publicidad

Johansson a nada de llegar al

Johansson a nada de llegar al

Scarlett Johansson y Ryan Reynolds se casaron sin avisarle a nadie en una ceremonia íntima en Canadá.

Scarlett Johansson y Ryan Reynolds se casaron sin avisarle a nadie en una ceremonia íntima el pasado fin de semana en Canadá, según confirmó la representante del actor canadiense.

La revista People publicó que a la celebración, realizada en un lugar cercano a Vancouver, solo asistieron familiares de la pareja y amigos íntimos. Los actores no quisieron que medios de comunicación estuvieran presentes en tan importante día.

Este es el primer matrimonio de ambos, cuyo compromiso fue anunciado el pasado mes de mayo.

Scarlett, de 23 años, y Ryan, de 31, comenzaron a salir el año pasado después de que Reynolds terminara una relación que mantenía con la cantante también canadiense Alanis Morissette.

La protagonista del filme "Vicky Cristina Barcelona" comentó en una entrevista al programa Entertainment Tonight Canada, que ha pasado momentos maravillosos en Canadá; que adora ese país y que para ella es uno de los más hermosos.

Scarlett Johansson, quien en mayo pasado anunció su compromiso con Ryan Reynolds, dijo que estaba ansiosa de convertirse en una canadiense más, y mencionó también que ahora pasaría más rápido por la frontera, aludiendo a la prioridad que tienen los ciudadanos.

Cuando se le preguntó por su relación con Reynolds ella dijo: "Es un príncipe el que esta allí, algo tengo que sacar de él".

publicidad

Mándales aquí tus felicitaciones

publicidad
publicidad
La hermana menor de la duquesa contrajo matrimonio la mañana del sábado y así lucieron a la salida de la ceremonia.
La hermana de Kate Middleton se casará con el magnate James Matthews en Berkshire, Inglaterra. ¿Dónde será la ceremonia? ¿Cómo se comportará Kate? ¿Acaso el Principe Harry traerá a su novia Meghan?
Los recién casados asistieron a la alfombra de los la revista People en Nueva York. Desde allí, Steve reveló el destino de ambos que será la continuación de una boda de cuento de hadas.
La recepción de la boda se quedó sin sonido de micrófono a las 12:30 am porque se le acabó el tiempo a la fiesta y cada hora más costaba 17.000 dólares, sin embargo, eso no impidió que Pablo siguiera interpretando sus canciones.
publicidad