publicidad
¡Déjalos que se ensucien!

¿Hasta dónde los dejamos ensuciarse?

¿Hasta dónde los dejamos ensuciarse?

¿Te aterran los gérmenes cada vez que tus hijos salen a jugar? ¡Relax, ensuciarse es bueno!

¡Déjalos que se ensucien!
¡Déjalos que se ensucien!

Texto: Cintia Saporito

Cuando era un newborn, hiciste de todo para que estuviera bien: el alcohol en gel se volvió tu mejor aliado y mantuviste tu casa tan limpia que los muebles resplandecían. Sin embargo, desde que empezó a gatear y, luego, a dar sus primeros pasos, siempre parece encontrar algo con lo cual ensuciarse. No te angusties: aunque no lo creas, es un aspecto saludable de su crecimiento. 

Ser o no ser una germophobe. Aunque muchas mamás buscarán tener a sus hijos híper limpios, los entendidos parecen sugerir lo contrario. Según la llamada hygiene hypothesis, los niños que viven en casas impecables estarían menos expuestos a bacterias y suciedad, lo cual, a la larga, los llevaría a tener un riesgo mayor de sufrir alergias o asma. Lo que les sucede es que, más adelante en la vida, identificarán a ciertos microorganismos como "extraños", pues no han generado anticuerpos en la infancia, nos explica la doctora Dyan Hes, directora médica del centro pediátrico Gramercy Pediatrics (NY).

publicidad

Con límite. Los pequeños adoran jugar en la tierra o con arena. ¡Es una de las mejores partes de la infancia! En general, un poco de suciedad aquí o allá, no es un gran problema. Pero si ves excrementos de animales, es hora de sacar a tu bebé de allí, pues podría enfermarse. En general, los playgrounds son lugares bastante seguros para los niños, confirma la especialista.

Las mascotas. Además de enseñarles a cuidar a otro ser vivo, crecer con un perro o un gato podría favorecer el sistema inmune de tus hijos. Aunque, ocasionalmente, podrían contagiarse parásitos o tener un leve sarpullido, es más probable que los "pesquen" de algún compañerito del daycare que de sus adorados pets. 

ABC de la higiene. Aunque es innecesario que te vuelvas una fóbica de los gérmenes, hay algunas claves que deberías tener en cuenta para mantener a tus hijos en niveles saludables de suciedad. A continuación, las sugerencias de la Dra. Hes:

- ¿Fueron al parque? Dales un baño al llegar a casa (especialmente porque tienden a llevarse las manos a la boca). 

- Si viajan en tren o en avión, higieniza la bandeja del asiento con sanitizante. No querrás que tus pequeños coloquen su comida en un sitio que rara vez se limpia.

- Tras abordar un transporte público, lava sus manos o, al menos, colócales antibacterial.

publicidad

- A menos que se hayan ensuciado mucho, antes de ir a dormir solo necesitarás lavar sus rostros y manos con agua tibia y jabón. A diferencia de los adultos, los niños pueden bañarse día por medio (y así evitarás que se les reseque la piel). 

- En tus salidas con los niños, lleva siempre alcohol en gel y toallas húmedas, nos sugiere el profesor de desarrollo infantil de la Universidad Brookhaven, Johnny Castro. 

- Si crees que han consumido tierra o algún tóxico, consulta al pediatra.  

publicidad
publicidad
Una experta nos enseñó varias recetas para cocinar este popular alimento, que es rico en vitamina A y C, fibra, cobre y potasio.
Julian Nabozini y Stella Paulini invitan a los residentes a disfrutar de un delicioso desayuno en el Food City de Avenida 7 y Southern Phoenix.
Voluntarios preparan los últimos detalles para cocinar 550 pavos para 25,000 personas sin costo alguno.
En las 'Confesiones' de HOY hablamos sobre la práctica de la masturbación. Estela Durán y Silvia Olmedo aclararon algunas dudas sobre el tema.
publicidad