publicidad

La boda real y sus invitaciones

La boda real y sus invitaciones

Unas 1,900 personas fueron invitados a la boda del príncipe Guillermo y de Kate Middleton el 29 de abril, con tarjetas escritas con oro.

LONDRES - Unas 1,900 personas, entre ellas muchos reyes, príncipes, jefes de Estado, diplomáticos, familiares y allegados, fueron invitados a la boda del príncipe Guillermo y de Kate Middleton el 29 de abril en la abadía de Westminster en Londres, anunciaron el domingo los servicios del príncipe.

La identidad de los invitados no fue revelada, pero los títulos o los cargos de las personalidades convidadas reflejan la posición del príncipe Guillermo, segundo en el orden de sucesión al trono de Inglaterra e hijo del príncipe Carlos y la princesa Diana, fallecida en 1997.

Además de los cincuenta miembros de la familia real de Inglaterra, fueron invitados unos cuarenta representantes de las familias reales extranjeras, 200 miembros del gobierno, el parlamento o el cuerpo diplomático británico, 60 dirigentes extranjeros y 30 representantes del ejército británico.

A quién no invitaron

Entre los miembros de la familia real británica, se sabe ya que la duquesa de York, Sarah Ferguson, tía del príncipe Guillermo y ex-esposa del príncipe Andrés, conocida por sus extravagancias, no fue invitada, según su portavoz.

"No acudirá a la boda. Nunca pensó que sería invitada. Estará en el extranjero en el momento" de la celebración, declaró el portavoz de Sarah Ferguson al diario.

Sin embargo, sus hijas, las princesas Beatriz y Eugenia, primas de Guillermo, debería entrar en la muy numerosa lista de invitados de la abadía de Westminster.

publicidad

La duquesa de York, apodada "Fergie", ha escandalizado en varias ocasiones a la familia real, con sus meteduras de pata, sus faltas al protocolo y sus infidelidades.

Pero la mayoría de los invitados - más de 1,000 - son miembros de las familias de los futuros esposos y de sus amigos.

A esta lista, se añadirán unas 80 personas que representan a las organizaciones de caridad a las que apoya el príncipe Guillermo.

Los 1.900 invitados a la abadía de Westminster no serán todos invitados a las festividades que se llevarán a cabo luego de la ceremonia religiosa.

Sólo 300 personas estarán en la cena

Sólo unas 600 personas participarán a mediodía en la recepción por invitación de la reina Isabel II en el palacio de Buckingham, y 300 en la cena a la que seguirá un baile organizado por el príncipe Carlos, en el mismo palacio de Buckingham.

Las tarjetas de invitación, presentadas en sobres de color marrón claro, fueron impresas en papel blanco con ribetes de oro y las iniciales de la reina, EIIR (Isabel II Regina), puestos bajo la corona. El texto está impreso en oro.

"Por orden de la reina, Lord Chamberlain invita ... a la boda de su alteza real el príncipe Guillermo de Galles K.G. con la señorita Kate Middleton en la abadía de Westminster el viernes 29 de abril de 2011 a las 11".

Lord Chamberlain es el más alto funcionario de la Casa real y por esta razón, encargado especialmente de supervisar las ceremonias organizadas por la familia real.

publicidad


publicidad
publicidad
Caridad
La pareja iba a tener una tradicional boda hindú, pero finalmente decidieron enviar el dinero a una organización sin fines de lucro de Camerún. La intención de los novios es poder ayudar a alimentar a niños necesitados.
Muchos de los asistentes llevaban años de relación, pero no habían dado el paso de convertirse en marido y mujer porque no creían en el matrimonio o porque no se había dado la ocasión. En una playa de Cancún y con un atardecer de película todos ellos se dijeron 'sí quiero'.
Una boda promedio cuesta alrededor de 35,000 dólares, teniendo en cuenta el alquiler del lugar, el entretenimiento, la comida, los vestidos y los detalles para un evento inolvidable. Los anfitriones se esmeran para complacer a sus invitados, que también han aumentado considerablemente.
El famoso reguetonero se casó con María Angélica Cruz en Colombia en una exclusiva zona a las afueras de Medellín y rodeados de familiares y amigos muy cercanos.
publicidad