publicidad
Tener calma frente a los niños es fundamental para una buena educación.

Cómo mantener la calma frente a tus hijos

Cómo mantener la calma frente a tus hijos

¿Sientes que estás al límite de tu paciencia? Estas claves podrían ayudarte.

Tener calma frente a los niños es fundamental para una buena educación.
Tener calma frente a los niños es fundamental para una buena educación.


Texto: Cintia Saporito

publicidad


Ser mamá es una tarea a tiempo completo. Por ello, y aunque no querramos admitirlo, hay momentos en los que podríamos sentirnos superadas. No sería de extrañar entonces que termináramos alteradísimas, incluso frente a los niños. ¡Es momento de reencontrar nuestro eje! Apunta estos ‘tips’, y aprende a mantener la calma. 

Reconoce por qué pierdes la paciencia

Este debería ser el primer paso para mantener el control frente a tus hijos, explicó la Dra. Cheryl Wu, médica pediatra de Manhattan. Desde cansancio hasta la forma en que has sido criada, muchas son las causas que, como mamá, podrían estar impacientándote, y no sólo el comportamiento de tus hijos. Ellos, simplemente, ¡están siendo niños! 

Acepta que el momento correcto no siempre es ahora

Aunque los chicos consideran que todas sus experiencias son una urgencia, a menos que sea una situación de vida o muerte, pueden esperar. ¡Ellos también deberán aprender a ser pacientes!, explicó Thomas Gagliano, experto en crianza y relaciones. A continuación, otras claves del experto. 

Hazte tiempo para cuidar de ti

Exhausta y frustrada no podrás hacer lo mejor para tus hijos. Asegúrate de mimarte regularmente. ¿Qué tal una buena noche de sueño, algo de música tranquila o una caminata a solas? Cuanto mejor te sientas, más efectiva serás al atender las necesidades de tus seres queridos.  

publicidad

Finge que están viéndote

¿Cómo hablas a tus hijos en público? Así como contienes tu impaciencia delante de otros, usa el mismo tipo de discreción en casa. Si no les gritas en la calle, tampoco lo hagas puertas adentro. 

Pregúntate en qué ayudaría

Cuando estés por perder la calma con tu hijo piensa: "¿En qué mejoraría la situación gritarle?". Él no recibirá mejor el mensaje porque levantes la voz, ni lo ayudará a entender. Evalúa la situación y decide qué puedes hacer, con paciencia, para evitar que lo sucedido vuelva a ocurrir. Contar hasta 10 puede ser una estrategia para detenerte a pensar, sin reaccionar impulsivamente.

Haz una mini-meditación

Concéntrate sólo en tu respiración, enfocándote en el ascenso y descenso de tu pecho. Al inhalar piensa: "Estoy..." y, al exhalar, agrega: "...en paz". Repite hasta sentirte en calma. Hazlo unos minutos un par de veces al día, propuso la Dra. Kathy Gruver, especialista en estrés y medicina del cuerpo-mente. 

Si durante el ejercicio te interrumpe algún otro pensamiento, descártalo sin juzgarte y regresa a tu respiración. Sentirás cómo la calma irá sustituyendo el estrés. ¿Un secreto extra? ¡Podría ser útil para calmar también a tus hijos!, finalizó la experta.

Cuida a tu bebé con comodidad
publicidad
publicidad
Psicóloga lanza un libro en el que enseña cómo podemos guiar a las niñas y adolescentes a ser líderes a través del sentido del humor. Argelia pide a las mamás alentar las iniciativas de las menores y no limitarlas.
Comunidad
Autoridades locales informaron que a partir de este sábado y hasta el cuatro de noviembre se realizarán múltiples eventos y actividades con motivo del Día de muerto, a fin de preservar el patrimonio hispano en la ciudad.
Si quieres saber como quitar las manchas amarillas por el sudor en las camisas o blusas, aqui Lore nos cuenta en #EdicionDigitalDFW
Además de darnos trucos de moda, Régulo Caro nos mostró su faceta como productor y director de sus propios videos.
publicidad