publicidad
Checa estas claves y disfruta del viaje junto con tu bebé.

Cómo viajar en transporte público con tu bebé

Cómo viajar en transporte público con tu bebé

Checa estas claves y disfruta del viaje junto con tu bebé.

Checa estas claves y disfruta del viaje junto con tu bebé.
Checa estas claves y disfruta del viaje junto con tu bebé.

Texto: Cintia Saporito

publicidad

Multitudes, escaleras, ruidos fuertes... Viajar en transporte público con un bebé, especialmente si es muy pequeño o somos primerizas, puede hacernos sentir intranquilas. Sal airosa de la experiencia, con estas claves.
Lleva un carrito plegable y pequeño. Un gran aliado, ¡en cualquier transporte público! Las claves: que sea liviano y, sobre todo, fácil de cerrar. Así que, antes de comprarlo, tómate un rato en la tienda y ensaya: ¿puedes cerrarlo con una mano? ¿Necesitas sólo un par de maniobras para conseguirlo? ¿No? ¡Sigue buscando! Créeme, ni el tren ni el metro esperarán a que estés lista para subir.

En el bus. Recuerda que los sitios cerca del conductor son para personas mayores o discapacitadas, no para mujeres con enormes carritos de bebé. Al subir, toma a tu pequeño en brazos y pliega el ‘pram’. No olvides llevar una mantita liviana en la cual apoyar al niño en tu regazo, recomendó Susan Stevens, quien suele pasear con sus nietos en transporte público.

En el tren. Gracias a que las puertas son más anchas, podrías subir con la carriola y dejar a tu bebé en ella durante el trayecto. Los ‘musts’: ponerle los frenos a las rueditas y sostener el carrito en todo momento, enfatiza el sitio Travel with Baby.

En el metro. Las puertas o barras de acceso pueden ser un desafío cuando llevas una carriola. ¡No te desanimes! Ten presente que, donde pueda pasar una silla de ruedas, también puede pasar un carrito para bebés. Con el ‘ticket’ a la mano, busca la asistencia de un empleado.

publicidad

¿Y el portabebés? El “canguro” puede ser ciertamente útil, especialmente si viajarán en hora pico. No obstante, si estarán mucho tiempo fuera, tu espalda podría empezar a quejarse por el peso extra. Una buena estrategia es llevar esta mochila en el carrito, hasta el momento de abordar el transporte público elegido. En ese caso, opta siempre por ubicar a tu pequeño sobre tu pecho, sugiere Shelly Rivoli en el blog Travels with Baby. ¡Se sentirá más seguro!
El agarre correcto. No todos los transportes públicos cuentan con cintos de seguridad. En consecuencia, no podrás llevar el asiento del coche en el bus, tren o metro. ¿Cómo sujetar al bebé? Sostenlo firmemente en tu regazo, con tu espalda apoyada contra el asiento y ambos pies en el suelo, especifica el sitio Baby Center. Si es más grandecito y no quiere sentarse encima de ti, ponlo en un asiento y crúzale tu brazo, para contener su cuerpo en las frenadas.

Más ‘tips’. Estas claves adicionales de Stevens podrían ayudarte:

a) Lleva artículos para divertir al bebé, como ‘toys’ y libritos.

b) No lo lleves en transporte público si está cansado, hambriento o fastidioso.

c) Habla con tu pequeño y explícale lo que va sucediendo.

Qué llevar y qué sacar de la bolsa del bebé
publicidad
publicidad
La sexóloga Myriam Balbela dijo en la sección Tabú que esto se debe a que conocen mejor el cuerpo femenino. También dio algunos consejos para los hombres.
Donna Nazir, cofundadora de la entidad ubicada en Rancho Cucamonga, manifestó que planean prestar el servicio social a estudiantes de 25 instituciones. Lily Guzmán, voluntaria, dijo que este programa se dirige a niñas de bajos recursos o que han sufrido pérdidas.
Aparentemente, el terrible hecho ocurrió porque el conductor manejaba sin cuidado por una calle de East Elmhurst. Le presentaron cargos por fallo en ceder el paso a peatones y no tener las precauciones debidas al transitar por la ciudad.
Johana Suárez le cuenta en la sección 'Un minuto Contigo' cuáles productos naturales puede usar para aliviarlos.
publicidad