiendo su larga cabellera, los hombres de bien saben (sabemos) que quedarnos sin pelo es cosa de cuidado.

La lista de calvos tristemente célebres es larga y penosa: Homero Simpson, George Costanza, Lex Luthor (cuya calvicie no sólo representa su maldad, su falta de humanidad, sino que fue la pérdida de pelo lo que lo volvió siniestro: Lex era amigo de Superman, pero tuvo un accidente que incendió una planta de químicos; Superman no pudo rescatarlo, así que Lex, al quedarse calvo por el incendio, culpó a Superman de su “terrible desgracia”: una cabeza calva como pino de boliche). De la lista de calvos despreciables (que incluye incluso a un ex presidente mexicano), se salvan acaso Buda y Gandhi, ambos hombres santos, y por tanto, un poco menos hombres.

Calvicie y hombría estuvieron mucho tiempo lejos entre sí, hasta hace muy pocos años, en el que algún héroe se percató de que es más digno ser un calvo asumido que uno renegado. Habrá sido acaso Billy Corgan o Michael Stipe o Bruce Willis, allá en los años noventa; quién sabe. Lo cierto es que si últimamente ves que tu almohada amanece llena de pelos, si tapas la ducha, si cada vez intentas con más ahínco cubrir los valles ya desiertos de tu mollera, te hacen falta algunos consejos. Pero no consejos para prevenir o combatir la calvicie (hay pocos métodos confiables, y son, en su mayoría, carísimos), sino para asumir tu nuevo look con dignidad. Ya verás: el terror que tus abuelos le tenían a quedarse calvos era sólo una cosa de época.

publicidad

1. No importa lo que te quieran hacer creer: la calvicie no sólo no es antinatural, sino que es bastante normal . Alrededor de 40 millones de hombres en Estados Unidos padece alopecia (así se llama la “condición” que provoca la calvicie), la cual se debe a un exceso de testosterona, que anula a los folículos pilosos que están expuestos al sol. Así que, cuando alguien haga notar que estás quedándote calvo, responde: “sí, es que tengo mucha testosterona”, y guíñale el ojo a la primera mujer que pase a tu lado.

2. Sólo hay tres tratamientos que, hasta hoy, han demostrado éxito para prevenir o revertir la calvicie: el monoxidil (que se aplica como crema), la finasterida (que se toma por vía oral y todavía no termina de investigarse) y el trasplante de pelo. Cualquiera de los tres tratamientos es costoso, y no hay garantía de éxito. Si quieres prevenir la caída de tu cabello, puedes aplicar alguno de esos tratamientos, o cuidarte de manera tradicional: lávate el pelo con agua no demasiado caliente ni con demasiada presión; evita los shampoos y lávate mejor con jabón neutro; y jamás, jamás, uses gel o cera para peinar.

3. Llegará un día en el que un espejo puesto de cierta manera te haga ver tu mollera rala en todo su esplendor. Ese día te enfrentarás con toda clase de dudas, te aferrarás, buscarás a ese milagroso colombiano que, dicen, sí es capaz de curar la alopecia. Esa negación podrás alargarla todo lo que quieras, pero el pelo se te va a caer, sí o sí. Tienes dos opciones: tratar de ocultar tu calvicie o asumirla. Para ocultarla no existe, hasta hoy, un método decoroso: prestarte mechones de los lados o de atrás para cubrir las zonas afectadas es un recurso socorrido desde hace siglos, pero siempre es un poco ridículo. Si no estás dispuesto a raparte a coco, siempre es mejor dejarte el pelo que sí tienes lo más corto posible, con una buena máquina de afeitar.

Quizá decidas raparte. Eso está muy bien: es no sólo asumir la calvicie,...
Quizá decidas raparte. Eso está muy bien: es no sólo asumir la calvicie, sino hasta festejarla.

4. Quizá decidas raparte. Eso está muy bien: es no sólo asumir la calvicie, sino hasta festejarla. Contempla lo siguiente : la primera vez que te rapes, el ejercicio será complicado, no sólo a nivel emocional, sino a nivel técnico. Habrá mechones por todos lados; si usas máquina de afeitar, ésta se atascará mil veces; ni qué decir del lavabo; de las lágrimas que echarás al verte por primera vez sin pelo, ni hablemos. Sin embargo, este proceso se irá suavizando (igual que tu pelo: no olvides que mientras más te rapes, más delgado se volverá: la calvicie asumida es un feliz camino sin retorno).

5. Una vez que hayas decidido raparte para siempre, descubrirás que, mientras más al ras te rapes, será mejor, por tres razones: primero, así durarás más tiempo sin tener que volverte a rasurar; segundo, se ve mejor; tercero, es más fácil afeitarte cuando tu pelo es más corto. Así que es probable que pronto dejes la máquina de afeitar y optes por el rastrillo. Es un arte que toma meses amaestrar, pero una vez que lo logres, serás capaz de afeitarte en la ducha, sin necesidad de espejo. Presta atención a la zona detrás de tus orejas, especialmente susceptible a las cortadas.

publicidad

Morning ☀️☕️

A photo posted by Matthias (@bart_simsen) on

6. Llevar la cabeza a rape no te exime de tener cuidados especiales. Por el contrario, tienes que ser especialmente cuidadoso con las quemaduras de sol. Usa todos los días un bloqueador del 50 para protegerte de los rayos UV. A menos que quieras parecerte a Gorbachev cuando seas viejo, claro.

7. No tener pelo en la cabeza es muy cómodo en ciertas situaciones (cuando llevas prisa en la mañana, por ejemplo), pero es, de cualquier modo, una tara física. El cabello tiene, entre otras, las siguientes funciones: te cubre del sol, te cubre del frío y refresca tu cabeza (esto suena asqueroso, pero es importante: tu pelo condensa el sudor que se evapora de tu cabeza cuando hace calor, y así aclimata la temperatura de tu cráneo) . Al asumir tu calvicie, te quedarás sin todos esos apoyos. Así que recuerda siempre llevar un gorro para el frío y un sombrero para el calor. Y mucho cuidado con insolarte.

8. Sí: a la gente todavía le parecerá muy divertido ponerte apodos, así que asúmelo con gracia: cada vez que alguien te llame “bola 8”, “cabeza de cachalote”, “foco de dos patas”, relájate: velo como una manera de fortalecer tu espíritu. El mundo no siempre está listo para quienes sacrifican la cabellera en pos de la paz interior.

9. Sin embargo, recuerda lo siguiente: la calvicie es uno de los cuatro defectos cardinales de los hombres. Los otros tres son: obesidad, pobreza, estatura corta. Procura no permitir que más de dos de éstos se personifiquen en ti al mismo tiempo.

publicidad

10. Ante todo: diviértete. Ríete de ti mismo. Lleva tu calvicie con dignidad, y no como si fuera una enfermedad (aunque categóricamente lo sea, pues). Intenta disfrazarte de minion en la próxima fiesta de disfraces. O de Maestro Limpio. Intenta dejarte la barba. Lo que sea: ya perdiste el pelo, así que, en adelante, todo es ganancia.

Relacionado
Hombre con barba
El manual definitivo para una barba perfecta
Aunque la moda te lo haga ver fácil, llevar barba es un arte.
publicidad
publicidad
Varios dueños de bares promueven el proyecto de ley SB 384, que permitiría la venta de alcohol hasta las 4:00 am. Según sus autores, esto generaría más ganancias y oportunidades de empleo. Sin embargo, hay quienes consideran que permitiría que haya más conductores ebrios tras el volante.
'La Diva del Bronx' causó preocupación ante sus seguidores luego de que su novio Alex Rodríguez publicará una imagen donde se le ve "cansada", ¿cuál será el motivo que la tiene así?
“¿Hasta donde va a llegar esto?” se pregunta Julián Gil en una publicación en sus redes sociales. El actor argentino reacciona a las supuestas grabaciones entre él y su abogado que salieron al aire.
Pese a que en cercanías de Carbondale, al sur de Illinois, el eclipse será total, para muchos será difícil desplazarse hasta allá porque es un día laboral. Por esta razón, le contamos dónde puede sacarle el máximo provecho en la ciudad de los vientos al avistamiento de este fenómeno astronómico.
publicidad