publicidad

Los chismes y detalles de la boda de Galilea Montijo

Los chismes y detalles de la boda de Galilea Montijo

Galilea Montijo y Fernando Reina Iglesias se dieron el sí en Acapulco, tras cuatro meses de relación.

Galilea Montijo y Fernando Reina unieron sus vidas en la bahía de Acapulco este 6 de agosto. Tras cuatro meses de relación, y siete meses de conocerse, este político acapulqueño fue quien terminó por robarle el corazón a la novia fugitiva.

La novia guardó el enigma hasta el último momento y bajó por las escaleras del recinto cubierta con telas, donde los invitados y el novio la esperaban bajo una carpa.

La sorpresiva boda de Galilea se llevó acabo en una villa al aire libre e inició a las 7:00 de la noche. El alcalde de Acapulco, Manuel Añorve Baños, fue el encargado de oficiar la ceremonia por el civil. Algunos reporteros de espectáculos miraban desde lo lejos en un yate en altamar la ceremonia.

Tras dar el sí, sonó la marcha nupcial y prosiguió la ceremonia religiosa. Así que alrededor de las 8:30 Galilea Montijo se convirtió oficialmente y ante Dios en la señora de Reina.

Las damas de honor fueron Roxana Castellanos, Paola Cuellar y Claudia Arroyo, quienes irían vestidas de rojo. Entre los invitados también estuvieron Alan Tacher, Raul Aráiza, Ines GomezMont y el actor Fernado Alonso.

A todos los invitados se les prohibió el uso de celulares, cámaras y cualquier dispositivo que plasmara la imagen de los recién casados, debido a que la exclusiva la compró la revista Hola.

La sorpresa de la noche fue Gloria Trevi, quien viajó en un vuelo privado. La Trevi le puso sabor a la noche al improvisar y subirse a cantar 'Voy a traer el pelo suelto', y además puso a bailar a los presentes, que continuaron con la fiesta hasta el amanecer.

publicidad

Otra de las invitadas que se subió a cantar al escenario fue Federica Quijano, ex Kabah, quien cantó "La calle de las Sirenas".

Los amigos de Galilea Montijo hicieron saber que la novia se la pasó bailando sin parar toda la noche. Algunos invitados comentaron que el matrimonio Reina Montijo se veía feliz, acompañado de sus seres queridos, entre ellos, dijeron que la más solicitada fue la madrina y amiga íntima de la novia, Roxana Castellanos.

Una boda sorpresiva

A pesar que la conductora de Pequeños Gigantes tenía muy guardadito el secreto, la noticia logró salir a la luz tan sólo unos días previos a su boda. Se dijo que Galilea vendió la exclusiva de su boda a una revista y esa fue la razón por la cual tanto misterio.

Se rumoraba que en Acapulco un autobús recogería a todos los invitados y los transportará al recinto. "El banquete estará en manos de Susana Palazuelos, chef que se ha encargado de muchas bodas de famosos, entre ellos Adal Ramones", reportó la reportera Inés Moreno en El Gordo y La Flaca.

El cupido de la pareja fue el alcalde de Acapulco, Manuel Añorve Baños, quien hace siete meses invitó a Galilea Montijo a su cierre de campaña, y fue ahí donde la conductora conoció a Fernando Reina.

Galilea ha estado cerca del altar en varias ocasiones.  En 2001 tuvo su primer intento de boda con un empresario venezolano llamado Roger Torres, luego tuvo un romance con Cuauhtémoc Blanco, que terminó por los incesantes rumores de infidelidad del futbolista.

publicidad

En 2007 se enamoró del cubano Gilberto Sobrero, quien le propuso matrimonio, para más tarde enamorarse del doctor Jorge Krasovsky, quien le entregó anillo de compromiso en su cumpleaños de 2010, para mas tarde romper su compromiso.

Tras posponer tantas veces su compromiso, al parecer esta vez es la buena para Galilea Montijo y el empresario Fernando Reina.

Envíale tus felicitaciones a la pareja

publicidad
publicidad
Caridad
La pareja iba a tener una tradicional boda hindú, pero finalmente decidieron enviar el dinero a una organización sin fines de lucro de Camerún. La intención de los novios es poder ayudar a alimentar a niños necesitados.
Muchos de los asistentes llevaban años de relación, pero no habían dado el paso de convertirse en marido y mujer porque no creían en el matrimonio o porque no se había dado la ocasión. En una playa de Cancún y con un atardecer de película todos ellos se dijeron 'sí quiero'.
Una boda promedio cuesta alrededor de 35,000 dólares, teniendo en cuenta el alquiler del lugar, el entretenimiento, la comida, los vestidos y los detalles para un evento inolvidable. Los anfitriones se esmeran para complacer a sus invitados, que también han aumentado considerablemente.
El famoso reguetonero se casó con María Angélica Cruz en Colombia en una exclusiva zona a las afueras de Medellín y rodeados de familiares y amigos muy cercanos.
publicidad