publicidad
¿Cómo mantener la productividad sin descuidar a tus hijos?

‘Tips’ para mamás que trabajan desde casa

‘Tips’ para mamás que trabajan desde casa

Aprende a organizarte y maximiza tu rendimiento, sin descuidar a tus pequeños.

¿Cómo mantener la productividad sin descuidar a tus hijos?
¿Cómo mantener la productividad sin descuidar a tus hijos?

Texto: Cintia Saporito

Cuando estaba embarazada, un poco por casualidad y otro poco porque empezó a preocuparme la idea de dejar a mi bebé para volver a la oficina, empecé en esto que hoy se ha vuelto todo un estilo de vida: el ‘home office’.

Sin embargo, ser trabajadora y ‘full-time mom’ es un gran desafío. Aunque al principio debo reconocer que enloquecí un poco, hoy, cuatro años después, he aprendido a organizarme, y mezclar trabajo y maternidad se ha vuelto más sencillo. 

1. Delimita los espacios. Cuando trabajas desde casa y tienes niños pequeños, no sería de extrañar que terminaras con tu ‘laptop’ cubierta de juguetes, leche derramada en tus notas y un ‘toddler’ colgado de tus piernas. Aunque, lógicamente, no puedes encerrarte en un dormitorio y olvidarte por completo de los niños, sí puedes establecer reglas: el escritorio es una ‘child-free zone’, la computadora es exclusividad de mamá en horario laboral, prohibido tocar papeles sobre la mesa, etc. 

publicidad

Así como tú necesitas un espacio, puedes delimitar el de tus hijos. Por ejemplo, en casa puedes colocar una pequeña alfombra cerca de donde escribes, y conseguir varios juguetes (silenciosos) y hasta un ordenador para niños. De esta manera, es más fácil que tus hijos respeten tu lugar. Aparte, al ofrecerle hacer tareas parecidas a las turas, seguro se mantendrán súper entretenidos. 

2. Negocia. Algo que me costó mucho fue lograr que mi hija no me hablara o me pidiera algo a cada momento. Al interrumpir el trabajo cada cinco minutos, me resultaba imposible terminar las tareas a tiempo, o me llevaba horas algo que, en la oficina, hubiera resuelto en un dos por tres.
Después de varios ensayos y errores, di en la tecla: “Si me dejas hacer esto, en un ratito (promedio 45 minutos) vamos a jugar juntas (15 minutos)”, le propuse. Así, conseguí trabajar sin cortes involuntarios, destino tiempo exclusivo a la familia y, al hacer mini ‘breaks’, cuando me siento a cumplir con los pendientes soy mucho más productiva.

3. El ‘outfit’. Cuando trabajamos en una oficina, vestirnos de manera (más o menos) formal es parte de la rutina. Pero, si estamos todo el día en casa, este es un paso que podríamos empezar a esquivar…  Aunque debo reconocer que es muy cómodo trabajar en pijamas, cuando los días empiezan a parecer una sucesión de lo mismo, uno empieza a preguntarse: “¿Cuándo hago el corte?”. Aquí, mi recomendación para delimitar el tiempo de trabajo y el de ocio es: ¿te sentarás a trabajar? Vístete como para un viernes casual. Cuando hayas terminado con tus labores, ponte lo que usarías al volver a casa. Ahora sí, ¡a descansar!

publicidad


publicidad
publicidad
18 trabajadores habrían sido expuestos a estos químicos, y la mayoría de ellos se quejaron por mareos, náuseas, vómitos y otros síntomas. La investigación inició luego de que estas personas fueran trasladadas a un hospital.
Aramazd Andressian fue detenido en el área de Las Vegas el pasado viernes, acusado de asesinar a su hijo. Aunque el cuerpo del menor de 5 años no ha sido hallado, las autoridades aseguran tener suficiente evidencia para culparlo del crimen.
El doctor Wilfredo Rojas explica que la neumonía es una infección en los pulmones, y en los niños se manifiesta con fiebre, tos constante y dificultad para respirar. Recomienda llevarlo al médico para que sea examinado y tratado oportunamente. Esta enfermedad puede requerir hospitalización.
La nueva ordenanza entra en efecto a partir del 1 de julio. Sin embargo, esto no favorecerá a todos los trabajadores del condado, pues existen algunos municipios que optaron por no seguir este reglamento. El aumento establecería un mínimo de 10 dólares la hora.
publicidad