publicidad
Los cosméticos también caducan. Mantente al pendiente.

El neceser siempre al día

El neceser siempre al día

Los cosméticos también caducan, no duran eternamente. El calor y los cambios de temperatura los perjudican.

Los cosméticos también caducan. Mantente al pendiente.
Los cosméticos también caducan. Mantente al pendiente.

Cada seis meses se debe de hacer revisión y recuentos de las cremas hidratantes que se tienen abiertas, así como de los perfumes, las bases de maquillajes, los productos solares, las barras de labios o a las máscaras de pestañas para mantenerlas en perfecto estado y uso. La mayoría de las mujeres se preguntan si se puede utilizar tratamientos de piel, serums, exfoliantes, champús, bases de maquillaje, laca de uñas o barras de labios que se han ido dejando relegados u olvidados en alguna estantería del cuarto de baño. Los expertos en belleza aconsejan deshacerse de esos productos, pues aunque están protegidos de las contaminaciones accidentales y su calidad microbiológica está probada, pueden perder todas sus cualidades por una mala manipulación. ¿Está caducado?Si una crema o cosmético caduca, su textura, color y olor cambia. Por norma general, cuando el producto está en mal estado sus pigmentos se descomponen y la capa superior se vuelve acuosa. Si notas alguno de estos cambios en los productos cosméticos que utilizas, no dudes en desestimarlos ya que pueden desencadenar alergias en la piel.A pesar de las enormes diferencias de componentes y formas de los productos cosméticos, todos cuentan con dos ingredientes comunes: una sustancia base o excipiente y un principio activo. Este último es el que penetra en la epidermis y ejercen algún efecto sobre ella. La primera fuente de contaminación son los dedos que se introducen en el bote y pueden depositar en él todo tipo de microbios. Una vez abierto el producto entra en contacto con el exterior y surge el riesgo de que se degraden. Las dos principales causa son la oxidación de alguno de sus componentes por contacto con el aire y el riesgo de una contaminación microbacteriana. Sin embargo, los cosméticos están protegidos de las contaminaciones accidentales gracias a los conservantes que evitan su degradación. Su estabilidad está asegurada como mínimo durante 36 meses desde el momento de su fabricación y antes de abrirlo.Desde hace tres años, las firmas cosméticas están obligadas a informar de la fecha de caducidad en el envase de todos los productos de higiene personal y de belleza. Además también se debe de indicar el tiempo mínimo, una vez abierto el envase, durante el cual se puede usar el producto sin sufrir ningún riesgo.Cómo conservarlosLa duración de los productos depende en gran medida de las condiciones en que se usen y, en menor medida, del lugar en que se guarden.Todo bote, frasco o tarro debe ser cerrado después de cada uso. Si no se hace así, el agua que contiene se evapora y el producto se oxida. En todo momento, los productos cosméticos deben estar alejados de los puntos de luz o de calor. Si se abre un producto y se decide utilizarlos un tiempos después, lo mejor es guardarlo bien cerrado en la parte de debajo de la nevera.Imprescindible resulta tirar la barra de labios cuando se ha tenido una herida o herpes, así como los lápices y máscara de pestañas cuando se ha padecido un orzuelo o conjuntivitis.

publicidad
publicidad
Daniela di Giacomo a la cabeza del escuadrón integrado esta vez por la diseñadora Andrea Tankovitz y el agudo Harry Levy arremetieron con los errores que cometen los famosos a la hora de vestirse.
Nuestra experta en la moda estuvo participando en una sesión de fotos y Danilo le otorgó el envidiable título de 'el look de la semana' por lo bella que se veía.
Los Detectives de la Moda calificaron los looks semanales de Sabastián Rulli y Shannon de Lima, ¡pero no podían dejar de hablar de los hermosos outfits que ha lucido nuestra querida Karla Martínez en sus vacaciones!
Nuestros fashionistas, Daniela Di Giacomo, Jessica Rodriguez y Harry Levy despedazaron sin compasión a estas famosas que más que vestidas parecían disfrazadas.
publicidad