publicidad
Al comprar pañales para recién nacido, puedes optar entre desechables o de tela. Más económicos y ‘eco-friendly’, los lavables ganan cada vez más terreno.

El 'ABC' de los pañales de tela

El 'ABC' de los pañales de tela

Al comprar pañales para recién nacido, puedes optar entre desechables o de tela. Más económicos y ‘eco-friendly’, los lavables ganan cada vez más terreno.

Al comprar pañales para recién nacido, puedes optar entre desechables o...
Al comprar pañales para recién nacido, puedes optar entre desechables o de tela. Más económicos y ‘eco-friendly’, los lavables ganan cada vez más terreno.

Texto: Cintia Saporito

publicidad

Cuando de pañales para recién nacidos se trata, lo ‘retro’ está de moda. Como si quisieran honrar la sabiduría de nuestras abuelas, los ‘cloth diapers’ parecen haber hecho su regreso triunfal. ¿Estás pensando en sumarte a la nueva tendencia? En este artículo, el ABC de los pañales de tela.

Los pros. Los desechables nos regalan tiempo y practicidad. Sin embargo, varios factores han llevado a cada vez más madres a optar por la alternativa tradicional. A continuación, María Moser, directora de operaciones de la ONG Giving Diapers, Giving Hope, nos enumera puntos a favor de los pañales de tela:

1) ‘Eco-friendly’. Evitas generar un montón de basura, que tardaría años en degradarse.

2) Económicos. Sólo necesitarás hacer una compra inicial.

3) Bonitos. Puedes conseguirlos con ‘patterns’ de todo tipo.

4) Suaves con la piel. ‘Goodbye nappy rash!’

5) Convenientes. Siempre a la mano, no deberás preocuparte por cambiar su tamaño a medida que tu bebé crece.

6) Se desbordan menos que los desechables.

Contras. No todo es color rosa: igual que sus primos desechables, los de tela tienen sus propios ‘drawbacks’: deberás hacer una mayor inversión inicial, ocupan más espacio en el guardarropa y tendrás que lavarlos regularmente (aunque no es complicado). 

¿Papá primerizo? Ayúdalo a enfrentar el miedo
Juegos para disfrutar al aire libre

Modelos. Los pañales ecológicos vienen en diversas telas y motivos. Checa estas alternativas:

‘Basic’. Igual que los desechables, consisten en una capa absorbente y otra ‘waterproof’. Así, podrías optar entre los dos modelos más simples: el aplanado, de una sola capa formada por un gran rectángulo de tela (el que usaban las abuelas), o el predoblado, también rectangular, pero más grueso en el medio. Para cualquiera de estos necesitarás, además, una cubierta impermeable.

Modernos. Los llamados ‘pocket diapers’ incluyen una capa impermeable, típicamente de poliéster que absorbe la humedad interior, y un bolsillo en medio para colocar los ‘inserts’ que capturarán los líquidos.

Todo en uno. Como su nombre lo indica, no necesitarás unir sus distintas partes. Son la alternativa más similar a los desechables.

‘All-in-two’. Estos, en cambio, consisten en una cubierta impermeable reutilizable, con ‘inserts’ absorbentes. Son fáciles de usar, ya que un exterior puede emplearse varias veces antes de lavarse, nos cuenta Moser. Algunas marcas incluso permiten elegir entre inserciones lavables o desechables.

Más allá del modelo, todos tienen un calce diferente de los desechables . Mientras que los de tela deben ir más ceñidos en la zona de las piernas, no llegan tan alto en la espalda.  

Tamaños. Hay de talla única (te servirán desde el nacimiento, hasta que el niño aprenda a usar la bacinica) o ‘sized diapers’, diseñados para cada etapa.

Costos. Dependerá del modelo. Mientras que los más prácticos tienden a ser más costosos, los ‘old-fashioned style’ son más accesibles. Ten presente que, para iniciarte con los pañales de tela, necesitarás hacer una primera inversión de unos $200-500 dólares, señala Kim Rosas, directora ejecutiva de Giving Diapers, Giving Hope.

En cuanto a los precios unitarios, los más simples oscilan entre $1-2 dólares, más el adicional de la cubierta lavable ($12-15 dólares). Los ‘all-in-one’, por su parte, se consiguen aproximadamente por $20-30 dólares. Aunque los desechables valen alrededor de $0.25 dólares cada uno, los reutilizables te permiten ahorrar a largo plazo (especialmente si los usará más de un niño en la familia). La recomendación de Rosas: planificar de antemano para solventar el costo inicial.

publicidad


publicidad
publicidad
Danny Luna se fue con su familia al lugar mas magico del mundo.
El escritor y motivador cubano nos dio varios consejos para vivir una vida más sana y de una manera mucho más positiva.
La actriz Sandra Echeverría nos cuenta sobre su rutina de belleza y nos da su mejor consejo.
¿Quieres tener un cuerpo de impacto como el de Claudia 'Mamacita' Molina? ¡Esta rutina te ayudará a lograrlo rápidamente!
publicidad