publicidad
Crianza

¿Sabes cuál es tu estilo de crianza?

¿Sabes cuál es tu estilo de crianza?

Autoritario, desinteresado, permisivo o exigente. ¿Te sientes identificada con alguno?


Crianza
Crianza

Texto: Cintia Saporito

publicidad

“Cada una con su librito”, solemos bromear las mamás en la puerta del colegio. Es que, ante una misma circunstancia con los niños, enseguida opinamos todas algo diferente. Así, por ejemplo, mientras que unas ponen gran énfasis en el respeto de las normas, otras las desestiman. No todos los estilos de crianza son iguales, como tampoco lo serán los pequeños que resulten de ellos. Tú, ¿con cuál te identificas? 

Autoritario. Estos padres se caracterizan por establecer reglas que esperan que sus hijos sigan, sin cuestionamientos, ni excepciones, dejando poco espacio para la negociación y el debate. Hay también poco margen para que los niños resuelvan los problemas que les van surgiendo, nos advierte Cathy Durand-Horne, coordinadora educativa para las academias Kids ‘R’ Kids. ¿Te reconoces en este grupo?

Bajo este estilo de crianza, los niños podrían tener conflictos para solucionar inconvenientes, baja autoestima y falta de confianza en sus propias habilidades para tomar decisiones. Al mismo tiempo, serían grandes seguidores de reglas y nunca desafiarían a la autoridad, según la experta.

Exigente. Aunque tengan grandes expectativas depositadas en sus hijos, estos padres son también empáticos y amables, y abogan por ellos cuando es necesario, define la doctora en psicología, Gail Gross, especialista en familia y desarrollo infantil. Gracias a que establecen ambientes seguros, positivos y orientados al éxito, logran promover fuertes vínculos con sus hijos.

publicidad

Poseen además, expectativas claras, lo cual permite a los pequeños reconocerlas rápidamente. Es decir, hay reglas que cumplir y consecuencias por no hacerlo, pero los niños saben qué esperar y cuál es el comportamiento aceptable. Es más, participan del proceso de la creación de normas.  

Gracias a esta forma de crianza, los niños suelen desarrollar el sentido de la responsabilidad personal. Crecerán para ser menos rígidos, pero capaces de cumplir con sus compromisos. Podrían ser más open-minded, tener un mayor autocontrol, tolerancia y conciencia moral, así como también lograrían adaptarse a los cambios y ser resistentes, detalla la doctora en psicología Jeanette Raymond, experta en relaciones familiares. 

Permisivos. Estos padres suelen darles a sus hijos cierto margen para la exploración y el descubrimiento. Establecen pocas reglas y escasos castigos. La disciplina será, típicamente, autoimpuesta, especifica Durand-Horne. ¿Te identificas con ellos?

¿Qué niños engendraría? En principio, unos que verán a sus padres más como amigos que como figuras de autoridad. El estilo permisivo podría conducir a una falta de autoconfianza y de respeto por las normas, y hasta a problemas académicos, avisa la experta.

Indiferentes. En general, son padres que no se involucran en el bienestar físico y emocional de sus hijos. Suelen estar ausentes de casa e incluso dejarlos solos, por trabajo o motivos sociales. Siempre encontrarán formas de justificar su ausencia, para mantener su buena imagen, describe Gross.

publicidad

¿El resultado? Probablemente, niños inseguros, que se sientan poco importantes, desvalorizados y unloved, alerta Raymond. Podría costarles establecer vínculos cercanos, acorazados contra la vulnerabilidad y llenos de vergüenza por su necesidad emocional que, durante tanto tiempo, debieron ocultar en consecuencia del desinterés de sus padres, concluye la especialista. ¡Como para tener en cuenta!


Juegos para disfrutar al aire libre
publicidad
publicidad
El escritor y motivador cubano nos dio varios consejos para vivir una vida más sana y de una manera mucho más positiva.
La actriz Sandra Echeverría nos cuenta sobre su rutina de belleza y nos da su mejor consejo.
¿Quieres tener un cuerpo de impacto como el de Claudia 'Mamacita' Molina? ¡Esta rutina te ayudará a lograrlo rápidamente!
El Dr. César Lozano te invita a cumplir al menos dos o tres propósitos claros, de todos los que hiciste en año nuevo.
publicidad