publicidad

Cómo lucirá la pareja real en 30 años

Cómo lucirá la pareja real en 30 años

Conoce cómo se verá el rey Guillermo y la reina Catherine en 30 años gracias a un programa de progresión de edad.

Conoce cómo se verá el rey Guillermo y la reina Catherine en 30 años. Esta imagen fue creada gracias a la tecnología forense de "progresión de edad", donde los rasgos faciales de la pareja siguen siendo inconfundibles. Pero los estragos del tiempo, así como el inevitable estrés y las tensiones de la monarquía son claramente visibles también, a pesar de su conocida sonrisa.

La foto los muestra de 58 y 59 años, respectivamente, y asume que el Príncipe Guillermo para entonces ha asumido el trono, siguiendo el largo reinado de su abuela, la reina Elizabeth.

El paso de las décadas no ha erosionado su parecido a su madre, la fallecida princesa Diana, pero tiene un extraño parecido con su tío, el príncipe Eduardo. Kate, quien para entonces se conoce de manera formal como la reina Catalina, físicamente ha subido un poco de peso, aunque su pelo gris y las fuerzas de la gravedad y la naturaleza de su piel y los huesos son inmediatamente evidentes.

Las imágenes fueron creadas por el forense estadounidense Jovey Mae Hayes, mediante un programa computacional utilizando las mismas técnicas que han utilizado en decenas de secuestros y casos de personas desaparecidas.

publicidad
publicidad
Los preparativos siguen viento en popa para el matrimonio de nuestra querida Gelena y ya envió las invitaciones para el reventón.
El cantante despidió su soltería en la emblemática ciudad de Las Vegas. Y aunque el dicho asegura que "lo que pasa en Vegas, se queda en Vegas", Tony Dandrades estuvo presente en la celebración para contarnos todos los detalles.
Caridad
La pareja iba a tener una tradicional boda hindú, pero finalmente decidieron enviar el dinero a una organización sin fines de lucro de Camerún. La intención de los novios es poder ayudar a alimentar a niños necesitados.
Muchos de los asistentes llevaban años de relación, pero no habían dado el paso de convertirse en marido y mujer porque no creían en el matrimonio o porque no se había dado la ocasión. En una playa de Cancún y con un atardecer de película todos ellos se dijeron 'sí quiero'.
publicidad