publicidad
Devuélvele la vida a tu jardín después de un crudo invierno

Ayuda a tu jardín a recuperarse del invierno

Ayuda a tu jardín a recuperarse del invierno

Aprende cómo arreglar un jardín post-invierno.

Devuélvele la vida a tu jardín después de un crudo invierno
Devuélvele la vida a tu jardín después de un crudo invierno.


Texto: Carmen Murtagh

publicidad


‘¿Cómo arreglar un jardín?’, ‘¿por dónde empezar?’, te preguntas al ver tu pequeño oasis castigado por un invierno duro. Aquí, el paso a paso para devolverle todo el vigor y el encanto.

Elimina desechos. Además de cubrir el césped, las hojas caídas durante el otoño y el invierno se acumulan entre los arbustos y canteros de flores. Rastrilla el suelo para despejarlas, nos recomendó el staff de The Grounds Guys, servicio de cuidado de terrenos residenciales y comerciales.
Poda. Algunos árboles y arbustos pueden necesitarlo. Tómate el tiempo para hacerlo y retirar las ramas innecesarias. Adiós a lo viejo… ¡y hola a lo nuevo!
Con precaución. ‘No te apresures a podar las plantas y ramas dañadas por las heladas, o a eliminar aquellas que parezcan haber sido destruidas por el invierno’, aconsejó Claire Splan, miembro de la Asociación de Escritores de Jardín de NY (GWA).
Dales tiempo. Algunas plantas pueden ser muy resilientes y, aun cuando parezca imposible, brotarán de nuevo en la primavera, explicó. Espera un par de meses y checa si hay algún nuevo brote. Luego, recorta lo se haya perdido definitivamente.
Remueve las ramas caídas. El invierno puede sobrecargarlas de nieve y hacer que se quiebren. Retira aquellas que hayan caído o que estén muertas, para evitar más daños, sugirieron desde The Grounds Guys. Córtalas con cuidado para no perjudicar la corteza del resto del árbol.

publicidad


Limpia el flowerbed. Una vez retirados los desechos, agrega abono fresco o compost casero mezclado con tierra a los macetones, para enriquecer el suelo, proteger las flores y conservar la humedad.
Revisa el sistema de riego. Antes de ponerlo en funcionamiento para la temporada primavera-verano, inspecciona las líneas y las cabezas de los aspersores, para comprobar que estén en buenas condiciones.
Recorta gramíneas y hierbas. Finales de enero y febrero es la época de recortar las gramíneas ornamentales como la Eulalia (Miscanthus sinensis) y la hierba de fuente (Pennisetum alopecuroides), indicó David J. Ellis, director de comunicaciones y editor en la Sociedad Americana de Horticultura.
Corta el césped. ‘Evitarás pisotear bulbos emergentes que podrían estar creciendo entre la hierba. Si no lo haces a tiempo, el crecimiento nuevo que trae la primavera se mezclará con lo viejo, dándole al césped un aspecto descuidado’, agregó Ellis.
Fertiliza. Pero solo las plantas que estén creciendo en este momento. Aplicar compost es la mejor manera de proveerlas de nutrientes.
Controla las plagas. Si has tenido problemas con plagas o enfermedades en tus árboles de hoja caduca, enero es un buen momento para aplicar un pulverizador de invierno (solo si no hay pronóstico de lluvia durante al menos 36 horas), concluyó Claire Splan.

Árboles frutales para tu jardín
publicidad
publicidad
Al parecer, la guardería donde se encontraba la niña no tenía licencia para operar. Sin embargo, la familia siempre dejaba a los dos hijos allí. Los padres fueron informados de la hospitalización de la bebé, pero cuando llegaron ya había muerto.
La sexóloga Myriam Balbela recomienda que se elimine todo tipo de contacto una vez se acaba la relación, para evitar la tentación de volver a hablar o buscar información sobre su vida. Retomar conversaciones o mantener el contacto puede ser perjudicial para la salud emocional.
Una de las ideas más singulares de los últimos tiempos sugiere que las vacunas, que por siglos han sido responsables de la erradicación o el control de decenas de enfermedades terribles como la viruela, el sarampión o el polio, podrían ser dañinas. ¿Cuál es la verdad incómoda?
Se trata de dos hermanos de origen hispano, uno de 14 años y otro de 11. Ambos fueron electrocutados por una línea eléctrica que estaba caída en un área boscosa cerca del parque Oakland Lake, en el este de Fort Worth.
publicidad