publicidad
111 damas de honor

Renueva sus votos al lado de 111 damas de honor

Renueva sus votos al lado de 111 damas de honor

Una niñera renovó sus votos e invitó a decenas de niños que cuidó a lo largo de su vida.

111 damas de honor
111 damas de honor


111 damas de honor en su boda
Muy bella lucía Karen de blanco. La pareja no podía dejar de sonreír

Karen Ault celebró 25 años de matrimonio al lado de su esposo, David, en la iglesia de St. Edward’s Church, Castle Donington.

publicidad


Pero no es lo único que celebra, ya que la carrera de Karen como niñera durante 25 años está llegando a su fin; por ello decidió invitar al evento a los niños.
“He tenido unos años maravillosos como niñera. Ha sido genial. Cuando escogí jubilarme, pensé que debía hacer algo para celebrar”, dijo Karen, quien vive en Crabtree Close, Castle Donington.
Justo cuando ella reflexionaba sobre qué hacer para conmemorar el término de su carrera, planeaba renovar sus votos. ¿Por qué no juntar ambas celebraciones entonces?
“No hay nada extraño para nosotros en invitar a todos los niños y hacer que tengan un rol importante. Han jugado un papel increíble en nuestras vidas porque me encantan los niños y amo ser una niñera”, comentó la feliz esposa.

111 damas de honor
¡Niños, niñas, jóvenes y jovencitas estaban agradecidos con la niñera!

A la fiesta también asistieron los hijos de Karen y David, Harry y Katie. También sus nietos estuvieron ahí.
Después de la boda se fueron al hotel Donington Manor a una fiesta de niños, seguida por una recepción sólo para adultos en la noche.
La pareja se mostró feliz por el clima del día en que renovaron sus votos y el costo de la recepción, ya que cuando se casaron hubo una tormenta eléctrica y no pudieron permitirse muchas cosas, ya que eran mucho más jóvenes que ahora.
"Ha sido un día muy emocionante y especial. Fue el mejor día de mi vida”, admitió Karen. 


publicidad
publicidad
Caridad
La pareja iba a tener una tradicional boda hindú, pero finalmente decidieron enviar el dinero a una organización sin fines de lucro de Camerún. La intención de los novios es poder ayudar a alimentar a niños necesitados.
Muchos de los asistentes llevaban años de relación, pero no habían dado el paso de convertirse en marido y mujer porque no creían en el matrimonio o porque no se había dado la ocasión. En una playa de Cancún y con un atardecer de película todos ellos se dijeron 'sí quiero'.
Una boda promedio cuesta alrededor de 35,000 dólares, teniendo en cuenta el alquiler del lugar, el entretenimiento, la comida, los vestidos y los detalles para un evento inolvidable. Los anfitriones se esmeran para complacer a sus invitados, que también han aumentado considerablemente.
El famoso reguetonero se casó con María Angélica Cruz en Colombia en una exclusiva zona a las afueras de Medellín y rodeados de familiares y amigos muy cercanos.
publicidad