publicidad

10 consejos para no caer en tentaciones cuando estás a dieta

10 consejos para no caer en tentaciones cuando estás a dieta

Sabemos que no es cosa sencilla y por eso, nos ponemos en tus zapatos y te compartimos algunos trucos para no recaer.

No flaquees ante la tentación y sigue estos consejos.
Por Graciela Miramontes
 
 
El momento más difícil en la vida de toda usuaria del gym es el día uno de entrenamiento. Cruzar esa barrera es un paso gigante; paso del que naturalmente te arrepentirás después de experimentar los famosos calambres y dolores post workout. Oficialmente, considérate parte del club.
 
El segundo momento más difícil, es cuando superas la primer semana y extrañamente, a pesar del dolor, te encuentras a ti misma yendo diariamente a ese tan temido o adorado templo al físico. Ahora los minutos se vuelven horas y los días semanas, hasta que de pronto comienzas a notar resultados.
 
Decir que te sientes orgullosa es restarle importancia al hecho de que por dentro te sientes invencible. Por desgracia, la felicidad viene acompañada del peor enemigo del gym: las insaciables ganas de comerte todo lo que se te ponga enfrente.
 
A mayor esfuerzo, mayor el sudor y a mayor sudor, un hambre de tigre. Ahora tu cuerpo te pide comida para transformarla en energía, y aunque pienses que te mereces una pizza entera con todo y complementos, deberás tener especial cuidado en no tirar tus avances por la borda. El 80% detrás de un “hot body” es la dieta y el resto, es lo que haces en el gimnasio. De ahí la importancia de no confundir el hambre con el atasque, aunque seamos honestos: en ese punto es casi imposible no sucumbir.


publicidad


 
 
Vea también: Alimentos que no sabías que le convienen a tu dieta.

 


 

Estos son algunos trucos que te ayudarán a que en el próximo Spring Break tu traje de baño parezca hecho a medida. Te prometemos que con un poco de compromiso extra de tu parte valdrá la pena.
 
 
1. Identifica el origen. ¿Estoy estresada o aburrida? Me acabo de pelear con alguien, ¿y ahora necesito un par de brownies? Responder a nuestro estado de ánimo con comida sólo nos condena a relacionar ese delicioso chocolate con tranquilidad. Si bien el azúcar de los postres cura cualquier malestar anímico, sustituir la urgencia con una distracción te será de gran ayuda. Ocúpate en algo o háblale a un amigo, y trabaja en tu autocontrol, especialmente cuando tus ganas excedan la norma de lo adecuado y quieras terminarte una docena de donas tú solita. 


 

 
2. Escucha a tus antojos de vez en cuando. Puede parecer que nos estamos contradiciendo, pero saciar uno que otro craving te hará sentir que estás en una dieta y no en un castigo. Si vas a comer con tus amigas, elige platillos a conciencia, como una pechuga de pollo asada, para que puedas permitirte el capricho de un fondue de chocolate al final.
 
 
3. No te saltes el desayuno. Cuando llevas un estilo de vida activo y lo combinas con el ejercicio, tu entrenador te recomendará que comas de cinco a seis veces al día. Si te despiertas temprano, desayuna y cuando llegue la hora del almuerzo, por ahí de medio día, media taza de yogurt griego y un poco de fruta mantendrán tu hambre a raya. Preparar tu propia comida te dará una idea bastante clara de lo que te estás llevando a la boca.
 


publicidad


 

4. Ataca el buffet como una profesional. Los sábados y domingos somos más vulnerables a doblegarnos ante las delicias que nos prohibimos durante la semana. La clave es tener la mente bien clara cuando tengamos múltiples platillos enfrente, esto también aplica en las fiestas. Empieza por las opciones ligeras como fruta, ensaladas o mariscos, así cuando llegues a los platos fuertes no comerás de más pues te sentirás satisfecha.
 
 

5. Haz las paces con el alcohol. Sabemos que los viernes por la noche el cuerpo pide un par de drinks, pero también somos realistas y conocemos los efectos de ese delicioso cocktail en tu cuerpo. No sólo la resaca provoca deshidratación y las bebidas con toques frutales son más dulces que la miel. Un gin tonic con agua gasificada, en vez de tónica, le quita hasta 120 calorías a tu trago de la felicidad. Comer algo sano antes de tu girls night out es importante para que no termines tendida en la lona con resaca y una inflamación de campeonato.

 


  6. Diviértete pero prepárate. Antes de enloquecer con la cena de cumpleaños de tu tía, mentalízate para hacer elecciones correctas. Nadie dice que te alejes por completo del pastel de triple chocolate y cubierta de ganache de avellana, pero si tu antojo está clavado en esa rebanada, aléjate de los platillos fritos y las rebanadas de pan. Sírvete mejor un plato balanceado con muchas verduras.


 


 

7. Hazte mejor amiga de los snacks. Cuando hablábamos de las cinco (o seis) comidas al día, no nos referíamos a múltiples oportunidades de arrasar con el refri. Tres comidas fuertes (desayuno, comida y cena) y dos o tres colaciones al día mantendrán tu metabolismo funcionando. Para bajar de peso no hay que matarse de hambre, sino aprender a comer. Un puño de nueces, arándanos o media manzana, son tres alternativas perfectas entre comidas que te tendrán alejado de la bolsita de papas fritas.


publicidad


 
 
Vea también: Deliciosos postres que no arruinan tu dieta.

 


 

8. Échate porras. Si tú no lo haces, además de tu entrenador, ¿quién más lo hará? Recaditos en el refri, en tus agendas o un fondo de pantalla son esos pequeños recordatorios de que este viaje que emprendiste hacia cuerpo y mente sanos, vale muchísimo la pena. Sobre todo: tú misma vales la pena.
 
 
9. Rodéate de buenas vibras. Recluirte en tu casa no es la solución para guardar la figura, después de todo, lo menos que necesitas es sufrir este cambio de hábitos. Si vas a tener una cena con tus amigas, ofrécete a llevar una alternativa saludable de botana. ¿O qué tal un primer tiempo que no incluya gravy y comida empanizada? Al manifestarle a tus amigos la importancia que esta dieta tiene para ti, e incluso hacerlos partícipes de este proceso, te sentirás acompañada. Si tienes la confianza de pedirle a alguien que te detenga cuando quieras correr a la charola de nachos con chili, pídele que lo haga.
 


 

10. Haz una lista. Lleva un récord en papel de tus avances y recaídas, te hará comprender y atender aquellas red flags la próxima vez que te sientas vulnerable. “Por qué estoy haciendo esto” y “por qué tengo que dejar de hacer esto”, son dos preguntas fáciles de responderte a ti misma y de documentar para mantenerte en el camino con muchos menos desvíos.


publicidad


publicidad
publicidad
El siniestro consumió una vivienda en Grayslake, Illionis y se desconocen las razones que lo provocaron. El menor rescatado también fue conducido a un hospital.
Las imágenes muestran el momento del ataque y la enorme mancha de sangre que se formó en el agua. Ocurrió a escasos metros de la orilla en una playa de Massachussets.
Bernardo Moreno 'El peinador de las Estrellas' nos mostró paso a paso distintas maneras de peinar a nuestras hijas para ir a la escuela. Toma nota.
Nuestra querida Ana Patricia sigue creciendo como empresaria, y esta vez armó tremenda fiesta para inaugurar su primera tienda de ropa en Miami Beach, ¡y qué mejor día que el del histórico eclipse solar!
publicidad