publicidad

La boda real del príncipe Guillermo

La boda real del príncipe Guillermo

El príncipe Guillermo y Kate Middleton se casarán el 29 de abril en la Abadía de Westminster.

LONDRES - El príncipe Guillermo y Kate Middleton se casarán el 29 de abril en la Abadía de Westminster, la histórica iglesia londinense en la que se efectuó el funeral de la princesa Diana.

Las autoridades de la casa real dijeron el martes que la pareja escogió ese lugar por su belleza, intimidad y simbolismo histórico para la realeza y esa fecha porque deseaban que la boda fuera en primavera.

El príncipe Guillermo y su prometida, Kate Middleton, se hallaban inmersos en los preparativos de su anticipada boda este miércoles, víspera de la reincorporación del futuro novio a su puesto de piloto en una base al noroeste de la costa de Gales.

El enlace del segundo en la línea de sucesión a la corona británica y su novia de toda la vida se celebrará en una fecha que todavía no ha sido anunciada de la primavera o el verano (boreal) de 2011 en la capital británica.

"El príncipe Guillermo y la señorita Middleton han pasado la mañana en reuniones con el personal de palacio sobre la boda", dijo este miércoles una portavoz de St James' Palace, donde está ubicada la oficina encargada de la comunicación de los hijos del príncipe Carlos y la difunta princesa Diana.

"El anuncio sobre el lugar y la fecha se hará a su debido tiempo después de que otros miembros de la familia real, el señor y la señora Middleton (padres de la novia) y el gobierno hayan sido consultados", agregó.

publicidad

La joven pareja, que selló su compromiso el mes pasado durante unas vacaciones en una reserva de Kenia donde Guillermo le regaló a Kate el anillo de compromiso de su madre, anunció el martes su boda tras ocho años de noviazgo.

En plena era de austeridad, la ceremonia no debería tener la misma fastuosidad que cuando Carlos y Diana se dieron el "sí quiero" 30 años antes en la imponente catedral de San Pablo ante millones de telespectadores.

Los novios son "conscientes de la situación económica", aseguró la portavoz del príncipe, respecto al plan de rigor anunciado en octubre por el gobierno para reducir un déficit excesivo y que golpea incluso a la familia real.

Guillermo y Kate, de 28 años, podrían optar por la Abadía de Westminster, algo más pequeña, pero aunque la ceremonia sea modesta la factura podría ascender a millones de libras, sobre todo debido al dispositivo de seguridad que requerirá, gran parte de la cual debería ser para el contribuyente.

Una organización antimonárquica llamada Republic advirtió a través de su portavoz, Graham Smith, que la boda era un "asunto privado", y sería "nauseabundo que el gobierno permitiera gastar un penique más en la familia real" cuando se le pide a los británicos que "se aprieten el cinturón".

Pero el periodista de la cadena ITV que entrevistó el martes a Guillermo y Kate, Tom Bradby, que también es amigo de la pareja, consideró que el costo será "infinitamente pequeño" comparado con "el impacto en la marca Gran Bretaña".

publicidad

Según la consultora Verdict, el impacto económico de la boda en el Reino Unido podría ser de unos 620 millones de libras (990 millones de dólares, 730 millones de euros), si se suman los gastos extraordinarios de los británicos, los de los turistas y los ingresos de la venta de objetos conmemorativos.

Mientras la prensa y los británicos esperan ávidamente detalles, el príncipe Guillermo se reincorporará el jueves a su puesto en la base de la Royal Air Force (RAF) de la isla de Anglesey, al noroeste de Gales, donde pilota helicópteros de búsqueda y rescate, según informó otra portavoz real.

La pareja, que después de la boda se instalará en el norte de Gales, vive desde hace unos meses en una casa alquilada cerca de la base, pero esta vez Kate no acompañará a Guillermo, por tener "planes privados", precisó.

Estas actividades podrían estar relacionadas con el vestido de novia, que la prensa especulaba este miércoles con que pudiera ser diseñado por la brasileña Daniela Issa Helayel, autora del espectacular vestido de color azul ceñido en la cintura que la joven lució en el anuncio oficial de su compromiso.

publicidad
publicidad
Caridad
La pareja iba a tener una tradicional boda hindú, pero finalmente decidieron enviar el dinero a una organización sin fines de lucro de Camerún. La intención de los novios es poder ayudar a alimentar a niños necesitados.
Muchos de los asistentes llevaban años de relación, pero no habían dado el paso de convertirse en marido y mujer porque no creían en el matrimonio o porque no se había dado la ocasión. En una playa de Cancún y con un atardecer de película todos ellos se dijeron 'sí quiero'.
Una boda promedio cuesta alrededor de 35,000 dólares, teniendo en cuenta el alquiler del lugar, el entretenimiento, la comida, los vestidos y los detalles para un evento inolvidable. Los anfitriones se esmeran para complacer a sus invitados, que también han aumentado considerablemente.
El famoso reguetonero se casó con María Angélica Cruz en Colombia en una exclusiva zona a las afueras de Medellín y rodeados de familiares y amigos muy cercanos.
publicidad