publicidad

A sus 7 meses de vida, Caitlyn Jenner ya es la mujer del año

A sus 7 meses de vida, Caitlyn Jenner ya es la mujer del año

Es sin duda el tema del año, pero, ¿eso la vuelve la mujer del año (sólo por haberse vuelto una)?

¿Es Caitlyn Jenner de verdad la mujer del año?

Por Amanda Cienfuegos

Se veía radiante enfundada en el vestido Moschino azul con ese pronunciado escote que dejaba lucir sus hombros y ese espectacular par de pechos que son parte de todos los props que la convirtieron en Caitlyn. Acudió a la entrega 25 de los premios Glamour Woman of the Year acompañada de su hija Kendall. 

No cabe duda que su imagen está avalada por los mejores: nada en esta nueva mujer, que lleva 66 años en esta tierra, estaba fuera de su lugar: el cabello, el maquillaje, las uñas. Todo era perfecto para brillar como se debe en la noche perfecta.

Es difícil hablar de este tema sin que a una se le condene de radical, homofóbica, feminista, o sus equivalentes; pero, independientemente de los juicios que se puedan formar respecto de esta servidora, me surge una duda: ¿merece Caitlyn Jenner ser la mujer del año, por el simple hecho de ser mujer?

La controversia


Caitlyn Jenner en fotos para Vanity Fair
Caitlyn Jenner en fotos para Vanity Fair


Hace apenas siete meses las redes se saturaron con la portada de la revista Vanity Fair (y no es que una ande mal pensada, pero es publicación hermana de Glamour, ambas del sello editorial Condé Nast), donde mostraba a una espectacular mujer bajo el título “Call me Caitlyn”; entonces todo hacía sentido y todos vimos el resultado del cambio de Bruce Jenner.

Vea también: Jenner/Kardashian o cómo dominar el mundo de la cultura pop

Y sí: estaba haciendo historia. Por primera vez una publicación de esa naturaleza mostraba una mujer que estaba estrenando género, y vida, y maquillaje y seguramente un guardarropa de envidia. Y qué maravilla que estemos en un mundo tan abierto. Al recibir la presea, Caitlyn habló sobre el duro proceso que llevó su transformación y todas las barreras, internas y externas, que tuvo que derribar para ser quien es hoy. No lo dudo ni un poco. No me atrevo siquiera a decir que no le tengo respeto por haber tenido el valor de haber hecho lo que hizo, pero, me pregunto (a sabiendas de que me pueden llover tomates en el escenario), ¿de verdad es como para premiarla por la mujer del año?

publicidad

Valor, sí; pero ¿y la experiencia?

En principio diría que, no obstante su belleza y el valor de su lucha, a la querida Caytlin le falta un elemento vital para ser reconocida como la mujer del año: experiencia. Y es que no lleva ni 365 días en personaje femenino cuando ya es reconocida como la mujer del año (¿no habrá categoría par debutantes?). No me atrevo siquiera a juzgarla porque no tengo idea qué es estar en sus zapatos; pero de igual forma, sospecho que tampoco, con menos de un año de práctica, ella se atreva a afirmar qué se siente, de verdad, ser mujer. 

Lea: Bruce Jenner o el nuevo rostro de las personas transgénero en los medios


Laverne Cox
Laverne Cox

Tampoco es la primera persona que se hace famosa por cambiar de sexo, o que es famosa y en el inter se vuelve transgénero (Bibi Andersen, Conchita Wurst y Laverne Cox son los primeros nombres que me vienen a la mente).

Si acaso, es la primera persona famosa que cambia de sexo y que se vuelve un ícono, no de lucha, sino de glamour, buen gusto, y que hasta se convierte en el sabor del mes para un montón de prestigiadas firmas internacionales que se pelean por vestirla. Siendo así, tal vez fue reconocida por ser una mujer de buen gusto, una mujer elegante, o un nuevo icono fashion; pero por ser mujer nada más…

El año pasado, el premio Glamour se otorgó a figura como Laverne Cox, a quien mencionaba arriba, por su activismo en pro de los derechos de los transexuales, a Lupita Nyongo y a Chelsea Clinton por sus respectivas trayectorias. Y justo ahora, mientras veía en internet el espectacular vestido azul de Cait, me topé nuevamente con el video que lleva una semana circulando, donde Emma Watson entrevista a Malala a propósito de su documental I am Malala. Ironías de la vida: a Cait la reconocen por el hecho de debutar como mujer en un mundo donde a muchas Malalas las intentan asesinar por lo mismo. Algo seguimos haciendo mal.

publicidad


publicidad
publicidad
Los desayunos serán gratuitos para todos los alumnos de las escuelas públicas del condado. En el almuerzo habrá variedad de productos para satisfacer cualquier paladar e, inclusive, se fomentará la buena alimentación a través de concursos semanales.
Robert Vargas dibujará la historia angelina en su más reciente proyecto, que tendrá 14 pies de altura y cubrirá 60,000 pies cuadrados. Con su obra intentará llevar un mensaje de "inclusión y esperanza".
Disfruta de estas imágenes exclusivas de las vacaciones de Raúl y su familia en las paradisíacas playas de Hawái.
El actor está muy agradecido con su esposa y por la hermosa relación de pareja que han sabido llevar y mantener muy sanamente por varios años ya.
publicidad