publicidad
Su trabajo no termina nunca. No tiene salario, ni horario fijo, pero cocina, aconseja, repara, enseña… es mamá. Descubre el trabajo más completo del mundo.

Los mil y un trabajos de mamá

Los mil y un trabajos de mamá

Su trabajo no termina nunca. No tiene salario, ni horario fijo, pero cocina, aconseja, repara, enseña… es mamá. Descubre el trabajo más completo del mundo.

Su trabajo no termina nunca. No tiene salario, ni horario fijo, pero coc...
Su trabajo no termina nunca. No tiene salario, ni horario fijo, pero cocina, aconseja, repara, enseña… es mamá. Descubre el trabajo más completo del mundo.

Texto: Cintia Saporito

publicidad

"Ser mamá": una frase tan corta, pero que resume tanto. De niña, ella fue la sombra en las fotos de nuestros primeros pasos, caídas, comidas, alegrías y tristezas. La que nos mimó incondicionalmente y nos lo perdonó todo; la que nos tendió la mano cuando temíamos quedarnos el primer día del ‘ kinder’ y la que, más tarde, se quedó con nosotras ayudándonos a estudiar para ese examen imposible. La que nos consoló en el dolor y celebró cada uno de nuestros logros... Un homenaje a mamá, la persona de los mil y un trabajos.     

Maestra. Sin ella, ¿qué seríamos hoy? Nos dio la vida y, por si fuera poco, dedicó los siguientes meses y años a enseñarnos a comer, caminar, hablar, vivir en familia y en sociedad. En la primera infancia, intentó que aprendiéramos a compartir, a no hacer berrinches y pedir “por favor”. Luego, cuando llegaron los cuadernos y lápices, hizo horas extra y, mientras preparaba el almuerzo, nos ayudó a repasar las tablas, o los países y sus capitales. El "Día del maestro" no se la recuerda y, sin embargo, allí está ella, día a día, ayudándonos a transitar y aprender el camino de la vida.

Experta en seguridad. Mientras dormíamos despreocupadas, fue mamá la que tendió los cojines para evitar que rodáramos al suelo y se levantó, cada dos horas, la noche entera, para volver a cubrirnos, evitando que nos resfriáramos. Nos cazó al vuelo cuando aprendimos a escalar la mesada usando la sillita de comer, y readaptó todo el diseño de la casa para que, en lugar de 20 ‘ bruises’ por día, termináramos con sólo uno o dos.

Cómo recuperar la confianza después del parto
Lo que nadie te dijo de su primer mes

Chofer. Jamás cobró un ‘ fee’, ni nos pidió el proporcional de la gasolina. Fue y vino al ‘ playground’, al ‘ kinder’, al médico, la escuela y los bailes. Y aunque cualquiera hubiera pensado que su tarea por fin había acabado el día que decidimos ser mamás, nos llevó al centro de salud y condujo hasta el ‘mall’ para comprar las primeras ropitas del bebé. Renunció a su música en los paseos y se resignó a las migas en los asientos... Los años pasaron y, sin embargo, ella seguirá siendo siempre nuestro mejor y más confiable chofer.

‘Maid’. ¿Quién no pasó su infancia dejando los juguetes desparramados por toda la casa? Aun así, "misteriosamente", cada mañana los muy traviesos ¡estaban de regreso en su baúl! Creímos que los duendes nos visitaban por la noche o que, como en “ Toy Story”, los muñecos cobraban vida. Es hora de que reconozcamos la verdad: mientras reposábamos, ahí estaba ella, trapeando, lavando y planchando, para que pudiéramos volver a desordenar todo al día siguiente.

publicidad

… Y mil trabajos más. Paramédica, psicóloga, chef, carpintera, pintora, economista... los trabajos de una mamá no tienen fin. ¿Su mayor mérito? No reclamar, ni pedir nada a cambio. ‘ All she needs is OUR love’. Por eso, les dedicamos un merecido y sincero: “¡GRACIAS!”.

publicidad
publicidad
Danny Luna se fue con su familia al lugar mas magico del mundo.
El escritor y motivador cubano nos dio varios consejos para vivir una vida más sana y de una manera mucho más positiva.
La actriz Sandra Echeverría nos cuenta sobre su rutina de belleza y nos da su mejor consejo.
¿Quieres tener un cuerpo de impacto como el de Claudia 'Mamacita' Molina? ¡Esta rutina te ayudará a lograrlo rápidamente!
publicidad